Azotan a CDMX 22 grupos criminales; cárteles los reclutan

Azotan a CDMX 22 grupos criminales; cárteles los reclutan

Las organizaciones delictivas se ubican a lo largo de las 16 alcaldías, hay algunas que son peleadas hasta por cuatro agrupaciones

METRÓPOLI
  • IVÁN MEJÍA
  • 17/02/2021
  • 08:15 p.m. hrs
  • Escuchar

Actualmente la Ciudad de México es disputada por al menos 22 grupos delictivos. Para lograr su objetivo, algunos incluso han hecho alianzas o tienen influencia con organizaciones criminales que tienen presencia a nivel internacional como los son el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y el Cártel de Sinaloa (CDS).

Ejecuciones a plena luz del día, multihomicidios con armas de alto calibre y levantones son parte del escenario que ha dejado la rivalidad entre las bandas que buscan el control de la ciudad que es considerada como una de las más grandes de Centroamérica y donde habitan más de 9 millones de personas.

Un reciente informe elaborado por la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) capitalina enlista a estos grupos delictivos, entre ellos se encuentran las distintas facciones de La Unión Tepito (que suman ocho), La Ronda 88, el grupo delictivo de “El 20”, Los Balines, Los Canchola, Los Guerreros, Los Maceros, Los Rodolfos, el Cartel de Tláhuac, los Juan Balta, y los Güero Fresa.

Estas organizaciones delictivas se ubican a lo largo de las 16 alcaldías que conforman la capital. El documento deja ver que hay demarcaciones que son peleadas por hasta por cuatro agrupaciones. Tal es el caso de Coyoacán, territorio que es disputado por una célula de los de Tepito, Los Guerreros, Los Canchola, y Los Maceros.

Otra alcaldía que ha visto manchada de sangre sus calles por la pugna que sostienen es Xochimilco, donde tienen presencia el Cartel de Tláhuac, Los Rodolfos, Los Maceros, y los comandados por el Güero Fresa.

Como parte de las indagatorias las autoridades han identificado que algunos de estos grupos delictivos surgieron como escisiones de La Unión Tepito, organización delictiva que fue fundada en 2009 por su extinto líder Francisco Javier Hernández “Pancho Cayagua” y que en un principio era una agrupación de comerciantes del Barrio Bravo de Tepito.

Entre los que tuvieron sus orígenes con los de Tepito están Juan Baltazar “El Balta” y Lenin Canchola, este último se ha convertido en un objetivo prioritario para las autoridades locales y federales debido a la expansión que a logrado en sus actividades ilícitas, que ha extendido a Oaxaca, Estado de México y Guerrero.

El crecimiento de estos grupos delictivos se debe al debilitamiento que ha sufrido La Unión Tepito, la cual por durante años controló la distribución de drogas, extorsiones a comerciantes y secuestros, actividades con las que logró una basta fortuna y popularidad con la que reclutó miles de personas.

Con los “golpes” que las autoridades han asestado en contra de La U, sus rivales han aprovechado esta oportunidad para buscar apoderarse de los territorios y de las actividades ilícitas que eran controladas por los del Barrio Bravo.

Pero para lograr esta tarea "titánica" en poco tiempo algunas de las bandas locales han forjado alianzas con los grandes carteles, tal y como lo hizo en sus inicios La Unión Tepito con los Beltrán Leyva, quienes también respaldaron a La Mano con Ojos, otra banda criminal que operó a principios del 2010 en el sur de capital y que poco a poco se fue desintegrado.

El Cartel de Tláhuac, Los Maceros, el grupo delictivo de “El 20” y Los Balines son los que usaron esta estrategia y pactaron nexos con el CJNG, que es encabezado por Nemesio Oseguera Cervantes “El Mencho”.

De estas alianzas los de Jalisco también se han visto beneficiados e incluso las autoridades creen que son los únicos que “ganan” con los pactos. Pues a través de las bandas locales, los del cartel de las cuatro siglas han asentado hechos sin precedentes en la capital en los últimos dos años, como fue el doble homicidio que organizaron en la Plaza Artz, donde un par de israelíes fueron privados de la vida a balazos en un restaurante.

Para lograr su objetivo, los del CJNG contrataron gente del Cartel de Tláhuac y a criminales de bajo perfil a los que les prometieron riquezas y lujos, pero luego de que cometieran el crimen. Uno de estos fue Mauricio “N”, “El Mawicho”, quien era un simple ratero de la alcaldía Azcapotzalco, donde conoció a la gente de “El Mencho” que lo reclutó para la “misión”.

Otro golpe que asestaron los de Jalisco de esta manera, fue el intento de homicidio que orquestaron en contra del secretario de Seguridad Ciudadana (SSC) Omar García Harfuch, en junio pasado, donde fue emboscado por un convoy que abrió fuego en su contra con armas de alto calibre, lo que dejó tres personas sin vida y al jefe de la Policía con tres impactos de bala.

Agentes de Inteligencia de la SSC consultados por La Silla Rota aseguraron que la estrategia que utiliza el Cártel Jalisco para ir teniendo presencia en la capital e ir ganando territorio chilango, es mediante estas alianzas con grupos delictivos locales a los que les suministran drogas y armas, e incluso dinero, con el fin de que sean sus “benefactores” los que se enfrenten a las demás bandas.

Con ello, disputan una “guerra” sin estar presentes físicamente, pues solo esperan a que los que se enfrentaron estén casi completamente desarticulados para hacerse de sus sicarios y tomar el control de la comunidad.

Recientemente los policías capitalinos detuvieron a un reclutador del CJNG, quien además era señalado como brazo derecho de los Maceros y de “Don Agus”, otro líder de narcomenuditas.

No obstante, los de El Mencho no son los únicos que han aprovechado la desintegración de los de los grupos locales como lo fue con la Fuerza Anti-Unión, sino también lo hace el Cartel de Sinaloa, a quienes recientemente se les ha confiscado grandes cargamentos de droga en la ciudad.

Por años los de Sinaloa, han buscado asentarse en la urbe y desintegrar a La Unión Tepito, ya que al estos formar nexos con los Beltrán Leyva se volvieron rivales de los comandados por Joaquín “El Chapo” Guzmán, a quienes con ese nexo desplazaron de la capital hace tiempo.

Pero ahora con los principales cabecillas de La U tras las rejas como lo son “El Betito” y El Lunares”, los sinaloenses buscan retomar el territorio que les fue arrebatado.

A la lucha por el control de las localidades de la Ciudad de México se suman 20 células delictivas que son; Los Richis; Tanzanios; El Duke; Los Canos; El Miraviones; El Avispa; El Zambrano; Los Cenobio; El Valente; Los Rudos; Los Chilas; Los Memos; Los Chocos; EL Virus, entre otros.



(Sharira Abundez)