METRÓPOLI

A 4 años del feminicidio de Diana Florencio protestan en Edomex

La madre de Diana encabezó una marcha en el municipio de Chimalhuacán, uno de los 11 de los municipios con alerta de género

  • MANUEL LÓPEZ Y FERNANDA GARCÍA
  • 02/07/2021
  • 20:00 hrs
  • Escuchar
A 4 años del feminicidio de Diana Florencio protestan en Edomex
Piden justicia para Diana Florenio (Foto: Manuel López)

Colectivas feministas, amigos y familiares de Diana Velázquez Florencio, asesinada en Chimalhuacán, la recordaron y exigieron justicia a cuatro años de su feminicidio con manifestaciones en el municipio donde fue asesinada y en la capital mexiquense.

CON FLORES Y CANTOS PROTESTAN EN EL LUGAR DONDE LA HALLARON

En Chimalhuacán, familiares y amigos la recordaron con la canción que más le gustaba escuchar: “Soy rebelde”, de la cantante Jeanette.

Amigos y familiares de Diana Velázquez Florencio, asesinada en el municipio de Chimalhuacán, la recordaron y exigieron justicia a cuatro años de su feminicidio con la canción que más le gustaba escuchar: “Soy rebelde”, de la cantante Jeanette.

Frente al mural que realizaron en su honor en noviembre pasado en la colonia Guadalupe, su madre Lidia Florencio y cerca de 50 mujeres feministas, cantaron parte de la melodía con ayuda de un pequeño celular y un megáfono.

“Yo soy rebelde porque el mundo me ha hecho así. Porque nadie me ha tratado con amor. Porque nadie me ha querido nunca oír”, entonaron mientras varias asistentes colocaban flores en la silueta de Diana, la cual pintaron justo en el sitio de su hallazgo en 2017.

LA CONFUNDIERON CON UN HOMBRE

La joven de 24 años fue localizada sin vida en las inmediaciones de una plaza comercial de Chimalhuacán, luego de salir de su domicilio para realizar una llamada porque en su vivienda no tenía señal.

Debido a que en un principio su cuerpo fue confundido por el de un hombre, sus familiares tardaron una semana en localizarla, hasta que la identificaron en las instalaciones del Servicio Médico Forense de Nezahualcóyotl.

De acuerdo con las investigaciones, Diana sufrió abuso sexual tras presuntamente haber sido raptada por un par de mototaxistas, quienes la llevaron a un terreno baldío donde la asesinaron y luego abandonaron su cuerpo sobre la calle Francisco I. Madero.

MARCHAN PARA EXIGIR JUSTICIA

A cuatro años de su partida, su madre encabezó una marcha en el municipio de Chimalhuacán, uno de los 11 de los municipios con alerta de género por el alto número de agresiones contra mujeres, para denunciar que aún no hay justicia.

Lamentó que actualmente solo uno de los dos presuntos agresores, identificados como mototaxistas, se encuentre recluido en un penal de Nezahualcóyotl mientras que del segundo agresor esté prófugo.

“Hoy a cuatro años de su feminicidio aún seguimos exigiendo justicia y verdad para Diana y todas las mujeres que el sistema corrupto, indolente y omiso nos ha arrebatado”

“Hoy a cuatro años nos acompaña madres que también han sufrido la pérdida de sus hijas a causa de esta violencia feminicida que existe en todo el territorio mexicano”, dijo.

La protesta inició alrededor de las 13:00 horas frente al Centro de Justicia de Chimalhuacán, a donde asistieron varias madres de víctimas de feminicidio y desaparición ocurridos en el Estado de México, y quienes hasta el momento no han encontrado justicia.

Con cruces rosas y cartulinas con leyendas de denuncia sobre el caso de Diana, el grupo se trasladó al memorial localizado a poco más de un kilómetro del Ministerio Público local, donde exigieron la detención del segundo responsable y realizaron una ceremonia espiritual.

