METRÓPOLI

Cuestionan conocimientos de nueva comisionada para búsqueda de personas de CDMX

Colectivos y familias de personas desaparecidas les preocupa que la comisionada no pueda garantizar los derechos de las víctimas

  • MARCO ANTONIO MARTÍNEZ
  • 09/04/2021
  • 19:30 hrs
  • Escuchar
Cuestionan conocimientos de nueva comisionada para búsqueda de personas de CDMX
(Cuartoscuro/Archivo)

El Consejo Ciudadano de Búsqueda de Personas de la Ciudad de México, mandó una carta de extrañamiento a la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum y al secretario de Gobierno capitalino, Alfonso Suárez del Real, sobre la designación de la nueva Comisionada de Búsqueda de Personas, Lizzeth del Carmen Hernández Navarro.

En el escrito, con fecha 1 de abril, se menciona que la nueva comisionada, cuyo cargo fue hecho oficial el 1 de abril, carece de los conocimientos técnicos en materia de normativa nacional e internacional. Asimismo, tampoco cumplió con el requisito de ser postulada por familiares de desaparecidos o algún colectivo relacionado con la materia.

La Silla Rota buscó a dos de las 12 personas que integran el Consejo, entre quienes hay expertos en el tema, así como familiares o integrantes de colectivos que asesoran a afectados por la problemática. Reafirmaron su postura y además consideraron que el hecho de que Hernández Navarro provenga del DIF capitalino puede afectar su independencia, para un cargo tan importante con una encomienda tan delicada, como es la búsqueda de personas desaparecidas.

Hasta noviembre de 2020 había una cifra de 1 mil 008 personas desaparecidas en la capital. La comisión quedó descabezada el 15 de octubre pasado, cuando de manera misteriosa el entonces comisionado, Fernando Elizondo renunció.

Hernández Navarro viene de ser directora de la Procuraduría de Protección de Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes de la Ciudad de México; previamente, en Jalisco fue la Fiscal de Derechos Humanos de la Fiscalía General de Estado y también fue la directora de Asuntos Jurídicos de la Comisión Nacional de Búsqueda.

LOS CUESTIONAMIENTOS

Valentina Peralta Puga, coordinadora de la red Eslabones por los Derechos Humanos, colectivo surgido luego del asesinato del hijo del poeta Javier Sicilia, explicó la postura del Consejo, integrado entre otros por la defensora de derechos humanos, Elena Azaola, el investigador del Programa de Derechos Humanos Quienes Somos de la Universidad Iberoamericana, Jorge Ruiz Reyes, y la investigadora de Fundar, especializada en el mismo tema, Natalia Cordero.

"Los principales señalamientos son al proceso y a la falta de experiencia de ella", dijo a La Silla Rota.

Agregó que el Consejo fue invitado a participar en el proceso como observador y aunque no le hicieron preguntas de manera directa a la terna de candidatas, sugirieron algunas, para ver si sabían de ciertos temas y criterios, con el fin de ayudar a seleccionar a la nueva comisionada.

Además de Hernández Navarro, integraron la terna Mariana Morales Guerra, que era la encargada de despacho de la Comisión de Búsqueda capitalina y Rita Canto, candidatura ciudadana que fue impulsada por familiares de desaparecidos.

Después, ya que se celebraron las entrevistas se hicieron comentarios de vuelta. En el caso de Hernández Navarro, coincidieron en que no mostró conocimientos en la normativa nacional e internacional en temas de búsqueda de personas.


"Eso es esencial, en un asunto que tiene que ver con la justicia y la reparación. Debes saberlo. Es como si vas a defender a alguien y no sabes del sistema penal. La maestra Lizzeth no supo responder con contundencia temas que tienen que ver con la normativa, que es el marco de acción de las comisiones de búsqueda, que son una figura nueva que aún no tiene el respeto y conocimiento de los gobiernos, sobre todo los locales. Todavía las mismas personas en el gobierno están confundidas de cuál es la función de la Comisión de Búsqueda. Muchas veces nos han preguntado que para qué una Comisión de Búsqueda, si hay una Fiscalía de Desaparecidos. No han leído la ley y no conocen las diferencias", criticó.

CERCANA AL GOBIERNO CAPITALINO

Otro aspecto que fue cuestionado por los integrantes del Consejo y que Peralta Puga explicó es que la ahora comisionada ya trabajaba en el gobierno de Claudia Sheinbaum, como directora ejecutiva de la Procuraduría de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes del DIF capitalino, lo que podría restarle independencia.

A ello se suma que el proceso parecía un trámite dirigido para elegirla a ella.

"El proceso no tuvo la formalidad que se requería y eso nos hace pensar que ya estaba predeterminado el nombramiento y sólo se cumplió el requisito de un proceso, que de todos modos ya estaba palomeada una candidata. También lo pensamos porque ella ocupaba un cargo en el gobierno, ya era empleada de Sheinbaum, digamos que sólo cambió una pieza por otra.

"Entendemos que debe poner a una persona de su confianza, pero en un tema delicado como el de la desaparición y búsqueda de personas, se debe poner a los mejores. No importa si nos caen bien o mal, lo que importa es que tengan la capacidad individual, la capacitación, la preparación, la claridad y el conocimiento suficiente para hacer esta función", remarcó.

