METRÓPOLI

A pesar de extremos cuidados, Norma se contagio de covid

La maestra de francés se contagió después de las fiestas navideñas tras un viaje a Morelia

  • JUAN LÁZARO
  • 22/01/2021
  • 19:15 hrs
  • Escuchar
A pesar de extremos cuidados, Norma se contagio de covid
Norma al inicio de la pandemia tomó medidas extremas como la de estar lejos de la familia (Especial)

NEZAHUALCÓYOTL.- A pesar de que Norma Guillén Rubio, de 30 años, tuvo extremo cuidado para no contagiarse de covid, desde que inició la pandemia en marzo de 2020, no pudo evitar contraer el virus en este mes de enero, ya que, sin saberlo, su esposo fue el portador. 

Ella, estaba sumamente enojada con su marido, no salía de casa sin protección y cumplía con todas las medidas sanitarias que recomendaba el sector salud del gobierno federal para evitar el contagio, pero sólo bastó un descuido para que el virus entrará a su vida. 

DESDE MARZO SE ENCERRÓ 

Se encerró en la primera fase de la presencia del virus en nuestro país, cumplía con usar la protección del cubrebocas, del gel antibacterial, incluso, tomó medidas extremas como la de estar lejos de la familia y no aceptar ningún tipo de visitas. 

Estaba entregada a dar sus clases en línea, ya que es maestra de francés, y a la vez, tomaba clases de otros idiomas para mantenerse ocupada durante todo el 2020. 

EL CONTAGIO DESPUÉS DE NAVIDAD 

Pero hace unos 20 días, después de Navidad y Año Nuevo, se tuvo que trasladar a Morelia, estado de Michoacán, donde se sintió feliz al ver a su esposo Rodolfo, técnico que se dedica a reparar equipos en los hospitales

Había dejado el Estado de México, donde veía el drama en los hospitales de familias que buscaban una cama para sus enfermos. 

Tal vez, pensó: "eso no me va a pasar a mí".

No tomó mucho en cuenta cuando su esposo Rodolfo le dijo: "No le tomó sabor a la comida". 

Su esposo también se protegía por sus constantes visitas a los hospitales de Michoacán y del estado de Guanajuato, donde había pacientes de covid, pero no contó que su herramienta también podía ser portadora del virus. 

Norma, a los tres días de estar en contacto con su esposo, también empezó con los síntomas de la pérdida del olfato y el gusto a la comida.

LA NEGACIÓN FAMILIAR 

"¡Ya valió madres!", expresó sumamente enojada, al informarle a su familia que tenía todos los síntomas de covid. No le creyeron. 

Su marido tampoco le creía. Estaba en la negación ya que sólo había perdido el olfato, no tenía otro síntoma.

"Si es covid, es covid tengo los síntomas", insistía Norma  ya que además tenía tos constante

Desde marzo del 2020, Norma empezó a tomar un medicamento homeopático del investigador de la Universidad Autónoma Chapingo (UACh), Felipe de Jesús Ruiz Espinoza, con lo que cree que por ello el impacto en su organismo no fue tan fuerte. 

"Afortunadamente mis síntomas fueron muy leves, pero eso no significó tranquilidad, me di cuenta de la pérdida del olfato y gusto cuando no sentí el tufo picante de la salsa y no pude sazonarla pues no tenía gusto, en ese momento me asuste", expresó. 

NO CONTAGIAR 

Norma se tuvo que aislar en Morelia, no salir, sólo aceptó que sus familiares le pasarán las comidas y mantuvieran sana distancia. 

Sus familiares estaban asustados, no sabían cómo manejar la situación y "¿sí se ponía grave, a qué hospital llevarla?" 

Aunque estaban en la negación de que Norma fuera portadora de esa enfermedad mundial. 

LAS CIFRAS QUE DAN MIEDO 

En Michoacán la cifra de contagios en menor a la del Estado de México, ya que sólo registra 37 mil 638 contagios y 3 mil 282 fallecidos a comparación del Edomex que lleva 137 mil 628 contagiados y 15 mil 543 muertos. 

Pero aún así, Norma no quería exponer a más personas, habilitó un kit de medicamentos, oxímetro, baumanómetro y hasta estetoscopio. 

"Estaba constantemente monitoreada por una prima que era médico, sin embargo la paranoia empezó en el momento que me dijeron que mi oxigenación no debía bajar de 90, por lo que me la pasaba cada 10 minutos checándola". 

