METRÓPOLI

Acusan violencia durante desalojo en restaurante Arroyo

Conflicto familiar por la disputa del restaurante provocó que policías ocuparan el establecimiento

  • IVÁN MEJÍA
  • 02/12/2020
  • 19:05 hrs
  • Escuchar
Acusan violencia durante desalojo en restaurante Arroyo
Desalojo del restaurante Arroyo (Especial)

Más de 70 personas irrumpieron este martes en el restaurante Arroyo, ubicado sobre la avenida Insurgentes sur, donde desalojaron a los comensales y trabajadores del lugar, acción que realizaron presuntamente tras haber ganado un litigio que los acreditaba como nuevos administradores.

El juicio fue promovido por por José Arroyo, hijo de Jesús Arroyo de 85 años, quien aparentemente es el dueño legítimo del establecimiento. Fue alrededor de las 15:00 horas que elementos de la Policía de Investigación (PDI) junto con un grupo de personas llegaron al lugar.

Los hombres irrumpieron en el restaurante donde exigieron a los trabajadores y comensales que dejaran el sitio. Lo que provocó que los ánimos se "calentaran" entre los empleados y los desalojadores. Sin embargo, entre ambas partes llegaron a un acuerdo.

Por ello, los clientes que estaban en el negocio pudieron salir sin ser agredidos, después de estar unos minutos atrincherados. También se permitió que el dueño del lugar dejara el restaurante, sitio que dejó siendo escoltado de un elemento de la Policía capitalina.

Mediante redes sociales fueron difundidos dos vídeos en los que se observa el momento en que presuntamente las autoridades llegaron a ejecutar el desalojo. En la otra grabación se aprecia a Jesús Arroyo dejando su establecimiento en una silla de ruedas.

A través de la cuenta de Facebook el restaurante emitió una publicación, en donde se atribuía el despojo a José Arroyo.

José Arroyo y golpeadores, tratando de retomar a la fuerza la administración del restaurante, aún poniendo a su padre en peligro, después de haberlo defraudado”, se leía en el mensaje que fue borrado más tarde. 

Después de tomar posesión, los trabajadores bloquearon durante varios minutos la avenida Insurgentes, la cual se vio afectada a la circulación. Los empleados buscaban saber cómo quedaba su situación laboral.

Ante versiones de que personas allegadas al dirigente sindical Pedro Haces, quien también es senador suplente por Morena, hayan participado en el desalojo, Haces desmintió la aseveración. En declaraciones al periódico Reforma, negó haber ordenado que golpeadores acudieran al restaurante Arroyo para desalojar al dueño, Jesús Arroyo.

Aseguró que no tiene nada qué ver con los hechos.

Hasta el momento la Fiscalía General de Justicia (FGJ) de la Ciudad de México no ha emitido alguna postura oficial sobre los sucedido en el establecimiento, que quedó asegurado por las autoridades.


(Sharira Abundez)