METRÓPOLI

Combatir inseguridad y violencia de género, prioritario en Contreras: Ortiz Couturier

La alcaldesa más joven en la CDMX busca para la demarcación una mayor cohesión social y reforzar una cultura de la paz

  • MARCO ANTONIO MARTÍNEZ
  • 12/11/2018
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Combatir inseguridad y violencia de género, prioritario en Contreras: Ortiz Couturier
A poco más de un mes de haber asumido el cargo, Ortiz Couturier es la alcaldesa más joven de la capital. (Especial)

El Río Magdalena, el único río aún vivo de la Ciudad de México, aún puede ser rescatado. Patricia Ortiz Couturier, alcaldesa de Magdalena Contreras, demarcación donde se encuentra el afluente, ya ordenó la realización de estudios a instituciones de reconocido prestigio como la Universidad Nacional Autónoma de México, para saber cómo se puede rescatar.

Asimismo, la administración ha comenzado una etapa de concientización entre la población, para que ya no avienten basura en el río. Sin embargo, Ortiz Couturier dijo a La Silla Rota que el rescate no será posible sin la ayuda del gobierno central y federal.

Estamos viendo el tema de los estudios con gente de la UNAM, de la UAM, con el Politécnico, lo hemos hablado con la doctora (Claudia Sheinbaum, jefa de gobierno electa), buscar toda la coordinación con el Gobierno central y vamos a buscar el tema con el federal”.

A poco más de un mes de haber asumido el cargo, Ortiz Couturier, quien milita en Morena y es además la alcaldesa más joven de la capital, habló sobre los retos que implica gobernar una demarcación semirrural, uno de los cuales es evitar que crezca aún más la mancha urbana, lo que haría daño no solo a la demarcación, sino también a la ciudad, de la cual la Magdalena Contreras es un pulmón.

Así queda pintada la Ciudad de México por alcaldías

En entrevista con La Silla Rota refirió que otro reto para la demarcación es la creciente inseguridad, que azota sus calles, como además ocurre también en la capital. Los robos han aumentado, así como las violaciones y feminicidios. La alcaldesa afirmó que ya trabaja en una mayor vigilancia para combatirlos.

Sobre el reto de ser la más joven, consideró que es muy grande, porque por su edad y además por su condición de mujer no se les mide con la misma vara. Sin embargo, Ortiz Couturier -que pese a sus 30 años puede presumir de haber participado en la redacción de la primera Constitución de la Ciudad de México- expresó que va por el relevo generacional y demostrar que se puede gobernar de una manera distinta, con la participación de la ciudadanía.

COMPROMISO Y RESPONSABILIDAD

- ¿Qué representa para usted gobernar la Magdalena Contreras?

-Implica mucho compromiso y responsabilidad. Respecto al lugar, que Magdalena Contreras es semirrural en algunas de las zonas y asumir la responsabilidad de empezar a hablar de la ruralización de esta zona. Al final se tiene que empezar a trabajar con núcleos agrarios para evitar que la mancha urbana siga creciendo porque eso al final no solo le hace daño a la demarcación sino a toda la ciudad.

- ¿Cómo encontró la administración que le dejó el exjefe delegacional, Fernando Mercado?

-Con un poco de todo, encontramos algunas cosas que se observaron, pero cómo la encontramos es un tema del mandato que recibió la delegación. No de la última administración sino de muchos años, de estas formas de gobierno con poca claridad, de mucho maltrato en donde hay estas formas de hacer política que hicieron muchísimo daño a la gente, a la propia administración. No digo que haya una varita mágica pero si hay el tiempo, las pláticas y las reuniones, el tema del proyecto sería lo que debe generar un cambio. No necesariamente en el tema administrativo, sino en la fórmula que se percibe a tu gobierno más cercano que son las alcaldías.

- La demarcación vive una transformación por ser alcaldía, ¿cuáles son los principales retos y desafíos?

- Tenemos muchos, al final parte del reto que tenemos es que un problema es derivado de otro y se tiene que trabajar de manera integral el tema del espacio público. A lo largo de la recuperación del espacio público hay temas de movilidad, seguridad, desarrollo social y participación ciudadana, es decir de la reconstrucción de un espacio público, de que la gente se lo apropie. Quiero hacer una cosa que se llama Mapa de diálogo, la gente va a ocupar los espacios, eso te ahorra temas en movilidad.

Pensando que la Magdalena Contreras está muy lejos de los museos y actividades culturales, entonces hay que tratar de atenderlo (la demanda cultural) de manera interna. Tenemos un reto con la seguridad y eso implica el trabajo al interior de cohesión, de dialogo y cultura de la paz.

No solo es de policías que ya hemos estado trabajando o de cámaras, sino de oportunidades. Ahí tenemos la fortuna de contar dentro de un mes con el gobierno central (cuando asuma Sheinbaum, que también es de Morena) y con el gobierno federal (con Andrés Manuel López Obrador). Al final parte del problema que tenemos en Contreras es el del derecho a la ciudad. Pensemos que (del centro de la demarcación) en dirección a Periférico te puedes aventar una hora, de las zonas más altas puedes hacer dos horas, entonces la recuperación al interior va a ser muy importante.

“Se tiene que trabajar también muchísimo para tener un proceso de desarrollo económico con los núcleos agrarios, ya lo estuvimos platicando. Hay zonas como San Nicolás Totolapan donde podemos llegar a fortalecer la figura de hasta 400 hectáreas y eso va a permitir que al interior de la demarcación generemos empleo y desarrollo”.

