METRÓPOLI

Autoridades federales y locales dicen que no hay aumento de enfermedades respiratorias

La SSa, que encabeza Jorge Alcocer Varela, afirmó que no han recibido enfermos por contaminación; la cantidad de pacientes es la misma cada año en esta época

  • MARILUZ ROLDÁN
  • 14/05/2019
  • 21:17 hrs
  • Escuchar
Autoridades federales y locales dicen que no hay aumento de enfermedades respiratorias
(Foto: Cuartoscuro)

No hay un aumento en los casos de enfermedades respiratorias a causa de la contaminación, por lo que no existe una situación de emergencia, aseguran las secretarías de Salud federal y de la Ciudad de México, en medio de la crisis que se vive en la Ciudad de México por la mala calidad del aire, aunque recomiendan extremar precauciones para evitar problemas de salud.

Este martes se activó la Contingencia Ambiental Atmosférica Extraordinaria a causa de la presencia de partículas PM 2.5 y de ozono en la Ciudad de México, derivados de incendios, las altas temperaturas y el sistema de alta presión que no permite que se dispersen los contaminantes.

Foto: Sharenii Guzmnán

La secretaría de Salud, que encabeza Jorge Alcocer Varela, afirmó que hasta este martes no han recibido personas enfermas debido a la contaminación y que la cantidad de pacientes que se atienden por esta causa es la misma que se registra cada año en esta época.

Detalló que en el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER) no se ha registrado aumento en el Servicio de Urgencias por afecciones respiratorias como: asma, Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), infecciones respiratorias agudas, rinitis o sinusitis.

La Secretaría de Salud de la Ciudad de México emitió una declaración similar, al confirmar que no se ha registrado un incremento en el número de casos por padecimientos respiratorios en la capital del país.

La dependencia capitalina detalló que existe un Programa de Vigilancia Epidemiológica de enfermedades relacionadas con la contaminación, el cual permite detectar si existe un aumento en los casos atendidos por enfermedades respiratorias. Con base en esos datos, enfatizó que “por ahora no existe una situación de emergencia”.

Indicó que evalúan los datos de este registro de seguimiento y monitoreo para determinar las acciones necesarias. Esta estrategia consiste en realizar un análisis cruzado de los ingresos registrados anualmente en los hospitales y centros de salud, y después se hace una correlación con los niveles de contaminación.

A través de ese proceso se elabora un canal endémico, el cual permite conocer a lo largo del tiempo la proporción de casos nuevos o episodios agudos de enfermedades respiratorias, para determinar comportamientos fuera de lo esperado. 

Ambas secretarías destacaron también que el Sector Salud está preparado para atender a todas las personas que presenten problemas respiratorios, quienes incluso serán recibidos aunque no sean derechohabientes de alguno de los sistemas de salud.

Recomendaron a la población implementar medidas preventivas para proteger su salud y evitar complicaciones, lo principal es evitar exponerse al ambiente, por lo que no es recomendable hacer actividades al aire libre ni realizar ejercicio.

Las partículas PM 2.5 que se originan durante un incendio son más dañinas para la salud debido a su tamaño, ya que afectan a las células ocasionando un proceso inflamatorio. Los principales  síntomas que se presentan en personas sanas son: resequedad y malestar en garganta, además de ardor en los ojos. En un paciente con alguna enfermedad crónica respiratoria o cardiovascular, las reacciones que se presentan son más severas y pueden provocar una crisis, por eso se recomienda tomar precauciones.


AJ