METRÓPOLI

Cae sospechoso de disolver en ácido a abogado porque lo timó

Tras más de dos años de búsqueda, uno de los asesinos del litigante fue detenido este miércoles por agentes de la Procuraduría capitalina

  • ANTONIO NIETO
  • 14/12/2018
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Cae sospechoso de disolver en ácido a abogado porque lo timó
El sospechoso del crimen detenido este miércoles (Foto: Antonio Nieto)

CIUDAD DE MÉXICO (La Silla Rota).- Cada tres días, obreros tenían que darle vueltas al contenido líquido que había en un tambo.

Dentro de la bodega había botes con químicos y un hedor penetrante que dificultaba la tarea, según relataron los trabajadores ante el Ministerio Público.

Consta en el expediente 004/0069/2016-OA, que quien dio la orden aseguró que era impermeabilizante, pero en realidad era el cuerpo del abogado Ricardo Reyes, reportado como desaparecido el 20 de julio de 2016.

Tras más de dos años de búsqueda, uno de los asesinos del litigante fue detenido este miércoles por agentes de la Procuraduría capitalina (PGJCDMX).


Una deuda, dos engaños


El litigante Ricardo Reyes fue contratado por dos hombres para cobrar una deuda.

Reyes ignoraba que los individuos eran presuntos miembros de la Unión Tepito y cuando logró recuperar su dinero, aparentemente se quedó con una parte sin avisarles.

Cobró sus honorarios, pero los criminales recibieron la orden de matarlo.

De acuerdo con las investigaciones de la PGJ, lo citaron en una residencia ubicada en la calle Nube, Jardines del Pedregal, alcaldía de Álvaro Obregón. Allí lo sometieron y golpearon hasta asesinarlo.

Su cuerpo fue llevado a otro inmueble en la misma colonia, donde fue depositado en un tambo. Allí le vertieron ácido pero los restos no lograron desintegrarse del todo.

Por eso fue abandonado, con todo y tambo, en el Club Hípico del Pedregal.

Policías adscritos a la Fuerza Antisecuestros (FAS) recibieron un pitazo: la víctima tenía relaciones con integrantes de la Unión.

Localizaron a un testigo que les informó sobre varios obreros que remozaban una residencia en el Pedregal, los cuales tenían que darle vueltas al contenido de un tambo que “parecía carnitas”.

Así dieron con el sitio donde se pretendió desaparecer el cuerpo del litigante.

Este miércoles, mediante una orden de aprehensión, fue detenido José A., de 29 años de edad y quien fue una de las personas que contrataron al afectado para cobrar la deuda.

Fue internado ya en el Reclusorio Norte, acusado de homicidio doloso.

El sospechoso externó que el abogado se quedó con cerca de 500 mil pesos.




lrc