METRÓPOLI

Activistas esperan suspensión de Puente de Cuemanco; la obra va: Sedema

El litigio por detener o no la construcción del puente de Cuemanco, construido por el gobierno de la Ciudad de México, podría llegar a su fin en abril

  • MARCO ANTONIO MARTÍNEZ
  • 31/03/2021
  • 21:44 hrs
  • Escuchar
Activistas esperan suspensión de Puente de Cuemanco; la obra va: Sedema
(Cuartoscuro / Archivo)

El litigio por detener o no la construcción del puente de Cuemanco, construido por el gobierno de la Ciudad de México, podría llegar a su fin en abril. Los activistas de Xochimilco que se oponen a él argumentan que su construcción podría acabar con el humedal que ahí estaba, resecar la zona, acabar con flora y fauna de la región e incluso aumentar el calor.

Por su parte la Secretaría de Medio Ambiente recordó que el humedal, ubicado en Xochimilco, era artificial y fue planeado como vaso regulador cuando se amplió el paso del Periférico, pero ya estaba prácticamente seco y sólo en época de lluvias llegaba a tener charcos, y que además la tala de los 654 árboles que incluye el proyecto, será mitigada con la siembra en la zona de 6 por cada uno derribado, en su mayoría eucaliptos.

De acuerdo con la activista Valeria Hernández Puente, el juicio ya entró en la etapa final, con el recurso que presentaron ante un tribunal colegiado, que podría resolver en abril, y esperan que pueda servir no sólo para detener la obra, sino también incluso para derribarla, como ya ocurrió con Banca Mifel, el año pasado, en Periférico 3042.

“En abril esperamos que el tribunal colegiado pueda dar la suspensión. Nos hemos manifestado en el tribunal y pedimos a las personas que simpaticen con la causa del humedal que puedan ir afuera de las oficinas y presionar al tribunal.

“El gobierno dice que quiere acabar las obras en abril, eso sería desfavorable, pero de todos modos seguiríamos con el proceso legal y si se requiere que se retire la construcción lo haríamos, porque pedimos además que se haga una restauración de toda la zona, no solo del puente sino de la chinampera, que es un área natural protegida”

Por su parte la directora de Evaluación de Impacto y Ambiente Ambiental de la Secretaría de Medio Ambiente, Andrée Lilian Guigue Pérez, dijo a La Silla Rota que ese escenario no lo tienen contemplado.

“No pensamos en esa posibilidad a que determine lo contrario. Como gobierno de la Ciudad de México estamos tranquilos y seguros que hemos demostrado todo lo que el juez en todos los momentos nos ha pedido y eso nos da la seguridad. Ya fue sancionado por un tribunal federal y eso nos da la seguridad para sentirnos tranquilos.

“Esto último que resolvió el juez de distrito el 19 de marzo es porque hemos otorgado los elementos para demostrar que es un proyecto en una zona intervenida de manera previa y que se va a restaurar y a compensar los impactos ambientales y mejorar un humedal que la evidencia está en todos lados, de sus condiciones”.

EL INICIO DEL PROCESO CONTRA LA OBRA

En enero de 2020 se comenzó a construir el proyecto, y de acuerdo con la activista, se hizo sin brindar información previamente a los habitantes de la zona. Pero la funcionaria aseguró que sí se hizo un proceso de consulta asociado a la obra, asociado a la línea 5 de Metrobús, que llegará hasta Vaqueritos, y se publicó previo a su realización en un periódico de circulación nacional para que quien quisiera manifestarse lo hiciera.

Hernández afirmó a La Silla Rota que la información sólo comenzó a difundirse cuando el proyecto comenzó a ser construido.

Recordó que el proyecto ya se había querido hacer en otras administraciones, como la de Miguel Ángel Mancera, entonces se le llamó la Supervía Urbana Oriente. Ahí fueron otros grupos colectivos los que se opusieron y ya no se realizó porque como era un área natural protegida, no se podía construir.

Mencionó que cuando comenzaron las obras pidieron información a la Sedema sobre el impacto ambiental que tendría, pero no había sobre los impactos y sus mitigaciones.

Entonces presentaron un amparo en abril, cuando empezaba el tema de la pandemia. Argumentaron que se violaba el derecho a una movilidad digna, que no respetaba las necesidades de los habitantes de la zona, ni su derecho a un medio ambiente sano.

“Algunos expertos han comentado que si se destruye el humedal puede aumentar la temperatura de la ciudad entre 1 a 2 grados centígrados. En las zonas chinamperas implica plagas para alimentos que ahí se producen y la viabilidad de cosechas se vería afectada. Algunos anfibios de la zona son susceptibles, el ajolote es el más conocido y hay dos especies de rana, la Tláloc y la Moctezuma, ambas protegidas”.

El amparo fue presentado en el juzgado 5 de materia administrativa y ahí el juez Juan Carlos Guzmán Rosas, primero dictó una suspensión que duró varios meses, y luego el Comité Nacional de Humedales emitió una resolución para que la obra se suspendiera en septiembre y hasta diciembre continuó así.

