MUNDO

Los Memes que pueden llevar a la cárcel

Una joven que se enfrenta a la posibilidad de ir a la cárcel por compartir memes en las redes sociales ha provocado un gran debate sobre el abuso de la ley

  • REDACCIÓN
  • 27/08/2018
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Los Memes que pueden llevar a la cárcel
En Rusia cada vez más jóvenes reciben citatorios por incitar al odio religioso

Una joven se enfrenta a la posibilidad de ir a la cárcel por compartir memes en las redes sociales ha provocado un gran debate sobre el abuso de la ley y la censura en Rusia.

Maria Motuznaya, de 23 años, quien vive en Siberia, llamó la atención pública a fines de julio, cuando explicó en Twitter por qué está en la lista oficial de "extremistas y terroristas" de Rusia, publicó la BBC

"Hola a todos, mi nombre es Masha, tengo 23 años y soy una extremista", escribió en ruso, presentando su historia.

En los 20 tweets que siguieron, María detalló cómo, en mayo, la policía la acusó de "insultar a la gente" publicando memes satíricos en su perfil en VKontakte o VK, la red social más grande de Rusia.

Después de una audiencia inicial, el caso regresará a la corte el 28 de agosto. María enfrenta hasta 6 años de prisión por cargos de incitación al odio y ofender los sentimientos de creyentes religiosos, ambos delitos en Rusia y en muchos otros países del mundo.

"Compartí varios memes y unas de las imágenes eran de temas religiosos, sobre la Iglesia ortodoxa rusa en particular", le contó a la BBC.

Uno de los memes ofensivos muestra a mujeres vestidas de monjas fumando cigarrillos y exhortándose mutuamente a hacerlo rápido "mientras Dios no está mirando".

"No eran genocidio ni nada así, simplemente algunas imágenes divertidas", explicó Maria a la BBC.

"¡Rápido, mientras Dios no está mirando!"... uno de los memes publicados por Maria Motuznaya.

Ella dice que los memes reflejan su yo más joven y que hoy en día no los publicaría, ya que su perspectiva y sentido del humor han cambiado.

Cuando Maria descubrió que estaba bajo investigación policial, su primera reacción fue de incredulidad.

Cuando la llevaron para interrogarla, la policía le dijo que recibiría "servicio comunitario sin antecedentes penales" si firmaba una confesión completa. "Firmé todo, creí a nuestra gran policía", señaló, con una risita nerviosa.

"CIUDADANO INDESEABLE"

Pero no es una broma. De hecho, dado que su historia acaparó titulares en Rusia, se descubrió que en la misma ciudad en la que vive Maria, al menos otras dos personas enfrentan ahora posibles condenas de prisión por cargos idénticos.

Los detalles de sus casos son tan similares a los de Maria que es difícil no tener una sensación de déjà vu: ambos usaron VKontakte, compartieron alrededor de una docena de memes y luego fueron acusados de extremismo.

Uno de ellos, Daniil Markin, de 19 años, ha estado bajo investigación por más de un año. Una de las imágenes que compartió comparaba al personaje de la serie de televisión de "Juego de Tronos" Jon Snow con Jesús.

Las investigaciones sobre Daniil y Maria fueron motivadas por denuncias hechas a la policía por parte de las mismas dos mujeres, dos estudiantes. Desde entonces, las jóvenes, quienes dijeron que los acusados insultaron su creencia religiosa, cerraron sus cuentas de las redes sociales.

"CAPITAL DEL EXTREMISMO"

En los últimos años, cada vez más rusos han sido procesados por su actividad en las redes sociales, según las estadísticas publicadas por el grupo internacional de derechos humanos Ágora.

Según sus datos, en 2017 se presentaron 411 casos criminales contra usuarios de internet en Rusia. El año anterior habían sido 298.

En la mayoría de los casos, los usuarios fueron acusados de extremismo, una ofensa que puede incluir: "Incitar el odio y la animosidad", "Rehabilitación del nazismo", "Llamadas al separatismo" o "Insultar los sentimientos de los creyentes"

Ilya Varlamov, uno de los principales blogueros de Rusia, concuerda y considero que esto permite a las autoridades tener una "interpretación muy libre" de lo que infringe la ley, de modo que cobija gran parte de lo que cualquiera podría hacer al comunicarse con los demás.

Según los activistas en defensa de los derechos humanos, la mayoría de los casos de "extremismo" en línea se basan en la actividad de los usuarios en VK, y alegan que la red social coopera activamente con la policía rusa y los servicios de seguridad.

VKontakte dice que está obligado por ley a entregar información a la policía.

VKontakte dijo que hará cambios en su política y permitirá que las personas hagan sus páginas "totalmente privadas". La red social también dijo a la BBC que en el futuro haría públicas las estadísticas sobre solicitudes de cumplimiento de la ley.

En respuesta a las críticas, el gigante ruso de internet Mail.ru Group, propietario de VKontakte, solicitó la amnistía para los condenados por compartir o dar a "me gusta" a los mensajes en línea.

"Las acciones de las autoridades policiales a menudo no se corresponden con una amenaza potencial y su reacción a los comentarios o memes es innecesariamente dura", dijo en un comunicado.

AJ