YOSOITU

La última noche de Mario Benedetti en México y sus frases más inolvidables

“Cuando creíamos que teníamos todas las respuestas, de pronto, cambiaron todas las preguntas”, hoy se cumplen 10 años del fallecimiento del escritor uruguayo

  • REDACCIÓN
  • 17/05/2019
  • 18:20 hrs
  • Escuchar
La última noche de Mario Benedetti en México y sus frases más inolvidables
Su primera novela “Quién de nosotros” pasó casi desapercibida por la audiencia, caso contrario a “La tregua” que fue traducida en 19 idiomas y llevada al cine, teatro y televisión (1960) (FOTO TOMADA DE WEB)

La extensa y maravillosa obra que dejó como legado el escritor uruguayo Mario Benedetti, es una escalera a nuestros sueños. Con sus palabras, el poeta nos eleva a un mundo de comprensión y añoranza que nos hace suspirar gracias a su gran sensibilidad.

Este 17 de mayo se cumplen 10 años de la muerte del escritor, quien en vida fue creador de más de 80 libros que fueron traducidos a una veintena de idiomas. Así fue la última noche de Mario Benedetti en México: 

A las 19 horas ya era imposible entrar al 'palacio blanquito': tanto la entrada principal como las puertas laterales habían sido cerradas; sin embargo, la larga fila de fieles seguidores de Benedetti serpenteaba dando varias vueltas a la plazoleta frontal. Los más audaces intentaban otras vías y algunos lograron colarse por un estacionamiento posterior, pero los más permanecieron arremolinados frente a las puertas. El éxito los coronó cuando a medio recital lograron dar el clásico portazo y una marea humana ocupó hasta los pasillos del salón, se leía en la crónica que publicó el periódico La Jornada.

Benedetti ofrecería un recital de poesía en el Palacio de Bellas Artes, la cita era a las 8 de la noche, pero desde las 11 de la mañana había largas filas de personas que querían asegurar su lugar en tan importante evento. Las autoridades advirtieron que no habría cabida para todos en el Palacio y comenzaron a instalar pantallas a las afueras del lugar.

La gente permaneció inmóvil soportando el frío, el viento, la lluvia y el cansancio. No estaban dispuestos a ver a su ídolo a través de una pantalla. El fervor que provocaba Benedetti, uno de los poetas más socorridos en la actual era de las redes sociales, quedó de manifiesto cuando se abrieron las puertas del palacio.

Muy rápido estaban ocupados los 1.200 lugares en el teatro de Bellas Artes, pero quienes permanecían afuera dieron "portazo", ingresaron a la fuerza al lugar y se desató un pequeño caos que sólo fue aplacado por la presencia de Benedetti.

Desde las siete de la noche Benedetti, de 77 años, se asomaba tímidamente al escenario para ver cómo marchaba todo. Al estilo de un "mago", su sola aparición en el escenario apaciguó a sus seguidores.

Comenzó entonces una jornada que, para quienes tuvieron la fortuna de estar ahí, resultaría inolvidable. Benedetti inició su recital con Corazón, coraza y que él presentó así: "seguramente lo conocen por la película del argentino Eliseo Subiela, El lado oscuro del corazón, donde interpretó a un poeta alemán que vive en Uruguay".

MARIO BENEDETTI EN FRASES 

Mario Orlando Hardy Hamlet Brenno Benedetti Farrugia, mejor conocido como Mario Benedetti nació el 14 de septiembre de 1920 en Paso de los Toros (Tacurembó, Uruguay), bajo una familia italiana que influyó en los cinco nombres con los que fue bautizado.

Desde los 14 años Benedetti trabajó en una fábrica de repuestos de automóviles “ Will L. Smith, S.A.”, en la que incursionó en todo tipo de especialidad desde vendedor hasta contador. Para luego en 1939 viajar hasta argentina donde descubrió sus dotes de poeta.

El uruguayo regresó a Montevideo en 1941 y se integró al equipo del semanario Marcha, donde participó en la formación de hasta tres generaciones de intelectuales como Eduardo Galeano, Alfredo Zitarrosa, Emir Rodríguez Monegal, Ángel Rama, Juan Carlos Onnetti, entre otros. Para luego convertirse en 1954. Para luego convertirse en el director literario del semanario.

Contrajo matrimonio en 1946 con Luz López Alegre, quien fue su gran amor y compañera de vida.