“Pero ese mes se volvió a reunir el Comité y hubo una situación complicada porque la Sedema presionó a las demás instancias para suspender el puente vehicular y al final en esta votación se logró que se mantuviera esta recomendación para lograr la suspensión. Pero la dependencia no envió la información al juez Rosas e incluso le mandó otra y él levanto la suspensión y a la fecha no se ha suspendido”.

-¿Va muy avanzada la obra?

-Hemos ido a revisar, creemos que está a 60 por ciento. Ellos debían entregarla en diciembre, eso dice el contrato, porque estuvo suspendida. No la han terminado, pero construyen incluso en la madrugada y no paran de hacerlo. Creemos que el gobierno apunta a construir para que cuando el juez de la resolución, digan que ya está terminada. Pero ya hay un precedente, es completamente ilegal, es un sitio Ramsar, un humedal de importancia internacional -añadió.

Incluso han protestado para pedir la suspensión de la obra y hace unos días fueron a la sede de la Sedema, en Tlaxcoaque, para protestar, y aunque fueron atendidos, no hubo diálogo, solo una presentación con mismas exposiciones se quejó.

ERA UN HUMEDAL EN DESAPARICIÓN

Por su parte la directora de Evaluación de Impacto y Ambiente Ambiental de la Secretaría de Medio Ambiente, Andrée Lilian Guigue Pérez, recordó que el puente de Cuemanco es un proyecto de un puente vehicular que va a estar sobre una vialidad existente y que en el camellón de Periférico cuando se hizo, el Sistema de Aguas hizo un humedal artificial para que sirviera de vaso regulador.

“En la Manifestación de Impacto Ambiental se puede constatar que de 2000 a 2005 el humedal ya se encontraba en desaparición, más seco, en época de lluvias sólo se hacían charcos y por eso insistimos que el humedal central es artificial, creado exprofeso para ser un vaso regulador y evitar que se inundara el Periférico”.

Recordó que los vecinos que han manifestado inquietudes lo hicieron a través de la vía del amparo.

Dijo que la primera vez fue a favor del gobierno y al considerar que el proyecto estaba en la legalidad, les negó la suspensión. Los quejosos se fueron entonces a un recurso de revisión.

“Ellos, después que nos dan la razón, entonces dicen que no se siguieron las normas internacionales porque es en sitio Ramsar, y se fueron al Comité Nacional de Humedales y aunque este, sin ser autoridad para hacerlo, recomendó suspender la obra y juez la tomó, se los otorgó. Les da la razón a ellos y lo que hago es girar instrucciones para parar la obra, lo que se suspende es la parte del puente dentro del área natural protegida, equivalente al 40 por ciento. Al concederles la suspensión el gobierno hace un recurso de reclamación, en la que nos dimos a la tarea de demostrar que no infringimos las normas locales e internacionales”.

Fueron al Comité de Humedales, además de que presentaron un proyecto para incluir una medida que se hizo como compensación de la obra.

“El juez falla nuestro favor con elementos que aportamos, la obra se retoma y se construye hasta la fecha que no tiene suspensión otorgada. Después de la suspensión que se le niega al quejoso dándole la razón al gobierno de la ciudad el 4 de diciembre, ellos hacen una ampliación de la demanda. Cuando nos enteramos hacemos lo que nos corresponde por ley, decir que no tienen razón porque hemos cuidado la legalidad nacional y la internacional de la obra, y además el sitio va a ser no solo restaurado sino mejorado. El 19 de marzo les niegan la suspensión de demanda, al tener elementos para modificar la suspensión”.

Respecto al recurso presentado ante el Tribunal Colegiado, la funcionaria dijo que puede intervenir.

“En efecto pueden determinar lo que ellos consideren en función de la legalidad de lo que hemos expresado las partes. A nosotros nos parece que hemos otorgado todas las pruebas para sentirnos tranquilos en el aspecto normativo, legal de la realización de la obra”.

Informó que se disminuyeron los impactos de la obra, y de los 654 árboles que se tenía proyectado derribar, sólo llevan la mitad, y además la mayoría eucaliptos, una especie que no es propia de la ciudad.

-¿No habrá falta de agua?

-No, de ninguna manera. Los humedales de Xochimilco, no es que eso nos haga sentir orgullosos, pero son principalmente del agua de la planta residual de Iztapalapa. Todos los humedales de Xochimilco y más en época de estiaje es porque se surten de la planta de aguas residuales de Iztapalapa.

“Sean humedales naturales o artificiales son necesarios para el ecosistema, por un tema de biodiversidad de flora y fauna que hay que conservar y estos espacios sirven para la recarga del acuífero en época de lluvia. Como Sedema estamos haciendo humedales en todos lados, incluso en la zona urbana porque creemos que nos hemos olvidado de este elemento, de los ecosistemas que son y que nos dan servicios ambientales”. 

fmma