METRÓPOLI

¿Metro, el mejor lugar para resguardarse de un sismo?

El Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro ha resistido los tres terremotos más fuertes que han azotado la capital, sin presentar daños severos

  • REDACCIÓN
  • 28/09/2017
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
¿Metro, el mejor lugar para resguardarse de un sismo?
¿Metro, el mejor lugar para resguardarse de un sismo?

Varios videos se difundieron a través de redes sociales en los cuales se ve como el terremoto del pasado 19 de septiembre azotó las instalaciones del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro.

El convoy se tambalea en las vías, los anuncios y barandales también se mueven de manera estrepitosa, usuarios salen despavoridos de los vagones, unos cuantos más aguardan dentro de estos.

SIGUE AQUÍ LA COBERTURA COMPLETA DEL SISMO DEL 19/S

Pasa el sismo, algunas estaciones suspenden servicios, se hacen las revisiones pertinentes, sin embargo, no hay afectación severa alguna.

El de 7.1 es el tercer temblor histórico que resiste el Metro. El de un par de semanas antes, de 8.2 de magnitud y el de hace 32 años, de 8.1, en ellos también salió ileso.

Esto, para El País, ha convertido al Metro en el bunker de la capital contra los sismos.


“Está construido a base de concreto armado. Ha resistido y seguirá resistiendo movimientos telúricos”, señala al diario español, Jorge Gaviño, el director del Metro.

Mientras que Oscar Trejo, ingeniero estructuralista de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), sentencia que el Metro es una de las estructuras más seguras en cualquier parte del mundo.

La seguridad con la que se construyeron, tanto las líneas subterráneas como las elevadas, es reflejo de esta resistencia.

TAMBIÉN PUEDES LEER: El precio de vivir en las colonias más afectadas por el sismo

Aparte de salvaguardar en el sismo a sus pasajeros, el Metro también fue, junto con otros medios de transporte público, parte fundamental de movilidad en la ciudad ante el desastre.

Brigadistas, voluntarios y demás ciudadanos utilizaron el Metro para llegar a las zonas de desastre a ayudar o para reencontrase con familiares, todo esto mientras el servicio era gratuito.

El primer tramo del Metro fue inaugurado en 1969, con el fin de conectar el oriente con Chapultepec, el principal parque de la capital.

Desde entonces ha crecido hasta formar un total de 12 líneas que diariamente transporta a más de 5 millones de usuarios.

Los principales daños que registró el Metro tras el sismo fue en la Línea 12, las última en ser construida, la cual ha presentado fallas e irregularidades desde su inauguración.


Con información de El País

RGG