METRÓPOLI

CDMX, sin prevención ni aprovechamiento del agua: experta

Aseguró que la falta de agua en la capital también es de gestión, ya que no ha habido planes de prevención y reúso de agua ante la sequía

  • MARCO ANTONIO MARTÍNEZ
  • 26/04/2021
  • 19:50 hrs
  • Escuchar
CDMX, sin prevención ni aprovechamiento del agua: experta
Sequía en CDMX (Cuartoscuro/Archivo)

La Ciudad de México vive una crisis hídrica por el bajo nivel de almacenamiento de agua en las presas del sistema Cutzamala y por la sequía que azota al 73 por ciento del país.

Pero más que las condiciones hidrometeorológicas, el problema de la falta de agua en la capital también es de gestión, ya que no ha habido planes de prevención y reúso de agua ante la sequía, ni tampoco una recolección en época de lluvias.

Así lo sostiene a La Silla Rota Karla Rivera, integrante de la organización Centro de Información del Agua, agua.org.mx, que difunde información sobre la temática.

“Vivimos en una zona de muchísimas lluvias, hemos sufrido inundaciones, entonces es para que tuviéramos un gran avance en captación de agua de lluvia y uno de los inconvenientes es que no tenemos esta cultura, falta la circularidad de agua entre los ciudadanos. Si supiéramos cómo utilizar de manera integral las aguas no sólo las de lluvias, sino de la regadera y jabonosa, sería más accesible; falta avanzar en la cultura del agua de la población”, explica la también experta en biología acuática.

Entrevistada por La Silla Rota, afirmó que un dato que preocupa son las fugas, ya que de esa forma se pierde por lo menos una cuarta parte del agua, mientras que en la capital hay 38 mil viviendas y 148 mil personas que viven con alta precariedad hídrica, al no tener agua entubada.

Agregó que las principales alcaldías con alta precariedad hídrica son principalmente Tlalpan, Tláhuac, Iztapalapa, Cuajimalpa, Álvaro Obregón, Xochimilco y Magdalena Contreras; cinco de estas alcaldías reciben agua del Cutzamala. Sólo Tláhuac y Xochimilco no lo hacen.

En cuanto a colonias las que tienen mayor número de población con precariedad hídrica son San Gregorio Atlapulco y Plan de Ayala, de Xochimilco; San Miguel Topilejo y San Miguel Ajusco, de Tlalpan; Morelos y la Conchita de Tláhuac; San Salvador Cuauhtenco y San Bartolomé Xicomulco, de Milpa Alta.

Además, San Nicolás Totolapa de Magdalena Contreras; la unidad habitacional cabeza de Juárez y el parque nacional Cerro de la Estrella, en Iztapalapa; Tlaltexco y Granjas Modernas en Gustavo A. Madero; Desierto de los Leones y San Pablo Chimalpa, de Cuajimalpa y Santa Rosa Xochiac y Rancho San Francisco, de Álvaro Obregón.

Agrega que además para compensar la crisis del agua por el desnivel de las presas del Sistema Cutzamala, no se pueden usar los pozos porque están sobreexplotados, ya que para abastecer de agua a la ciudad de México se extrae agua del valle de México 53 metros cúbicos por segundo de agua, más del doble de su recarga natural, que se estima en 23 metros cúbicos, con múltiples efectos, entre hundimientos, fugas, afectaciones a la red de agua, daños a edificios, a infraestructura pública y privada y una mayor vulnerabilidad a los sismos.

DEBAJO DE LA MEDIA HISTÓRICA

-El sistema Cutzamala está en su nivel más bajo registrado en la historia. ¿Cómo afecta esto a la Ciudad de México?

-Las fuentes de agua de la ciudad para dimensionar el reto que implica, están en su nivel más bajo. De las fuentes internas, 54 por ciento proviene del acuífero del valle de México, y 3 por ciento de las aguas superficiales. Y por otro lado se encuentran las fuentes externas, 42 por ciento del sistema Lerma-Cutzamala, con una mayor parte del último. Esta sequía que se extiende a lo largo del territorio nacional ha provocado que, de las 210 presas más importantes de México, más de la mitad están por debajo del 50 por ciento.

“De acuerdo con datos de la Comisión Nacional del Agua el caudal del Cutzamala se encuentra en 354 millones de metros cúbicos menos de agua, 32 por ciento por debajo de la media histórica entre 1996 y el 2020. Eso ha afectado a la capital del país, millones de personas hemos sufrido de menor suministro de agua lo cual en situación de pandemia se agrava. Este efecto de falta de agua no es solo para actividades básicas y actividades productivas como agricultura, sino también involucra efectos de salud como es la falta de agua para actividades de higiene diaria”.

-Al estar el Cutzamala en su nivel más bajo, ¿se corre el riesgo de descompensar aún más los pozos, que ya de por si están sobreexplotados?

-Para abastecer de agua a la ciudad se extraen 53 metros cúbicos por segundo del Valle de México, más del doble de su recarga natural, que se estima en 23 metros cúbicos. Ello trae múltiples efectos, entre hundimientos, fugas, afectaciones a la red de agua, daños a edificios, a la infraestructura pública y privada y una mayor vulnerabilidad a los sismos. Esta pregunta sería efectiva si las estrategias para afrontar la falta de agua se encaminaran a este aumento en explotación de pozos, pero esto llevaría a agravar más estos problemas de hundimientos y afectaciones a la red, por lo que no es una opción para este problema de sequía y falta de agua, más que ayudar perjudicaríamos a largo plazo y afectamos a la ciudad.

REUSO AYUDARÁ A DISMINUIR DEPENDENCIA

-¿Que retos tiene la Ciudad de México para garantizar el abasto de agua en las 16 alcaldías?

-Uno es este de la sobreexplotación de las fuentes internas. Algunos estudios plantean que esta situación se debe a prácticas ineficientes e insostenibles de aprovechamiento de agua, prevalece este modelo lineal de uso y desecho y hace falta cambiarlo por uno de circularidad, contemplando estos elementos del ciclo hidrológico mediante la captación de agua de lluvia y reúso, todo contemplando y previniendo ciclos de sequía prolongada que es uno de los temas de actualidad. Eso podría ayudar a disminuir en cierta medida la dependencia a fuentes externas y promover que el agua llegue a todos los usuarios de las alcaldías de la ciudad.

-¿Qué tan grave es que por fugas se desperdicia 40 por ciento de agua?

-Otro de los factores que se hace mención es de estos efectos de la sobreexplotación de los acuíferos que causa los hundimientos y esto a su vez afectaciones a la red de agua potable.

-¿Qué tan grave es la situación?

-Es un problema no solo en cuanto al clima sino preponderantemente social y de gestión hídrica lo que hace falta para un uso eficiente del agua y distribución equitativa. Hablamos de 16 alcaldías y si contamos a la zona metropolitana sumamos población de más de 20 millones, entonces sería justo dar prioridad al abastecimiento para la población de una manera equitativa.



(SAB)