A LA PAR DE PROTESTAS EN TOLUCA, OTRO FEMINICIDIO

Mientras en el centro de Toluca, Estado de México, las colectivas Resistencia Radical y Feministas Católicas se manifestaba por los cuatro años que han pasado desde el feminicidio de Diana Velázquez Florencio y su feminicida continúe libre; a casi nueve kilómetros fue encontrado el cadáver de una mujer con diversas lesiones en el rostro.

En la colonia GeoVillas de Independencia, de la delegación de San Mateo Otzacatipan, en la zona norte de Toluca, el cuerpo del una mujer de 34 años de edad fue localizado entre la hierba de un baldío de la calle Lombardo Toledano.

El rostro de la víctima estaba desfigurado, se le reconocía por su vestimenta: playera y chamarra negras, pantalón negro y tenis rojos, cabello largo, ondulado y castaño.

La zona fue acordonada por elementos de la policía municipal de Toluca a la espera de peritos del Servicio Médico Forense de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México.

En el Edomex se contabilizaban 60 feminicidios durante el primer semestre, de éstos, dos fueron en Toluca. Este viernes, una investigación más podría sumarse a la lista.

A 8.8 kilómetros de la zona del hallazgo, en punto del medio día, la protesta comenzó con un posicionamiento frente a la Secretaría de la Mujer,Diana no ha tenido justicia, ustedes no tendrán descanso”, resonó. A cada paso que daban, se escuchaba la historia de la joven de Chimalhuacán que sólo salió de su casa a hacer una llamada telefónica y no regresó. “Su cuerpo fue hallado y la confundieron con un varón”, reclamaron las feministas, “la encontraron violada y ahorcada”, continuaron.

Conforme avanzaron por las calles de la capital mexiquense, primero Morelos, después Rayón para seguir por Hidalgo, invitaban a la gente a sumarse, esta vez no hubo música de protesta ni pintas en comercios, no así en las sedes de la Cámara de Diputados, cuyo inmueble principal así como el Palacio de Gobierno y el Teatro Morelos, permanecieron blindados por la policía estatal.

Cuando pasaron frente al Instituto de Estudios Legislativos realizaron iconoclasia, los martillos retumbaron en las paredes del edificio, en las ventanas, en la puerta de madera. Continuaron su camino envueltas en consignas del movimiento feminista, llegaron a la Casa de Cultura de la entidad y de nuevo con palos y piedras, accionaron… 

A pocos metros se encuentra la Biblioteca Legislativa, otro edifico que fue dañado, las ventanas estaban protegidas con triplay pero de poco sirvió, con latas de pintura y un encendedor intentaron incendiarlas, la respuesta de los trabajadores se dio con extinguidores lo que calentó los ánimos. “Aún falta, hay que seguir”, gritaron.

Una vez que arribaron al Teatro Morelos, de nuevo los martillos tomaron protagonismo en la estatua de José María Morelos y Pavón. Exigieron que el feminicidia de Diana sea detenido, pues fueron dos hombres quienes participaron en su asesinato, sólo uno está preso.

En la puerta trasera del Palacio del Poder Judicial realizaron un performance, simularon los cuerpos de las víctimas de feminicidio mexiquenses, gritaron y de nuevo, el rostro de Diana como emblema.

“Siempre fuiste una hermana con derechos. Diana, no fue tu culpa ni de las personas que te amaron, fue culpa del Estado violento y del maldito infeliz que se atrevió a tocarte sin tu consentimiento. Sabemos que estás en el cielo, en el Sol y en el viento, ese que nos susurra al oído y tu alma gritando por justicia todo el tiempo. (…)Vamos a defender tu memoria hasta nuestro último suspiro, vamos a acuerpar a tu madre si ella necesita de nuestros rugidos. ¡Hermana Diana, desde el corazón del Estado de México hasta Chimalhuacán, te prometemos presionar hasta que todos estén arrestados!”.

Tras varias horas de protesta, las colectivas aseguraron que van a regresar cada que la voz o la memoria de una víctima de la violencia machista necesite eco.


(SAB)