METRÓPOLI

Acusan acoso y bullying en la Escuela Tomas Alva Edison

Esta semana salieron a la luz más irregularidades en la prestigiada escuela de la alcaldía Benito Juárez que además es conocida por sus altas colegiaturas

  • MARCO ANTONIO MARTÍNEZ, IVÁN MEJÍA Y JUAN LÁZARO
  • 14/03/2020
  • 19:10 hrs
  • Escuchar
Acusan acoso y bullying en la Escuela Tomas Alva Edison
Quejas de acoso en escuela Tomás Alva Edison (Especial)

A las quejas de acoso sexual y violencia en universidades y preparatorias, se sumaron las inconformidades de alumnas y exalumnas de la Escuela Tomás Alva Edison, tanto de su secundaria como de su preparatoria.

La semana empezó con inconformidades estudiantiles, luego de que algunas alumnas que se sumaron al paro de mujeres del 9 de marzo, subieran videos el 10 de marzo de sus compañeros que ese día no tomaron con seriedad la ausencia de las mujeres, e hicieron “una kermes” o dentro de sus salones usaron el tiempo para jugar videojuegos, con permiso de las autoridades escolares. Las mujeres protestaron por eso en medio del patio.

Esa información motivó a que una exalumna denunciara en Twitter que en la escuela fue violada, y que pese a habérselo informado a su coordinador, la respuesta que recibió fue que él no estaba para esas cosas.

“Tuve que sentarme en clases de educación cívica donde la maestra culpaba a las mujeres por ser violadas. Si no fuera por esta escuela yo sé que mi vida sería mejor. #CosasDelTAE”.

De acuerdo con padres de alumnos que omitieron su nombre, el 5 de marzo se registró un incidente violento, cuando un niño apuñaló a otro dentro de las instalaciones de la secundaria, ubicada en Amores 1213, en la colonia Del Valle, en la alcaldía Benito Juárez.

En ese caso el ataque se dio luego de que el agresor primero maltrató a una niña, por lo que otro estudiante salió a defenderla y el mencionado niño lo atacó, dijo una madre de una alumna que prefirió omitir su nombre.

“El amiguito se metió a defenderla y él fue el herido”, dijo.

El agresor está en el tutelar de menores y el agredido en el hospital, aseguró. Pese a la gravedad del asunto, las autoridades no informaron a la comunidad del hecho.

Según la mamá consultada, el ambiente que se vive es pesado: los alumnos intercambian packs, a algunos los han visto fumar cigarros electrónicos dentro de la escuela y que algunas niñas se van en Uber.

“Cosa que se me hace peligrosísima y la escuela lo permite”.

ACUSACIONES

La semana empezó con las inconformidades, luego de que algunas alumnas subieran videos de sus compañeros que el 9 de marzo no tomaron con seriedad la ausencia de las mujeres y los mostraron dentro de sus salones y con videojuegos.

La exposición de dichos materiales sirvió para que salieran más irregularidades a la luz en la prestigiada escuela que además es conocida por sus altas colegiaturas.

Hubo incluso un colectivo llamado “Ex Alumnes de la Escuela Tomás Alva Edison” que envió una carta a uno de los directivos de la escuela, Alfonso Pelayo (que en el organigrama de la escuela aparece como director general, ya que la directora es María Elena García Olalde), para denunciar que el paro sirvió a los estudiantes hombres para divertirse, con la complacencia de las autoridades

“La presente es una denuncia al ambiente académico machista, violento y sin perspectiva de género que viven a diario las alumnas y a que fuimos expuestas, cuando éramos estudiantes”, se lee al inicio de la masiva, la cual exige enlistar como violencia de genero hacia las alumnas una serie de hechos.

“Nos castigaban por usar ropa con la que mostrábamos los hombros. Jamás castigaron a nuestros compañeros y profesores por acosarnos.

“Impartieron un taller sobre por qué tomar fotos de nuestros cuerpos está mal, pero a ellos, nuestros compañeros, no les enseñaron a difundirlas en un Dropbox, es ilegal.

“Nos hicieron perder horas de clase por traer las uñas pintadas o usar ropa ‘provocativa’ porque nuestra apariencia es más importante para ustedes que nuestra educación.

“Permitieron que el profesor Alejandro M tuviera relaciones con alumnas de secundaria, no fue destituido de su cargo hasta el 2019 (de acuerdo con otras fuentes, él renunció sin explicar por qué).

“El profesor Víctor G. impartía clases de biología usando los cuerpos de nuestras compañeras como ejemplo y las tocaba enfrente de la clase; sigue siendo coordinador de área II.

“El profesor Arturo P expresó en múltiples clases que el derecho no es una carrera para mujeres, enseñó y promovió que nuestros compañeros nos faltaran al respeto.

“El profesor Arturo P comentó durante una clase que las mujeres durante el sexo no tenían que hacer nada más que abrir las piernas: normalizó una violación.

“Un grupo de estudiantes de área III hizo un grupo de Whatsapp para difundir fotos íntimas de muchas de nosotras. Miss Marcela Arana estaba completamente informada y no hubo ninguna sanción.

En el escrito expresaron su decepción hacia la escuela y a sus directivos por proteger más la reputación de la institución que por el bienestar de sus alumnas.

“Hoy somos profesionistas que han tomado valor para presentar estas denuncias y generar el cambio, por lo que no permitiremos que nuestras historias ni las de nuestras compañeras queden impunes”.

El portal izquierdiadiario recogió quejas contra la directora, María Elena García Olalde. Según el sitio, una alumna dijo que fue reconvenida porque la playera del uniforme le formaba una especie de escote, pese a que ella llevaba una blusa negra de manga larga abajo. Pero Olalde le dijo que así provocaba a los hombres.

REACCIONAN CON BOLETÍN

El 12 de marzo la dirección de la escuela reaccionó y el Headmaster del TAE, Alfonso Pelayo, informó a los padres que ahí no hay cabida para ningún tipo de violencia y que tienen una política de cero tolerancia para cualquier persona que a través de sus acciones y expresiones afecte, lastime y menosprecie la integridad de cualquier otra.

Se comprometieron a llegar a las últimas consecuencias, incluso si son de carácter legal para el personal docente y el alumnado, para “erradicar conductas de machismo, misoginia y violencia de género y confiamos que las acciones que realizaremos sean una nueva oportunidad de crear un ambiente libre de acoso, maltrato y abuso que merman la integridad de cualquier persona”.

La mamá consultada por LA SILLA ROTA expresó que el comunicado sólo era una forma de lavarse las manos.

LA SILLA ROTA buscó a la directora García Olalde pero no contestó la llamada. 

fmma