¿Qué pasará con el logo de la CDMX?

- ¿Cuáles son las metas que se ha planteado para sus primeros 100 días?

- Necesitamos hacer varias asambleas en las diferentes colonias por el tema de seguridad y de participación ciudadana. Estamos trabajando mucho con obras en un tema de alumbrado, así como de transparentar y saber bien los procesos con la gente en las convocatorias en temas de desarrollo social, para establecer un buen vínculo de comunicación, y sobrevivir estos primeros 100 días. Vamos a enfocarnos mucho en el tema de obras y de seguridad.

- ¿Qué harán en materia de obras?

- Bacheo y alumbrado, hay un tema importantísimo, las fugas de agua, que estamos atendiendo. Se van a tener que hacer dos obras importantes que no significa gran cosa pero hay un problema fuerte de agua, entonces tienes un problema de agua y luego un chorro de fugas, hablando de esta contingencia (del reciente megacorte de agua). Tuvimos 28 colonias afectadas. Afortunadamente pudimos trabajar con 15 días de anticipación. Trazamos varias fases. La verdad se contuvo bastante bien por un tema de información y comunicación con los vecinos

- Sobre el río Magdalena, ¿cuál es el estado del río, hubo rescate, como lo encuentra?

- Se han hecho varios intentos. Me parecería irresponsable hablar que el tema del rescate del Río Magdalena es un tema de voluntades nuestras, cuando sabemos que no se puede y fui muy clara en la campaña con ese tema. Se requiere un tema de estudios y de coordinación con los gobierno central y federal. Al final es el último río vivo de la Ciudad de México y sí debemos entrar al rescate, del tratamiento y a la par que vamos a empezar acá con las campañas de concientización. No vamos a hablar de un rescate sin que la gente asuma que vive alrededor de un río y que no puede seguir contaminando nuestras áreas naturales.

- ¿Buscan un fondo económico?

- Es exacto, y trabajo con la comunidad, algo que debe ir a la par.

- Ha aumentado la inseguridad en la demarcación, ¿cuál es su propuesta para atender el tema?

- Tuvimos una reunión con el jefe de gobierno (José Ramón Amieva) y su gabinete, después con el secretario de Seguridad (Raymundo Collins) y se ha buscado ampliar el tema de la policía auxiliar. Nos entregó un tema de policías y patrullas porque nosotros no lo veíamos. Ya se están haciendo todas las peticiones, se está coordinando con lo que hay aquí en la alcaldía, pero necesitamos mucho apoyo de personal.

Hay un tema también de seguridad ciudadana, en ese nos vamos a meter en las asambleas en diferentes colonias. Acá ha pasado mucho, que los vecinos llevan años organizándose, entre que vigilan, monitorean y tiene que ser un trabajo conjunto con nosotros y con el cambio de administración recibir los apoyos”.

- ¿Cuáles son los principales problemas de seguridad?

- Robo a casa habitación, robo a vehículo, en transporte público. Hemos tenido muchas denuncias en las paradas de los autobuses y ya se ha estado trabajando con operativos. Vamos a sacar dos programas de seguridad, uno es de Camino Seguro a las escuelas, salen muy temprano (parte de la población) y es un tema de reportes de violación e incluso de feminicidios. Hay muchas colonias, la propia geografía de la demarcación es complicada. Sales de noche y tenemos muchos reportes de robo y en las paradas de los camiones. Ya hay un operativo de policías y necesitamos reforzarlo. Este mes volvemos a reunirnos con el secretario de seguridad para tener más personal.

Estas son las colonias más peligrosas de la CDMX

- ¿Qué le significa ser la más joven?

- Ha sido mucha responsabilidad, no es un reto menor. Al final por un tema de género y de edad no se nos mide con la misma vara. Al contrario, asumir el reto generacional, esto de decir que sí nos podemos hacer cargo, de tener la capacidad de gobernar y hacer un planteamiento en formas de hacer política. No ha sido sencillo, sí hay un tema de machismo importante, no solo en la demarcación sino en el medio político, además por un tema de formación, tablas, amor a lo que estamos haciendo y la responsabilidad que hemos asumido frente al reto que implica gobernar

- ¿Cómo se ha sentido en estos primeros 40 días?

- Bien, trabajando muchísimo. Nos dijeron que vamos a tronar rápido pero hay que atender muchas cosas, muchísimas áreas, muchos temas que debemos atender y nosotros asumimos el compromiso que no podemos descansar hasta ver resultados, mejoría. Y también hay mucha gente que tiene expectativas de que se hagan las cosas bien y tienen toda la razón de exigirlo. Pedimos que nos ayude, que la gente nos informe, que participe, que se cambien estos modos de mucha violencia, confrontación y mentira.

Contreras es al final una demarcación con cuatro pueblos originarios y que estamos un poco lejos de las actividades centrales de la Ciudad de México, pero eso no nos excluye, somos parte y tenemos derecho a la ciudad. Esta forma que se nos ha llamado delegación y ahora demarcación-dormitorio implica cambiar muchas cosas, asumiendo que no lo somos, asumiendo que hay muchos retos por delante. Cuando te dicen qué hay modos que no van a cambiar y de que así es la política, es para mostrar que eso no es cierto”, concluyó.