PROTOCOLO INTERINSTITUCIONAL EN CDMX

¿Qué no se permitirá en detenciones a menores, según nuevo Protocolo?

Con su puesta en marcha, los policías tendrán la obligación de avisar inmediatamente a los papás o tutores de que hay un menor de edad que ha sido remitido
¿Qué no se permitirá en detenciones a menores, según nuevo Protocolo?Detención menores (Fotografía ilustrativa)

Con la implementación del Protocolo Interinstitucional para Personas Adolescentes se busca evitar las detenciones arbitrarias en la Ciudad de México. Con su puesta en marcha los policías tendrán la obligación de avisar inmediatamente, a los papás o tutores, de que hay una persona menor de edad que ha sido remitida ya sea al Juez de Justicia Cívica o al Ministerio Público. Esto es obligatorio.  

LEE TAMBIÉN: "Se fue con el novio" ¿por qué no hay que esperar 72 horas?

La presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México (CDHCDMX), Nashieli Ramírez Hernández explicó que si no encuentran a los papás, se tiene que hacer el reporte a la Procuraduría de la Defensa de Niños, Niñas y Adolescentes, donde un abogado o defensor podrá acompañar al menor durante el proceso, ya que no pueden estar solos. 


"Lo importante en este nuevo protocolo es exactamente el papel que tiene la Procuraduría de la Defensa de Niños, Niñas y Adolescentes para poder estar todo el tiempo en el acompañamiento de estos procesos, que van desde la detención, hasta, si es en su caso, los procesos en Ministerio Público y desarrollo".

El protocolo aplica para menores de edad. Desde el momento de la detención, la autoridad debe de presumir y más si la persona lo está diciendo, que tiene 17 años o menos.   

"Lo que los policías tienen que hacer y el propio Ministerio, primero es presumir que son menores de edad y después ya determinar si no lo son, y no al revés. No pensar: ´Ah, se veía muy grande y era menor´ No. Si la persona además le está diciendo que es menor de edad, ellos tienen que tratarlo como menor de edad hasta que se demuestre lo contrario". 

En este tipo de detenciones era común los excesos que cometían los policías. "Y cuando se cuestionaba decían: ´No, pues es que se veía muy grande´, quién sabe qué determinación es esa, pero ahora eso ya no se va a poder. Un principio del Protocolo es la presunción de minoría de edad".

Bastaría con que una persona diga que es menor para que se le dé el tratamiento como tal. Sin embargo, en el Ministerio Público a través del médico de guardia puede confirmar la edad y además de los sistemas de identificación, se cuenta con el Registro Civil. 

El protocolo establece el uso de la fuerza, el esquema de traslado, de aviso a los familiares y DIF, así como el acompañamiento de los derechos humanos y el tratamiento que debería de tener el Ministerio Público cuando los recibe o el juez cívico en caso de violación a la Ley de Cultura Cívica.

De acuerdo con el Protocolo, publicado este 15 de mayo en la Gaceta Oficial de la Ciudad de México, las detenciones deberán realizarse con las medidas preventivas necesarias para salvaguardar la integridad personal, todo el tiempo con respeto a los derechos humanos

Los adolescentes detenidos tendrán el derecho a la protección a la intimidad,  a que se le informe quién y de qué se le acusa; a hacerle de su conocimiento los derechos que le asisten; a ser considerado, en cualquier procedimiento, inocente hasta en tanto el juez no determine lo contrario; no ser agredido; a comunicarse con su familia para avisar de su situación.

En caso de que el menor de edad no hable español o cuente con alguna discapacidad, se le asignará un traductor o interprete, sino es la situación, la autoridad está obligada a asignarle un defensor público, excepto en los casos en los que cuenten con un defensor privado. Esto durante su estancia en las instalaciones de la Procuraduría capitalina.

El MP o Juez Cívico deberán recibir las pruebas que aporte el abogado en su defensa; el adolescente podrá acudir a la Unidad de Mediación en Procuración de Justicia para Adolescentes, si la parte acusadora solicita su intervención.

¿Qué no podrán hacer los policías al detener a menor?

