VIOLENCIA FEMINICIDA

Muere Jesús Hernández Alcocer, presunto feminicida de la cantante Yrma Lydia

El presunto feminicida Jesús Hernández Alcocer murió la mañana de este martes en el Reclusorio Norte de la Ciudad de México

Por
Escrito en METRÓPOLI el

El presunto feminicida Jesús “H”, acusado del feminicidio de su esposa, la cantante Yrma Lydia Gamboa, habría sido trasladado el mes pasado del Reclusorio Norte al hospital general de Ticomán, debido a problemas de salud.

Jesús “H”, quien se encontraba privado de su libertad por el feminicidio de Yrma Lydia en el Reclusorio Preventivo Varonil Norte, esta mañana manifestó sentirse mal de salud por lo que fue trasladado al servicio médico del centro, donde se le brindaron las atenciones médicas para reanimarlo, sin embargo a las 10:45 hrs. fue diagnosticado sin signos vitales, informó la Secretaria de Seguridad Ciudadana. 

Autoridades capitalinas informaron que el estado físico del hombre ha empeorado tras ser ingresado en prisión. Cabe señalar que el pasado 12 de septiembre tuvo un infarto cerebro vascular y se le realizaron tomografías debido a una condición de salud delicada.

De acuerdo con la Fiscalía General de Justicia (FGJ) de Ciudad de México, Jesús “H” es el feminicida de la joven Yrma Lydya, a quien presuntamente le dio tres tiros en el restaurante Suntory de la colonia Del Valle, la noche del 24 de julio de 2022.

El perfil machista de Jesús Hernández 

El feminicidio de Yrma Lydia dejó ver la urgencia de atender la violencia feminicida, como ésta se relaciona con el abuso de poder y machismo, en este caso, con la facilidad que Jesús “N” pudo sacar una pistola y asesinar a su esposa en la Ciudad de México.

Probablemente también Yrma Lydia sufrió otros tipos de violencia como sexual, psicológica o sexual, ya que como se sabe, según Alejandra Collado, especialista en estudios de la mujer,  “para llegar a un feminicidio se tuvieron que atravesar otras violencias”.

“Desde el análisis feminista, del amor romántico, sabemos que no es amor cuando las relaciones son en condiciones de desigualdad y en esta pareja había mucho de ello, al ser él mayor, no solo en edad, sino también en poder adquisitivo, relaciones sociales, estatus social, recorrido vital, etcétera”, dice en entrevista Mag Mantilla, tallerista feminista.

En este sentido, Alejandra Collado indica que “la diferencia de edades nos habla de un camino recorrido de vínculos, avance y crecimiento y estructura de poder, y ella estaba en desventaja”. 

El feminicidio de Yrma Lydia refleja el odio hacia las mujeres, según Flor Aydeé Rodríguez, directora de Repara Lumea, organización contra la violencia de género: “El primer elemento y el más evidente es el odio que existe hacia las mujeres por parte del agresor pues, recordemos que el feminicidio es la muerte de una mujer por el  simple hecho de ser mujer”, dice en entrevista.

Durante el proceso de investigación del feminicidio, se dio a conocer que había un antecedente de una denuncia por violencia intrafamiliar por parte de Yrma Lydia, pero después desistió de esta. La denuncia fue porque él le había puesto una pistola en la cabeza, pero ella lo perdonó. Incluso se habían divorciado pero volvieron a casarse.

Esta narración de separación y reconciliación nos ilustra el ciclo de la violencia machista, de acuerdo con Mag Mantilla, este ciclo consta de tres etapas: “tensión, crisis y luna de miel, mismo que actúa como circulo vicioso que puede llegar hasta las más graves consecuencias, cómo en este caso”, señaló.

“Esto comportamientos sociales bien aceptados tienen que ver con esta superioridad y sentido de que las mujeres les pertenecen, se ve una relación desigualdad en cuanto edades, también económica”, apunta Collado.