LA PARANOIA 

"El primer día el oxímetro marcó 86 y fue porque solamente se estaba ajustando, me asuste tanto que empecé a sentir taquicardias y una ansiedad constante". 

A eso, se sumaban las noticias y videos que veía de "gente ahogándose en la calle, porque no hay cupo en los hospitales. Me hizo todo más difícil". 

La misma situación de aislamiento y de miedo de ser una víctima más del covid, empezó con otro síntoma, la presión en el pecho o ansiedad

"Buscaba desesperadamente la ventana para abrirla y sentir el aire, necesitaba aire porque sentía que no jalaba lo suficiente". Con medicamentos calmaban esa sensación. 

Durante 15 días, no permitió que nadie tocará sus cosas y afortunadamente no tuvo problemas con la saturación de oxígeno

Ella misma lavaba una, dos, tres o más veces sus propios trastes, limpiaba con cloro todo lo que tocaba para evitar contagiar. 

"Cada noche esperaba que todos se durmieran para yo bajar a lavar mis trastes y al final desinfectar cada barandal o pared que toque. Mis idas al baño era el mismo ritual, llevar mi propio papel, y todo lo que tocaba era rociado con desinfectante". 

SALIR DE LA CRISIS Y DISFRUTAR DE LOS SABORES 

Reconoció que le ayudó llevar una dieta con muchas frutas y cereales. "En la segunda semana empecé a percibir olores y sabores, los olores que me llegaban eran los suaves, como el del rollo del papel o el del jabón de manos; lo mismo en sabores, los que más destacaban eran los de las frutas, guayaba, plátano, manzana y naranja, en general solo las frutas y vegetales es lo único que hasta la fecha tiene sabor para mí ". 

Aseguró que "no he contagiado a nadie con las medidas que tomamos, y lo mejor fue que mi reacción rápida y aceptación de tener covid, evitaron contagios a mi familia, los cuidados de desinfectar y el uso constante del cubrebocas dentro de la casa también evitó contagios". 

DIFÍCIL TENER UN DIAGNÓSTICO MÉDICO 

A pesar de querer confirmar si era positiva, en esa ciudad michoacana carecía de pruebas rápidas como las que había en el Estado de México. 

"Mis síntomas empezaron el domingo 10 de enero, desde ese momento me aislé pero en otra casa, eso fue el día 12, decidí hacer la prueba el día 13; fui a buscar la prueba inmediata de antígenos, era la más barata y rápida, la vi en Farmacias del Ahorro o en Salud Digna, sin embargo en ambos lugares me dijeron que no las manejaban en el estado (Michoacán)". 

Solo en Salud Digna había pruebas por PCR con un costo de 950 pesos, pero sólo se realizaban con una cita. 

"Después de conseguir el dinero, logré reservar cita para el día lunes 18, ocho días después de comenzar con los síntomas, todo eso porque los laboratorios estabas llenos, el día de la toma de muestra fui, ardió mucho y me dolió el oído, después me dijeron que mis resultados llegarían en vía Whatsapp en 96 horas". 

Pero los resultados tardaron más tiempo "al día siguiente me llegó un mensaje diciendo que tomarían otros dos días más, es decir que llegarían hasta el domingo, para mí era inútil hasta cierto punto porque ya casi iba a acabar mi cuarentena, afortunadamente me llegaron el día miércoles con el resultado de positivo". 

CREÍAN QUE EXAGERABA 

Sus familiares a pesar de que Norma les decía que se había contagiado, no le creían, así la vieran con tos y sin olfato. "Solo era una gripe fuerte", le decían. 

Dos médicos le dijeron que tenía todos los síntomas y solo hasta que tuvo la prueba en su mano y la mostró a su esposo que era positiva. Solo así le creyeron sus familiares

"El hecho de que me haya aislado desde los primeros síntomas previno muchos contagios, si me hubiera esperado a hacer la prueba y a tener un resultado, saliendo a la calle, hubiera contagiado a demasiada gente". 

Norma, expresó: "Cuando le informé a mi familia que tenía covid, me dijeron que era sugestión, que estaba en mi cabeza, nuevamente la negación por miedo o por falta de responsabilidad. La negación puede enfermar y hasta matar".



(Sharira Abundez)