METRÓPOLI

"Calcetitas Rojas", feminicidio que sigue en el olvido

Policías municipales que encontraron el cuerpo de la niña tirado en el camellón de avenida Bordo de Xochiaca en la colonia El Sol

  • NORMA GARCÍA
  • 22/11/2017
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Calcetitas Rojas, feminicidio que sigue en el olvido
"Calcetitas Rojas", feminicidio que sigue en el olvido. Foto Especial

ESTADO DE MÉXICO (La Silla Rota).- El 18 de marzo pasado fue encontrado el cuerpo semidesnudo de una niña de entre 3 y 5 años en Ciudad Nezahualcóyotl, violentada física y sexualmente, fue llamada por activistas “Calcetitas Rojas” para ubicarla de algún modo, pues desde entonces, nadie la ha reclamado.

Policías municipales que encontraron el cuerpo de la niña tirado en el camellón de avenida Bordo de Xochiaca a la altura de la calle Virgen del Camino, colonia El Sol, frente a una base de autobuses y combis, emitieron una ficha en la que detallan el hallazgo.

“En posición decúbito dorsal (boca arriba), semidesnuda, apreciando a simple vista equimosis (lesiones) en diferentes partes del cuerpo, ser de 3 a 5 años de edad aproximadamente, 95 centímetros de estatura, complexión delgada, tez morena clara, cabello castaño oscuro lacio corto, frente mediana, labios medianos (…) siendo las causas reales de la muerte a determinar por la necropsia”.

El documento detalla la vestimenta: sudadera color verde agua, playera color lila con una imagen de un hada de Disney, y calcetas rojas. Al lado del cadáver: botitas negras de tela, un pantalón tipo pants blanco, una cobija y un calzón blanco con amarillo.

Te recomendamos: Feminicidios Edomex : más casos, poco personal 

Desde entonces, la activista conocida como Frida Guerrera, dedicada a visibilizar los casos de feminicidios en el país, buscó la identidad de la pequeña que aparentemente fue violada antes de ser asesinada a golpes, pero las autoridades del Estado de México se mostraron omisas y renuentes, incluso intentaron negar la existencia del caso, aunque previamente la Alcaldía de Nezahualcóyotl lo había confirmado.

Según las pocas fotografías tomadas durante el levantamiento, la cara de la menor estaba llena de tierra, su vagina visiblemente lastimada, tenía cicatrices en una ingle y en la cadera, tenía innumerables golpes y mordidas en el costado derecho, desde la axila a la rodilla, moretones en sus ojos que quedaron semiabiertos, su boca hinchada y con sangre.

Su pequeña cabeza fue colocada sobre una cobija con imágenes de ositos, como las que se usan para bebés.

Pero hoy, 8 meses después del atroz feminicidio, la menor de no más de 5 años de edad, brutalmente asesinada no ha sido reclamada por nadie, en teoría nadie la busca, pero tampoco la autoridad ha emitido una ficha de localización para dar con su identidad, o con familiares.

Con los datos obtenidos y con apoyo de la sociedad civil como la retratista forense Rosa Alejandra Arce O., activistas lograron hacer un retrato hablado de la niña, y el 28 de octubre pasado colocaron una manta con la supuesta imagen de su cara frente al Palacio Municipal de Nezahualcóyotl en una pequeña ofrenda.

Dos días después, la Fiscalía de Justicia mexiquense (FGJEM) informó el cuerpo de la niña no fue arrojado a la fosa común, sino sepultado en una tumba privada en el panteón Parque Memorial ubicado en Naucalpan, ello a petición del personal de la propia Fiscalía, supuestamente conmovido por el caso.

“Calcetitas rojas” también ha sido llamada “Yolloxochitzin”, que en náhuatl significa flor del corazón.

Activistas acusan que la Fiscalía se niega a admitir que se trata de un feminicidio, y a dar a conocer fotografías del rostro de la menor, lo que imposibilita la localización a sus familiares.

“No, no soy nadie, no tengo una ONG famosa e importante, solo soy una comunicadora siendo voz del feminicidio en todo el país, tampoco soy la solución al tema, ni la más vista o leída en todo México, solo somos nosotros, el colaborador y yo adoptando a una niña asesinada no solo por uno o más sujetos, asesinada por la indiferencia gubernamental al negarle el derecho a dar con su identidad , asesinada durante meses por decenas de personas que ignoraban el llamado asesinada por la ceguera social de los grandes líderes de opinión y/o medios que sí se leen”, relató Frida Guerrera.

Para apoyar con la búsqueda del paradero de la niña, el padre Alejandro Solalinde Guerra, defensor de los derechos de los migrantes, realizó un video en el que pide a la Fiscalía de Justicia estatal respuestas e información respecto a su investigación del caso.

“Yo quiero exigir a las autoridades del Estado de México que nos den respuesta si es que tienen la investigación, que nos den respuesta de lo que han investigado acerca de esta pequeña para dar con su identidad, la niña es de todas y de todos, podría ser migrante, indígena o una niña robada que están buscando, su nombre “calcetitas rojas” hasta dar con su familia, ayúdanos a dilucidar este caso, queremos que esta niña encuentre a su familia y se haga justicia”, exigió el Coordinador de la Pastoral de Movilidad Humana Pacífico Sur del Episcopado Mexicano.

Incluso la plataforma change.org han pedido firmar una iniciativa para identificar a la pequeña, hasta este martes van mil 70 firmas, a partir de las 30 mil, la plataforma comenzará a presionar a las autoridades correspondientes.

La FGJEM se limitó a responder a La Silla Rota que sí hay una investigación al respecto, y que está avanzando.


kach