METRÓPOLI

De no tener agua en la escuela se suman a proyecto para captación de lluvias

La escuela primaria Adolfo López Mateos en épocas de calor no tiene agua y la potable llegaba una vez a la semana

  • FERNANDA GARCÍA
  • 30/07/2021
  • 20:15 hrs
  • Escuchar
De no tener agua en la escuela se suman a proyecto para captación de lluvias
(Foto: Especial)

LERMA.-La escasez del agua es una problemática que avanza pero que por años se ha vivido en distintas comunidades, como en Santa Cruz Huitzizilapan, en el municipio mexiquense de Lerma. La escuela primaria Adolfo López Mateos ha sido testigo de ello, hasta el último día de clases presenciales, en marzo del 2020, los padres de familia debían llevar garrafones para cubrir las necesidades del cuerpo estudiantil, mientras que los directivos tenían que conseguir pipas.

Esta problemática se abordó con perspectiva sustentable y hoy esta escuela está dentro del programa La Casita del Agua, un proyecto de la Comisión del Agua del Estado de México (CAEM) en el que se echa mano de la captación pluvial para cubrir las necesidades del líquido a la escuela.

Aunque el proyecto se instaló en 33 planteles educativos, solo en esta primaria incluye un sistema de purificación de agua para que sea segura para el consumo humano.

“Antes de que tuviéramos esta infraestructura, los papás teníamos que traer garrafones y cubetas de agua para que se pudieran usar los baños. Vivimos en un pueblo, estamos acostumbrados a que sea así, a sacar el agua de los pozos”, comentó Araceli Santiago García, integrante el Comité del Agua de la escuela, creado a partir de la implementación de este proyecto.

 

LA INFRAESTRUCTURA

En esta primaria de Lerma, se cuenta con un arcotecho que se aprovechó para conducir el agua pluvial por canalones y una tubería que la deposita en un tanque de almacenamiento, luego se envía al cuarto de potabilización, donde pasa por varios procesos de cloración y desinfección, lo que le da una calidad apta para el consumo humano, ya que cumple con la Norma Oficial Mexicana Nom-127-SSA1-1994.

“En esta escuela en épocas de calor no tenemos agua, llegaba el agua potable una vez a la semana porque OPDAPAS Lerma, a través de oficios, nos mandaba pipas para que nos abasteciera las necesidades de la institución y ellos fueron los que nos comentaron de la convocatoria de La Casita del Agua, para poder aplicar teníamos que tener un arcotecho, una matrícula entre 300 y 500 alumnos, en este caso, esta escuela cuenta con 375, y un espacio para el área de juegos y otro para la purificadora”, comentó Ezequiel Martínez Flores, director de la primaria Adolfo López Mateos.

TODOS SUMARON

Con el apoyo de los padres de familia se logró con todos los requisitos, ya que no sólo se trata de una infraestructura para captar agua de lluvia y que ésta sea aprovechada, sino también de un programa de concientización sobre el cuidado del agua a través de un área de juegos que es un modelo a escala de los catadores pluviales.

“Para muchos niños abrir la llave es como que amaneces todos los días, pero uno que lo sufrió y que lo vivió, además de todos los problemas que tenemos del cambio climático, lo apreciamos mucho. Me gusta la idea porque es para que ellos aprendan a valorar, a cuidar, un claro ejemplo de que necesitamos hacer consciencia es el covid”, añadió Araceli.

SU AGUA, TAMBIÉN ES BEBIBLE

Al ser la única escuela con la purificadora que cuenta con varios sistemas de filtrado, se espera que se pueda asegurar que los alumnos puedan beber al menos un tiro de agua diario.

Se prevé que en esta temporada de lluvias se capten 212 mil litros de agua, de los cuales, 78 mil se podrían purificar para consumo humano y los 134 mil restantes serían utilizados en los baños, limpieza general y el riego de jardines.


(SAB)