Main logo

En 2020 hubo menos contingencias, pero 2021 pinta así para la CDMX

En lo que va del 2021, se han registrado altas concentraciones de contaminación en la Ciudad de México, acentuadas por los incendios que se han presentado

Por
Escrito en METRÓPOLI el

En lo que va del 2021, se han registrado altas concentraciones de contaminación en la Ciudad de México, acentuadas por los incendios que se han presentado en este mes, ante la sequía más grave que vive la capital en treinta años; lo que contrasta con el año pasado, cuando solo se decretó una contingencia ambiental.

Este miércoles, la Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAMe) informó de la implementación de medidas, como el Doble Hoy No Circula, ante las altas concentraciones de ozono registradas.

Fue hasta 24 horas después de la activación de dichas medidas que la CAMe informó que este jueves ya no se registraron concentraciones de ozono mayores a 154 ppb.

En un mensaje publicado en su cuenta de Twitter, la jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum atribuyó la contaminación y la mala calidad del aire a los diversos incendios registrados en la zona centro del país.

Mientras que la CAMe aseguró en un comunicado que la contaminación se debía a la intensa radiación solar y poca nubosidad que propiciaron la formación de ozono. También a que el viento no presentó una dirección definida, favoreciendo el estancamiento y la acumulación del contaminante.

Este viernes el Sistema de Monitoreo Atmosférico de la capital informó que se registró una inversión térmica en superficie y y a la altura de 2730 metros con intensidades de 1.0 y de 0.6 grados Celsius. 

Una inversión térmica puede provocar un aumento en la concentración de la contaminación, ya que atrapan contaminantes muy cerca del suelo.

En la ciudad las inversiones térmicas se pueden presentar en cualquier momento del año, sin embargo, son más frecuentes durante el invierno agravando la contaminación del aire en los meses de noviembre a febrero, señaló el Sistema.

“En estos meses es recomendable evitar realizar ejercicio al aire libre durante la mañana, las personas con asma o cualquier problema respiratorio deben disminuir la duración e intensidad de sus actividades en exteriores, en las escuelas se debe evitar la actividad física de los niños en exteriores antes del mediodía”, agregó.

Este año se han registrado 888 incendios forestales y 612 conatos en la Ciudad de México, lo que ha afectado a un total de 4 mil 101 hectáreas, principalmente en las alcaldías Tlalpan, Xochimilco y Milpa Alta, de acuerdo con Marina Robles, secretaria del Medio Ambiente (Sedema) capitalina.

En conferencia de prensa el pasado 20 de abril, Robles recordó que la temporada de incendios forestales en la capital se registra de enero a junio y de octubre a diciembre.

El 29 de marzo, se registró un incremento de contaminación del aire por partículas PM10 por fuertes rachas de viento y tolvanera que se presentaron en la capital, de acuerdo con la CAMe.

En su momento, la CAMe explicó que el frente frío número 46 y las altas temperaturas fueron las principales causantes de los fuertes vientos y tolvaneras que ocasionaron la caída de varios árboles sobre automóviles en la vía pública.

Por lo anterior, se registraron condiciones extremadamente malas de calidad del aire por partículas PM10.

2020, EL AÑO CON MENOS CONTINGENCIAS EN CDMX

El 2020 ha sido el año con menos contingencias ambientales en la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM) desde 2005, pues solo registró una en noviembre.

La contingencia se activó el 11 de noviembre con 155 puntos IMECA y fue desactivada al siguiente día.

En mayo de 2019, fue activada una contingencia ambiental atmosférica con calidad de extraordinaria por partículas PM2.5 y ozono, recuerda el informe Medidas Necesarias para Mejorar la Calidad del Aire en la Zona Metropolitana del Valle de México, elaborado por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y la CAMe.

El 14 de mayo fue activada la contingencia con un valor de 161 PM2.5 y de 142 de ozono, misma que fue desactivada tres días después, el 17 de mayo.

