METRÓPOLI

Alcalde de Valle de Chalco despide a trabajador enfermo; lo deja sin tratamiento renal

Cuando llegó el nuevo presidente municipal Pedro fue despedido, a pesar de que se le solicitó al nuevo alcalde que no dejara sin trabajo y atención médica a enfermos

  • JUAN LÁZARO/CORRESPONSAL
  • 17/09/2019
  • 19:23 hrs
  • Escuchar
Alcalde de Valle de Chalco despide a trabajador enfermo; lo deja sin tratamiento renal
Pedro García hace ahora antesala en el hospital de Nutrición de Tlalpan de la ciudad de México, para tratar de que le den un tratamiento para su falla renal (Foto: Especial)

VALLE DE CHALCO, Edomex. - Los tres últimos alcaldes de Valle de Chalco fueron humanitarios y conscientes de la falla renal del empleado municipal, Pedro García Reyes, de 38 años de edad, que durante nueve años trabajó en el ayuntamiento, a cambio de un sueldo y atención médica en el Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipios (ISSEMyM).

Sin embargo, cuando llegó el presidente municipal, Francisco Tenorio Contreras, primer gobierno de Morena en Valle de Chalco, lo despidió a pesar de que se le solicitó que no dejara sin trabajo y atención médica a enfermos, así como a adultos mayores.

Pedro García Reyes, desde hace 11 años sufre insuficiencia renal que le detectaron en el Hospital General de la Ciudad de México.

Él, de profesión ingeniero en computación, trabajaba en una bodega de equipos de cómputo, cuando empezó a tener problemas de salud y eran constantes los síntomas de vómito y convulsiones.

Al acudir a un hospital de la ciudad de México le dijeron que sus riñones ya estaban muertos y los médicos le explicaron que eso llega a suceder a personas que aparentemente están sanas.

En ese entonces, Pedro García tenía unos 26 años y la enfermedad que tenía se le denomina hipoplasia renal, aunque se desconocía su etimología.

"Solo se activó la enfermedad y se acabaron los riñones", expresó.



Como vecino de Valle de Chalco acudió al hospital Fernando Quiroz, pero no lo pudieron tratar por carecer de infraestructura médica y equipo, así como de medicamentos.

En el 2009, el entonces alcalde priista, Luis Enrique Martínez Ventura, supo de su caso a través de un amigo común, lo ayudó con un empleo en el ayuntamiento que en automático le daba servicio del ISSEMYM.

Este servicio del gobierno del estado de México le estableció un protocolo médico para conseguir el trasplante de riñones.

Aunque tenía una enfermedad terminal, Pedro García, aseguró que no fallaba en el trabajo, solo para sus consultas médicas.

"En ningún momento fui un 'avión' (personas que solo llegan a cobrar a las quincenas), siempre cumplí con mi trabajo", expresó.

Al salir el priista Luis Enrique Martínez llegó a la alcaldía de Valle de Chalco, el perredista Jesús Sánchez Isidro, que a pesar de los conflictos laborales en el cambio de gobierno, no despidió a Pedro García.

Al contrario, en esa administración del PRD, el ingeniero en computación, logró un trasplante de riñones de un donador cadáverico.

Su vida administrativa continuó en el ayuntamiento de Valle de Chalco, sin mayores contratiempos, incluso, cuando llegó como alcalde el también perredista, Ramón Montalvo Hernández, se le respetó su espacio y tratamiento.

Montalvo Hernández se enteró de la enfermedad renal y siguió apoyando a su empleado, que se había convertido en un experto en diferentes aéreas administrativas.

Pero durante las elecciones municipales del 2018, el PRD perdió la presidencia municipal que quedó en manos de Morena y su candidato Francisco Tenorio Contreras.

En enero de 2019, el cambio administrativo fue evidente, pero el nuevo alcalde al reunirse con el personal de la Dirección de la Juventud, en la que estaba adscrito Pedro García.

"Nos dijo que continuaramos trabajando, que no había problema", recordó.

Pedro García confió en la palabra del alcalde de Valle de Chalco, pero pasaron las quincenas y su pago no salía. Él necesitaba los comprobantes de la nómina para seguir con su tratamiento médico.

Sin embargo, fue hasta marzo que los abogados del ayuntamiento le informaron que había sido dado de baja desde la primera quincena de enero de 2019, pero no le notificaron oficialmente.

 

Intentó varias veces de hablar con el alcalde vallechalquense, pero no se lo permitieron; pasó horas, días en la antesala de la presidencia municipal.

Así como entregó documentos para explicar su problema renal y se acercó a otros funcionarios municipales para poder buscar ayuda en el gobierno de Morena.

Lo buscó en cabildos abiertos pero el alcalde no lo pudo escuchar. 

Todo fue inútil. No sólo perdió sus primeras quincenas sino también el servicio médico del ISSEMyM y su tratamiento renal.

Algunos de sus compañeros lograron conservar su fuente laboral, otros no. Le decían: "porqué te despidieron a ti que tanto te hace falta el servicio médico".

Recordó que había una disposición del gobierno de Andrés Manuel López Obrador de que las administraciones de Morena no se despidiera a enfermos o adultos mayores.

"En el ayuntamiento conservaron sus empleados una trabajadora con cáncer y dos mujeres que estaban embarazadas", recordó.


Sin apoyo del alcalde morenista de Valle de Chalco, el ingeniero Pedro García hace ahora antesala en el hospital de Nutrición de Tlalpan de la ciudad de México, para tratar de que le den un tratamiento para su falla renal.

Se solicitó al área de comunicación social una versión del alcalde de Valle de Chalco sobre este tema, pero hasta el momento no han proporcionado.

AJ