El Protocolo establece que en el momento de la detención de un adolescente, en caso extremo los policías podrán ejercer el uso de la fuerza, conforme a los niveles establecidos en la ley. Queda prohibido utilizar lenguaje ofensivo.

"El uso de la fuerza o de instrumentos de coerción excepcionalmente se aplicarán una vez agotados los demás medios de control autorizados en la Ley que Regula el Uso de la Fuerza de los Cuerpos de Seguridad Pública del Distrito Federal y demás disposiciones que emita el Secretario de Seguridad Pública, en concordancia con la aplicación del interés superior de la infancia", señala el documento.

También los policías tendrán prohibido discriminar a alguien por origen étnico o nacional, sexo, edad, identidad de género, discapacidad, condición social, económica  o cualquier otra.

El uniformado deberá informar al adolescente de forma inmediata y en un lenguaje claro, los hechos que se le imputan, las razones de su detención y los derechos que le asisten;

En caso de realizar una revisión física, preferentemente será efectuada por policías del mismo sexo de la persona adolescente detenida, sin que ésta sea denigrante.  Se realizará el traslado a las agencias especializadas en justicia para adolescentes o juzgados cívicos, en vehículos con distintivos policiales y personal uniformado.

Desde 1995 a la fecha, la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México ha emitido 61 recomendaciones por detenciones arbitrarias a dependencias del gobierno capitalino; 28 están en seguimiento; 28 concluidas; cinco no fueron aceptadas. 

Caso Marco Antonio, el detonante para el Protocolo

El último caso que se hizo público de una presunta detención arbitraria fue el de Marco Antonio, el estudiante de la Preparatoria 8 de la UNAM que desapareció cinco días, luego que policías capitalinos lo capturaran en la inmediaciones de la estación Metrobús El Rosario, en la delegación Azcapotzalco y después fue encontrado en shock en el Estado de México. 

Hasta el momento, el joven aún no se recupera del trauma de la experiencia, ya fue dado de alta pero fue trasladado a una "residencia". Se dijo que todavía no está en condiciones de hacer su declaración sobre lo que ocurrió. 

Este caso fue uno de los detonantes para que el Protocolo Interinstitucional para Personas Adolescentes se concretara. 


"Ya se venía trabajando antes. De hecho había una mesa de trabajo en donde la Secretaría de Seguridad Pública estaba desarrollando un protocolo para finales del año pasado, pero sí (el caso Marco Antonio) aceleró el que se concretaran las acciones", indicó Ramírez Hernández.

Jorge Yáñez, consejero del Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes Ciudad de México (Sipinna), uno de los organismos creadores del Protocolo, aseguró que el caso Marco Antonio fue uno de los motivos, aunque hay otros elementos como las detenciones de menores durante marchas. 

Este protocolo es como una guía para que los servidores públicos atiendan a menores de edad detenidos en presumible conflicto con la ley o infractores, y así evitar las detenciones arbitrarias, como la de Marco Antonio.

"Aquí hay que hacer la diferencia. En conflicto con la ley es el sistema penal. Probables infractores es básicamente cómo los vamos a llevar al Juez Cívico", explicó la titular de la CDH-CDMX, Nashieli Ramírez Hernández. 

Es un protocolo que se adecua a las circunstancias y cambios actuales como al Sistema de Justicia Penal para Adolescentes; a Ley de Derechos de Niñas y Niños y a la Procuraduría de Defensa de Niños, Niñas y Adolescentes. 

Este documento determina las atribuciones e intervención de la Secretaría de Seguridad Pública, la Procuraduría General de Justicia, la Consejería Jurídica y de Servicios Legales, así como todos los demás involucrados, incluido el DIF CDMX.

fmma

LEA TAMBIEN


Marco Antonio sale de hospital y en esto va el caso

Luego de que los padres de Marco llegaran a un acuerdo con la Segob, la CNS y la CNDH, esta es la actualización sobre el menor

LEA TAMBIEN


Sin capacitación en protocolos, policías de la CDMX: ex ombudsman

De acuerdo a Luis González Placencia, los policías de la SSP no han recibido capacitación para aplicar el protocolo de detención de adolescentes









Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información