Ese año se registraron 6 contingencias ambientales en total. Sin embargo, al menos en las últimas dos décadas, el año que supera a 2019 en el número de contingencias registradas fue 2016, con 10.

De acuerdo con una publicación de enero de 2019, de La Silla Rota,  el programa para contingencias ambientales empezó a aplicarse en la Ciudad de México desde mayo de 1986 cuando la fase I se decretaba entre 200 y 299 puntos de IMECA. En 1998  se creó la fase de precontingencia, debido a que la mala calidad del aire alcanzó niveles críticos. En ese año se registraron cerca de 80 eventos. Desde entonces los valores de emisiones de contaminantes para activarla han sufrido cambios, por lo que también se ha reflejado en la mejora de la calidad del aire en la zona metropolitana. 

En 2003 fue el último año que hubo días donde los niveles de IMECA alcanzaron los 200 puntos. De 2004 al 2016 ese umbral se mantuvo, hasta que ese año llegó a los 203 puntos y desde entonces no se ha vuelto a repetir. 

HOME OFFICE O TELETRABAJO HA CONTRIBUIDO A MEJORAR LA CALIDAD DEL AIRE EN CDMX

Este viernes en conferencia de prensa, Eduardo Clark, director general de Gobierno Digital de Innovación Pública, informó que el Gobierno capitalino junto con la iniciativa privada implementarán un programa permanente para que al menos el 20% del trabajo sea desde casa.

Lo anterior debido a que la capital ha tenido beneficios ambientales y en movilidad debido al teletrabajo.

“Esto puede reducir más de 2.5 millones de viajes en automóvil o motocicleta y de 8.7 millones de viajes en transporte público de manera semanal”, afirmó.

El 24 de marzo pasado, durante un seminario virtual sobre el impacto del trabajo en casa al medio ambiente, organizado por la CAMe, Abraham Ortinez, director de Economía Sectorial del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC) dijo que la contaminación producida por el tráfico en zonas urbanas alcanza el 80% y su mortalidad es tres veces mayor que la causada por los accidentes de tránsito.

Señaló que entre marzo y abril de 2019 tomas satelitales evidenciaban la intensidad de emisiones contaminantes en la CDMX, las cuales en 2020 disminuyeron por la reducción de la movilidad en particular los contaminantes primarios; como el monóxido de carbono, no así con el Ozono, por lo que se deben realizar mayores estudios sobre los contaminantes atmosféricos y conocer los cambios en la fotoquímica. 

Por su parte, Víctor Hugo Páramo Figueroa, coordinador ejecutivo de la CAMe, insistió en que se debe reforzar el trabajo para mejorar la calidad del aire y de aprovechar las lecciones y oportunidades que la pandemia y sus efectos nos han dejado.

¿QUÉ HACER CUANDO SE PRESENTA UNA MALA CALIDAD DEL AIRE?

Ante los casos donde se registra mala calidad del aire, la CAMe recomienda disminuir la exposición de la población al aire contaminado, para reducir el riesgo de afectación a la salud, además reducir la generación de contaminante.

Para esto último, exhorta a continuar con el trabajo a distancia para reducir traslados, evitar el uso de aromatizantes, aerosoles, pinturas, impermeabilizantes o productos que contengan solventes; recargar gasolina después de las 18:00 horas; revisar y reparar fugas en instalaciones de gas doméstico; reducir el uso de combustibles en casa acortando el tiempo de ducha a un máximo de cinco minutos y al cocinar, utilizar recipientes con tapa; realizar compras y trámites en línea para reducir viajes; evitar hacer ejercicio o actividades vigorosas en exteriores entre las 13:00 y 19:00 horas. 

Podrá darse seguimiento a la calidad del aire en la Zona Metropolitana a través de la App Aire, en el sitio web www.aire.cdmx.gob.mx, en twitter @Aire_CDMX o al teléfono 5552789931 ext. 1.

cmo