METRÓPOLI

¿Cómo podría ser más eficiente el Metro? La UNAM tiene la respuesta

Un algoritmo autoorganizante desarrollado por los mismos investigadores que crearon MetRevolución podría optimizar este servicio de transporte tan necesario

  • REDACCIÓN
  • 03/05/2018
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
¿Cómo podría ser más eficiente el Metro? La UNAM tiene la respuesta
Caos en el Metro (Especial)

Para los capitalinos, usar el Metro de la Ciudad de México a diario puede ser un gran dolor de cabeza debido al tránsito lento de los trenes y a la cantidad de personas que ingresan a cada convoy. Por ello, miembros del Instituto de Investigaciones en Matemáticas Aplicadas y en Sistemas (IIMAS) de la UNAM desarrollaron una propuesta que podría regular y optimizar este servicio de transporte tan necesario.

LEE TAMBIÉN: ¿Es viable el cablebús o metrocable como transporte en CDMX?

¿Cómo optimizar el servicio del Metro?

De acuerdo con la propuesta desarrollada los investigadores Gustavo Carreón, Luis Pineda y Carlos Gershenson, un algoritmo autoorganizante podría regular el tránsito de los trenes.

“Imagina controlar cuánto permanece un convoy en una estación según la cantidad de usuarios y sus necesidades particulares de ascenso y descenso, y saber hace cuánto partió el tren de adelante y cuánto demorará el de atrás. Tomar decisiones a partir de algo así ayudaría a ganar tiempo y esto se puede lograr con sensores; ya existe la tecnología para hacerlo”, menciona Gustavo Carreón.

En su investigación titulada Improving public transportation systems with self-organization,  se realizaron simulaciones en computadora y comprobaron que con este algoritmo, el flujo de los trenes podría agilizarse hasta en un 30 por ciento.

MetRevolución, la primera prueba exitosa

Tan solo el año pasado,  Gershenson y Carreón implementaron un método para eficientar el Sistema de Transporte Colectivo que aunque parece simple, logró algo que parecía imposible: un ingreso ordenado a los convoyes.

Con MetRevolución, los usuarios hacían filas a un lado de las compuertas y, antes de subir al vagón, dejan bajar a los pasajeros que llegan  mediante una serie de señales adheridas al piso del andén.

Con la iniciativa se ha mejorado de un 10 a un 15 por ciento el tiempo efectivo de ascenso y descenso, y de un 15 al 25 el de cierre de puertas. Esta se aplica ya en 15 estaciones, la mayoría de transferencia, y cada mes se suma una más al listado.

“Sin embargo, para optimizar los resultados es indispensable pensar de manera integral y lo logrado con MetRevolución sólo funciona en una estación. Nos gustaría probar nuestro algoritmo de autorregulación en toda una línea y ya estamos diseñando un proyecto piloto que nos permita hacerlo”, mencionó Gershenson.

Para Gershenson y Carreón, las ideas para optimizar el servicio del Metro no se limitan a un algoritmo. “Queremos recuperar algunas que quedaron en el tintero al diseñar MeRevolución, como pegar señalamientos al interior de los vagones para que la gente se distribuya de mejor manera en los mismos, o que el pitido emitido por el vagón antes de cerrar sus puertas sea de una duración regular y no variable, según el capricho de cada conductor. Todo esto ayuda porque, como se dijo antes, la clave es tener un enfoque integral”. 

Asimismo, los investigadores concluyeron que presentarán esta medida al candidato que resulte ganador como Jefe de Gobierno en las elecciones de este primero de julio.

Con información de UNAM Global

fmma