METRÓPOLI

Arraigo de Saldaña y pugnas internas llevaron a la derrota a Morena en Azcapotzalco

Una de las mayores sorpresas en la elección de alcaldías del pasado 6 de junio, en la CDMX, fue la derrota de Morena en Azcapotzalco

  • MARCO ANTONIO MARTÍNEZ
  • 22/06/2021
  • 21:14 hrs
  • Escuchar
Arraigo de Saldaña y pugnas internas llevaron a la derrota a Morena en Azcapotzalco
Vidal Llerenas, ex alcalde de Azcapotzalco (Cuartoscuro / Archivo)

Una de las mayores sorpresas en la elección de alcaldías del pasado 6 de junio, en la Ciudad de México, fue la derrota de Morena en Azcapotzalco, que fue ganada por el partido del presidente desde el 2015.

Ahí, el alcalde ganador hace 3 años, Vidal Llerenas, buscó su reelección y se inscribió en el proceso interno de Morena para la candidatura, que ganó.

En la demarcación, Morena no preveía sobresaltos. Incluso estaba considerada como de competitividad alta, según documentos internos del partido. Por ello compitieron aliados solo con el Partido del Trabajo, y no con el Verde Ecologista de México, como hicieron en tres alcaldías que consideraban de riesgo: Álvaro Obregón, Miguel Hidalgo y Magdalena Contreras, donde también perdieron.

NO GENERÓ CONSENSO

Sin embargo, la candidatura de Llerenas no generó un cierre de filas entre los morenistas, ni al inicio ni al cierre de la campaña, lo que pudo ser una de las causas del desplome del partido en la demarcación, que cuenta con una población de 400 mil 161 personas y una aportación al Producto Interno Bruto Capitalino de 5.8 por ciento.

Por el lado de la alianza la candidata fue la exjefa delegacional en el periodo 2000-2003, la panista Margarita Saldaña, quien venía de ser presidenta de la Mesa Directiva del Congreso capitalino. La ex legisladora federal, además de ser apoyada por el PAN, fue la abanderada del PRD y del PRI, bajo la coalición Va por la Ciudad de México.

Las encuestas marcaban arriba en las preferencias electorales a Llerenas, otras daban el empate, y las menos exponían que iba adelante Saldaña, por ello en el equipo de la panista había escepticismo en el triunfo de la exdiputada local, reconocieron.

HABÍA HARTAZGO

Sin embargo, sí se percibía que había hartazgo por el trabajo de la administración de Llerenas, por los deficientes servicios, la inseguridad y las modificaciones en el centro de Azcapotzalco. De hecho, Saldaña ejemplificó el mal trabajo al asegurar que había topes que duraban meses sin ser tapados por la administración.

También percibían que había falta de cercanía de Llerenas con la gente de la demarcación y la candidata de la alianza Va por la Ciudad de México incluso dijo que no vivía en la alcaldía, de acuerdo con una entrevista con La Silla Rota.

Fue hasta el día de las elecciones, el 6 de junio, que el equipo de la panista, conforme vio la nutrida participación del electorado, comenzaron a ilusionarse y aunque recibieron reportes de compra de votos de Morena y de Fuerza por México, cuya candidata fue Luisa Alpízar, el optimismo se acrecentó cuando iniciaron los primeros reportes del Programa de Resultados Electorales Previos del Instituto Electoral de la Ciudad de México, donde Saldaña siempre fue adelante.

VUELVE SALDAÑA

Con el triunfo Saldaña volverá a gobernar la alcaldía, ahora acompañada del PRI y el PRD, mientras que la derrota de Llerenas representa una derrota para un cercano al canciller Marcelo Ebrard. Llerenas trabajó en el gobierno de Ebrard cuando fue jefe de Gobierno, cuando estuvo a cargo de la Subsecretaría de Egresos entre 2007 y 2009.

El tema fue usado por la alianza Va por la Ciudad de México para atacar a Llerenas y deslizar que él también tuvo injerencia en el proyecto.

fmma