METRÓPOLI

Cae 90% construcción de vivienda en el Edomex

De 2018 a 2020 solo se han edificado 19 mil 194 nuevos hogares, de los cuales solo tres mil 024 fueron autorizados en lo que va de este año

  • ISAAC RAMÍREZ
  • 27/07/2020
  • 17:04 hrs
  • Escuchar
Cae 90% construcción de vivienda en el Edomex
La crisis sanitaria del covid-19 establece la mejor oportunidad para apostarle al desarrollo de la vivienda, aseguraron (Foto: Cuartoscuro)

TLALNEPANTLA.- En los últimos 10 años, la construcción de viviendas disminuyó 91.16 por ciento en el Estado de México, aunque esta caída se profundizó a partir del verano de 2018, cuando el mercado inmobiliario entró en una desaceleración de hasta 45 por ciento a nivel nacional, provocando una pérdida de 700 mil empleos formales, de los cuales 350 mil solo ocurrieron durante la contingencia sanitaria del covid-19.

La presidenta del Consejo Coordinador Empresarial del Estado de México (CCEM), Laura González Hernández, informó que, tan solo en el periodo de 2006 a 20011 se construyeron 384 mil viviendas, pero entre los años 2012 a 2017 esta cifra descendió a solo 136 mil, y de 2018 a 2020 solo se han edificado 19 mil 194 nuevos hogares, de los cuales solo tres mil 024 fueron autorizados en lo que va de este año.

Explicó que esto representa apenas el 10 por ciento de las cerca de 30 mil viviendas que el sector inmobiliario tendría que construir anualmente con una derrama aproximada de 20 mil millones de pesos y lo que ya genera un déficit de vivienda, pues la oferta actual solo es de cuatro mil 338 inmuebles en el territorio mexiquense.

"Hoy enfrentamos la peor caída de los años recientes y, de continuar la desaceleración del sector, se promoverá la irregularidad en la vivienda y se frenará el crecimiento de la mayoría de las ramas industriales, pues por cada vivienda que se deja de construir, se pierden al menos tres empleos formales, por lo que es necesario que se agilice la construcción de conjuntos urbanos y el exceso de trámites, además de que debe haber una mayor coordinación entre las dependencias gubernamentales", apuntó.

Problema nacional

El presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda (Canadevi), Gonzalo Méndez Dávalos, indicó que la crisis sanitaria del covid-19 establece la mejor oportunidad para apostarle al desarollo de la vivienda, pues ésta representa el lugar óptimo y más seguro para la contención de la pandemia, además de que es un detonador de la economía local, regional y nacional.

Explicó que el inmobiliario es el tercer sector más importante de la economía mexicana, solo por detrás de la manufactura y el comercio, pues representa seis por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), con un mercado de un billón 327 mil millones de pesos y con la generación de dos millones 467 mil 995 fuentes de empleo.

A pesar de ello, destacó que existe un déficit de vivienda de 9.2 millones de inmuebles, pues el año pasado solo se construyeron 320 mil viviendas en todo el país, aun cuando la industria es detonadora de ciudades que acompañan a los proyectos inmobiliarios con el desarrollo de escuelas, guarderías, centros de salud, calles y vialidades, así como de nuevas redes de infraestructura hidráulica y de electricidad.

La irregularidad

El presidente de la Canadevi en el Valle de México, Yuri Zagorín Alazraki, aseveró que la pandemia del covid-19 es un parteaguas para impulsar a esta industria, pues si los tres niveles de gobierno no apuestan por el desarrollo ordenado, sustentable y sostenido, solo generarán un crecimiento irregular que le cuesta hasta 10 veces más al Estado al final, pues se estima que por cada construcción regular se construye al menos otra que no cumple con la normatividad en la materia.

"Todos los municipios conurbados del Valle de México tienen un componente de vivienda irregular que se ha convertido en un problema grave, pues éste se genera bajo conduciones riesgos, como en una barranca o en reservas ecológicas que generan un problema latente, como ocurre en Chalco, Ecatepec y otras periferias de ciudades ya consolidadas", dijo.

Por lo anterior, aseguró que es necesario que se autoricen los trámites de las cerca de 20 mil casas que no se han podido construir desde hace poco más de dos años, en los que el gobierno estatal ha detenido los trámites y con los que no se ha podido avanzar en el desarrollo de vivienda interurbana en Naucalpan y Tlalnepantla, de interés tradicional y popular en Cuautitlán Izcalli, Huehuetoca y Zumpango y del tipo residencial en Metepec y Toluca.

Se estima que, de un millón de acciones de vivienda que realiza el sector de la construcción en materia de vivienda al año, entre 250 mil y 320 mil se hacen bajo la formalidad y entre 650 mil y 700 mil están catalogadas en el rubro de la informalidad.

Urgen a reducir tramitología

Los expertos coincidieron en la necesidad de que se modifique el Libro V del Código Administrativo del Estado de México, con el fin de que se acabe con la sobreregulación que tiene la entidad y la cual es la más robusta a nivel nacional, pues establece la intervención de muchas dependencias de gobierno para entregar un solo permiso, lo que alenta los trámites e impide contar con la capacidad inmobiliaria que se requiere para atender la demanda.

Por otro lado, solicitaron el impulso a la banca comercial y de servicios como Sociedad Hipotecaria Federal, con la intención de que faciliten la entrega de créditos hipotecarios, pues aun con la pandemia existen 700 mil 046 trabajadores potenciales de obtener un financiamiento para adquirir un inmueble en el territorio mexiquense y quienes no han ejercido mil 549 millones de pesos que hoy no se están aprovechando por el ritmo lento al que crece la economía, aunque, en total, 1.3 millones de los 1.5 millones de empleados que cotizan ante el Infonavit no han ejercido su derecho de crédito de vivienda.

Cifras dadas a conocer recientemente por el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) señalan que, en el Estado de México, se habían colocado cuatro mil 586 créditos hipotecarios hasta el 30 de junio, dos mil 586 para vivienda nueva y dos mil 297 para usada, lo que representaba un avance del 37 por ciento a la meta anual que tenía presupuestada el organismo al inicio del año.

cmo