METRÓPOLI

Claves sobre el freno inmobiliario de Sheinbaum que provoca una crisis en la CDMX

La medida implementada en la capital tendrá consecuencias en la política económica federal: se reflejaría negativamente en las tasas de crecimiento y empleo, advierte Raymundo Riva Palacio

  • REDACCIÓN
  • 16/05/2019
  • 15:36 hrs
  • Escuchar
Claves sobre el freno inmobiliario de Sheinbaum que provoca una crisis en la CDMX
Sheinbaum informó de irregularidades en 48 de los 174 polígonos de atención autorizados en la ciudad. (Cuartoscuro)

El freno que el gobierno capitalino de Claudia Sheinbaum ha impuesto a la construcción en la Ciudad de México, ha provocado una crisis en el sector inmobiliario, afectando así tanto a desarrolladores como al capital humano y la economía de la CDMX (equivalente al 18% de los ingresos nacionales); acorde con lo expuesto por Raymundo Riva Palacio

El columnista detalla que la política implementada por la jefa de gobierno tendrá consecuencias en la política económica federal, pues provocaría una desaceleración que se reflejará de manera negativa en las tasas de crecimiento y empleo. Un ejemplo de ello son los 6 mil albañiles que se reportan sin empleo en el corredor inmobiliario de Cuajimalpa.

TE PUEDE INTERESAR: Los 6 focos rojos de la economía en el gobierno de AMLO

En adición, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), señala una reducción de la población ocupada dentro del sector de la construcción durante el primer trimestre de este 2019, que asciende a 99 mil 622. Entre los tres niveles de actividades económicas (construcción pertenece al secundario), el total registrado en el país es de un millón 275 mil 350 personas.

EL POR QUÉ

El freno, encontraría su razón en que Sheinbaum cree que la administración de Miguel Ángel Mancera permitió que hubiera corrupción en el sector, al “autorizar obras sin fundamento legal con base en los programas de desarrollo urbano”.  A lo que se suma su convicción de que la Ciudad de México ya tiene demasiados desarrollos inmobiliarios. Como lo expresó días antes de su informe a los 100 días de su gobierno.

Entonces, dijo que se encontraron “graves” irregularidades en 48 de los 174 polígonos de atención autorizados en la ciudad, a raíz de la atención de reportes ciudadanos sobre ciertas anomalías. Por lo que se habían suspendido 17 obras; un mes antes se habían cancelado 12 construcciones.

EL CÓMO

“Pero la forma como maneja los números y emplea los argumentos ha sido inconstante y, en algunos casos, de manera muy preliminar”, escribe.

Sobre los reportes de la ciudadanía –apunta Riva Palacio- Sheinbaum habló de irregularidades en todos los polígonos; mientras que para el febrero los resultados indicaban anomalías en el 25% de ellos. Las obras donde no se reanudaron las obras fueron en las alcaldías de Cuauhtémoc, Álvaro Obregón, Coyoacán y Benito Juárez.

Entre las acciones que el actual gobierno de la CDMX argumenta la existencia de corrupción, es que se permitió una mayor cantidad de niveles de construcción, así como la ampliación de la superficie de desplante y la relocalización de usos entre las demarcaciones.

TE RECOMENDAMOS: Las crisis que negó Claudia Sheinbaum y después admitió

MAYORÍA DE MORENA EN ALCALDÍAS

Un factor que acentúa dicha crisis inmobiliaria en la CDMX es la mayoría con la que cuenta el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) en las alcaldías capitalinas, en donde se han negado distintos permisos de construcción.

“Aquellos síntomas se volvieron una enfermedad, y el sector privado –aún quienes no están dentro de la industria–, están sonando las alarmas en el Gobierno federal. No tuvieron interlocución en el Gobierno de la Ciudad de México, por lo que el problema le llegó a López Obrador, expone Raymundo Riva Palacio en relación a la reciente reunión de AMLO con los desarrolladores inmobiliarios Abraham y Elías Cababie.

Y agrega: “No hay una claridad aún sobre qué decisión tomará el Presidente, ni qué tanto ha sido convencido que tiene que actuar para reactivar al sector inmobiliario y de la construcción, que va en beneficio no sólo de estos y de trabajadores, sino de su propia política económica y laboral”.

CONSECUENCIAS

De acuerdo con datos del Centro de Estudios Económicos del Sector de la Construcción, la actividad productiva de la industria “permaneció prácticamente estancada”, respecto a 2018 tan sólo se apuntó un crecimiento del 0.1% en los dos primeros meses del presente año.

En cuanto a la estimación de ventas, se prevé una relentización derivada del cambio de gobierno federal que va del 15 al 20%. La curva de aprendizaje para que se normalice la actividad es de seis meses, según Eugenio Towle, socio de la consultoría inmobiliaria Softec. “En esta ocasión, sin embargo, eso no sucedió y todo se congeló”, puntualiza el columnista.

A consecuencia, el empleo es uno de los sectores más afectados. Otro ejemplo de ello son los cerca de 300 afiliados al Colegio de Arquitectos de la Ciudad de México que se han reportado sin empleo durante el primer trimestre, acorde con Susana Miranda, presidenta del Colegio.

djh