Benedetti continuó con sus publicaciones literarias pero también incursionó en la vida política y en 1971 fundó el Movimiento de Independientes 26 de marzo. Al igual que participó activamente contra el Tratado Militar con los Estados Unidos.

También fue miembros del consejo de redacción de Número, una revista destacada para la época, a lo que se suman premios y galardones obtenidos por sus cuentos.

Su primera novela “Quién de nosotros” pasó casi desapercibida por la audiencia, caso contrario a “La tregua” que fue traducida en 19 idiomas y llevada al cine, teatro y televisión (1960).

Estas son algunas de las  frases más representativas de Mario Benedetti:  

1. “No me tientes que si nos tentamos no nos podremos olvidar”.

2. “Pero, en definitiva, ¿qué es Lo Nuestro? Por ahora, al menos, es una especie de complicidad frente a otros, un secreto compartido, un pacto unilateral. Naturalmente, esto no es una aventura, ni un programa ni -menos que menos- un noviazgo. Sin embargo, es algo más que una amistad. Lo peor (¿o lo mejor?) es que ella se encuentra muy cómoda en esta indefinición. Me habla con toda confianza, con todo humor, creo que hasta con cariño”.

3. “Cuando creíamos que teníamos todas las respuestas, de pronto, cambiaron todas las preguntas”.

4. “La mariposa recordará por siempre que fue gusano“.

5. “Después de todo, la muerte es solo un síntoma de que hubo vida”.

6. “En la razón solo entrarán las dudas que tengan llave”.

7. “De dos peligros debe cuidarse el hombre nuevo: de la derecha cuando es diestra, de la izquierda cuando es siniestra”.

8. “No vayas a creer lo que te cuentan del mundo (ni siquiera esto que te estoy contando) ya te dije que el mundo es incontable”.

9. “Quién lo diría, los débiles de veras nunca se rinden”.

10. “Hay pocas cosas tan ensordecedoras como el silencio“.

11. “Me gustaría mirar todo de lejos pero contigo”.

12. “No te rindas, por favor no cedas, aunque el frío queme, aunque el miedo muerda, aunque el sol se esconda, y se calle el viento, aún hay fuego en tu alma, aún hay vida en tus sueños. Porque la vida es tuya y tuyo también el deseo, porque cada día es un comienzo nuevo, porque esta es la hora y el mejor momento, porque no estás solo, ¡porque yo te quiero!”

13. “Me gusta la gente que vibra, que no hay que empujarla, que no hay que decirle que haga las cosas, sino que sabe lo que hay que hacer y que lo hace. La gente que cultiva sus sueños hasta que esos sueños se apoderan de su propia realidad”.

14. “Me gusta la gente capaz de entender que el mayor error del ser humano, es intentar sacarse de la cabeza aquello que no sale del corazón”.

15. “Nos resignamos al momento único y feliz. Preferimos perderlo, dejarlo transcurrir sin siquiera hacer el razonable intento de asirlo. Preferimos perderlo todo, antes que admitir que se trata de la única posibilidad y que esa posibilidad es solo un minuto y no una larga, impecable existencia”.

16. “Yo amo, tú amas, el ama, nosotros amamos, vosotros amáis, ellos aman. Ojalá no fuese conjugación sino realidad”.

17. “Cinco minutos bastan para soñar toda una vida, así de relativo es el tiempo”.

18. “Nunca pensé que en la felicidad hubiera tanta tristeza”.

19. “Qué buen insomnio si me desvelo sobre tu cuerpo”.

20. “Mi estrategia es que un día cualquiera no sé cómo ni sé con qué pretexto por fin me necesites”.

21. “La gloria no consiste en no caer nunca, sino más bien en levantarse las veces que sea necesario”.

22. “El amor no es repetición. Cada acto de amor es un ciclo en sí mismo, una órbita cerrada en su propio ritual. Es, cómo podría explicarte, un puño de vida”.

23. “La perfección es una pulida colección de errores”.

24. “Si el corazón se aburre de querer para qué sirve”.

25. “¡Si uno conociera lo que tiene, con tanta claridad como conoce lo que le falta!”

Estas 25 frases son auténticas lecciones de vida de Mario Benedetti. Pensamientos plasmados en hermosas palabras que nos invitan a reflexionar y también a aprender.


nl