METRÓPOLI

A prisión preventiva, excolaboradora de Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre

Claudia Priscila "N" enfrentará el proceso penal interna en el Centro Femenil de Reinserción Social de Santa Martha Acatitla

  • IVÁN MEJÍA
  • 14/09/2021
  • 13:07 hrs
  • Escuchar
A prisión preventiva, excolaboradora de Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre
Claudia Priscila "N", excolaboradora de Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre (Especial)

Por los delitos de trata de personas y asociación delictuosa, una juez penal, en el sistema tradicional, dictó auto de formal prisión en contra de Claudia Priscila "N", ex colaboradora de la red de explotación sexual que era encabezada por Cuauhtémoc Gutiérrez "El Rey de la Basura".

Una vez que la probable responsable rindió su declaración preparatoria, la juez Décimo Séptimo Penal, con sede en el Reclusorio Preventivo Oriente, le dictó el auto de formal prisión, por lo que enfrentará proceso penal interna en el Centro Femenil de Reinserción Social de Santa Martha Acatitla. 

Las indagatorias realizadas por personal de la Fiscalía de Investigación en Delitos en Materia de Trata de Personas de la Coordinación General de Investigación de Delitos de Género y Atención a Víctimas, permitieron establecer que la mujer posiblemente publicó anuncios engañosos en periódicos e Internet con ofertas de trabajo para mujeres en las oficinas de un partido político. 

Las labores ofertadas serían las de una edecán o asistente administrativa, sin embargo, diversas denuncias señalan que el empleo consistía en realizar supuestos trabajos sexuales para Cuauhtémoc Gutiérrez, cuando éste era líder del PRI en la Ciudad de México.

ASÍ LA DETUVIERON POR TRATA DE PERSONAS

Fue el 8 de septiembre pasado, cuando elementos de la Fiscalía General de Justicia (FGJ) de la Ciudad de México detuvieron a Claudia Priscila "N", quien fue arrestada en la colonia Valle de Aragón, municipio de Ecatepec de Morelos, Estado de México en cumplimiento de una orden de aprehensión que pesaba en su contra por los delitos de trata de personas y asociación delictuosa.

En marzo pasado, La Silla Rota dio a conocer la historia de una de las tres victimas que denunció al ex líder político.

El testimonio de Susana es uno de los que están asentados en las averiguaciones previas FTP//TP-1/T2/50/14-05, FAE/A/T1/54/14-04, FAE/A/T2/75/14-05 que la entonces Procuraduría General de Justicia (PGJ) de la Ciudad de México inició en 2014 por el delito de trata de personas, expedientes a los que tuvo acceso este medio de comunicación.

Susana – cuyo nombre se cambió por respeto y seguridad de las víctimas -refiere que fue en el año 2014 cuando encontró diversas ofertas de empleo en Internet que ofrecían salarios de entre 4 y 5 mil pesos mensuales, dinero que no era suficiente para pagar su colegiatura.

Un anuncio que vio en un periódico llamó su atención pues se trataba de un puesto como recepcionista de medio tiempo en "un área gubernamental" que ofrecía un salario de entre 8 y 12 mil pesos.

Los únicos requisitos eran llevar un vestido corto y una identificación. Al principio a la estudiante le parecieron un poco extrañas las únicas dos condiciones, pero la mujer le explicó que era porque les harían una sesión de fotos, ya que entre sus tareas como recepcionistas también incluían ser edecanes para los eventos del presidente del PRI y que por eso era importante su imagen.

Como se trataba de una oferta laboral "en el gobierno", Susana dejó a un lado sus temores e incluso invitó a una amiga y a una de sus primas para que fueran a la entrevista.

Las averiguaciones en las que constan las declaraciones de tres denunciantes señalan que al llegar a su cita, las jóvenes le comentaron al vigilante de la entrada principal el motivo de su visita y sin registrarlas o anunciarlas, el guardia las dejó pasar y les dio indicaciones de que tenían que entrar hasta donde estaba un elevador que las llevaría al último piso del edificio y que ahí tenían que presentarse.

En ese piso había más mujeres, todas con vestidos cortos y tacones. Pero a pesar de haber mucha gente, el silencio y el olor a perfume predominaba en los pasillos de aquel lugar. 

fmma