Incluso reconoció que la nueva comisionada tiene referencias de que le gusta trabajar, no estar sentada en su escritorio,  e incluso que ha hecho búsquedas, pero tampoco puede llegar a aprender a su nuevo puesto.

"Ahora dijeras es la comisión de Campeche con pocas personas desaparecidas, lo creo que llegue a aprender, pero es la titular de la Comisión de Búsqueda de la Ciudad de México, es la capital del país, donde la jefa de Gobierno fue postulada a la mejor alcaldesa y además tenemos los datos de que el Instituto de Ciencias Forenses está enviando desde hace más de 10 años a alrededor de 600 personas a la fosa común, entonces esas personas tienen a una familia y muchas seguramente los buscan en todos lados".

NO SERÁN COMPARSAS

Pese a ello, el Consejo decidió no impugnar el cargo y trabajar con la comisionada, dijo.

"No nos vamos a desgastar. Tenemos mucho trabajo por hacer, no podemos detenernos en que repitan el proceso. Algunas personas sí tenían esa postura, pero les dijimos que a quien pongan no va a dar resultado si atrás no tiene presupuesto, un plan de trabajo y acciones que se puedan monitorear. Que pongan a quien quieran, pero queremos resultados. No vamos a ser comparsas ni a soslayar las omisiones y acciones que impidan la búsqueda", advirtió.

Alertó que además hay señales de que el gobierno capitalino no se ha tomado en serio la búsqueda de personas. Una es que los integrantes del Consejo fueron nombrados en marzo del año pasado y tardaron 8 meses en ser ratificados. "Nos nombran y luego nos quitan al titular de la comisión", dijo en alusión a la extraña salida del anterior comisionado, Fernando Elizondo.

"El anterior renunció de una manera turbia, no tuvimos una explicación, no nos enteramos si lo despidieron o si se fue. Un día solo nos informaron que renunció. Eso nos dice que el gobierno no ha tomado con seriedad el fenómeno, si vas a despedirlo ya tienes a alguien para que lo supla. El peor tema que le puede suceder a una familia es que desaparezcan a uno de los suyos. Es peor que la muerte".

Otra alerta es que el gobierno capitalino quiere fusionar a la Comisión con la fiscalía, lo que no es conveniente, porque hay personas que no acuden a presentar la denuncia de desaparición de su familiar, por temor a las reacciones de quienes sospechan que son los autores y están ligados al crimen organizado. Pero la comisión sí puede iniciar búsquedas sin denuncias y donde está limitada es en las funciones ministeriales como son los cateos.

"Si el gobierno de la ciudad está pensando fusionar las actividades que la ley de manera clara hace diferentes, estamos jodidos".

DESAPARICIÓN PREOCUPA EN ALGUNAS ALCALDÍAS

Por su parte la investigadora de Fundar e integrante del Consejo Ciudadano, Natalia Pérez Cordero, coincidió en que, con base a las entrevistas, Hernández Navarro fue la menos afortunada en cuanto a conocimientos normativos en materia de desaparición forzada.

"Sus respuestas no profundizaban en la normativa que en su calidad de ahora comisionada tendría que conocer para garantizar los derechos a las víctimas. Sí nos sorprende que quien no dio las respuestas más favorables haya sido seleccionada. Sabemos que tiene trayectoria, que sí ha estado trabajando y estuvo en la Comisión Nacional de Búsqueda cuando estuvo el primer comisionado, ha tenido trabajo en Jalisco y sabemos que hay familias de colectivos que no han estado muy de acuerdo con su trabajo.

"Es importante decir que la ley establece que una vez que se designe a la persona, se debe decir quién es la persona designada y justificar por qué fundada y motivadamente se escogió. Hoy en día sabemos que se le designó, pero no sabemos cuáles fueron las razones para hacerlo, considerando que hubo otras entrevistadas que demostraron tener mayor conocimiento. No sabemos el puntaje de las calificaciones".

Otro cuestionamiento es que no se abrió la discusión a familias y a colectivos al momento de las entrevistas y eso limitó que más personas dieran su opinión.

Por eso les preocupa que si Hernández Navarro es la que encabezará la agenda de búsqueda, en la medida que desconozca los principios y todas las posibilidades que ella misma tiene de accionar y garantizar los derechos de las víctimas, se complique el tema.

Explicó que el tema de la desaparición está invisibilizado en la Ciudad de México, incluso por las autoridades. Es una problemática que se presenta en alcaldías muy localizadas, pero además la capital está entre las entidades con mayor número de casos de desapariciones.

"Es un problema y en algunas alcaldías tienen reportadas desapariciones sobre todo de mujeres, jóvenes, entonces sí es una problemática que es uno de los pendientes de la nueva comisionada, como visibilizar la agenda, que haya un reconocimiento de las instituciones, si no lo hay ni tampoco la aceptación del problema, es muy difícil que se pueda actuar.

Cordero dijo que Iztapalapa hay 210 casos de desapariciones, en Cuauhtémoc 147 y en Gustavo A. Madero 137.

"El primer paso es decir hay un problema y arrancar con un diagnóstico. Los primeros comisionados, Elizondo y después Mariana Morales como encargada de despacho sí realizaron el registro de las desapariciones, ahora es importante hacer un diagnóstico que nos permita entender las causas de la desaparición", concluyó.


(Sharira Abundez)