METRÓPOLI

Efectiva pero letal: ¿La Marina en el corazón de la CDMX?

Ante los crecientes crímenes en el centro de la capital, la posibilidad de que la Marina se sumerja en el corazón de la ciudad se pone sobre la mesa

  • RODRIGO GUTIÉRREZ GONZÁLEZ
  • 20/04/2018
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Efectiva pero letal: ¿La Marina en el corazón de la CDMX?
Elementos de la Marina en un operativo en Tláhuac. (Foto Cuartoscuro)

Ante el incremento de la violencia y la inseguridad en la delegación Cuauhtémoc, el titular de la demarcación, Rodolfo González Valderrama, solicitó el apoyo de la Secretaría de Marina (Semar), para que patrulle por las calles del corazón de la Ciudad de México, según informó él mismo a La Silla Rota.

Ante ello, La Silla Rota  buscó la opinión de analistas de los temas de seguridad sobre la viabilidad que tendría esta estrategia de seguridad en el primer cuadro de la capital.

LEE ADEMÁS: La Cuauhtémoc: el corazón de la CDMX entre muertos y narco

“La Marina es muy efectiva pero es muy letal”, afirmó Victor Manuel Sánchez, integrante del Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE).

Mientras, Javier Oliva, investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México, ve como viable ese apoyo por el contexto electoral y el repunte de la violencia “prácticamente en todo el país”.

Sánchez, también investigador de la Universidad Autónoma de Coahuila (UAdeC), ve complicada la entrada de la Marina al primer cuadro de la Ciudad de México: “sería un salto muy brusco”, dijo.

Sánchez califica a la Marina como un arma de dos filos, ya que “es muy efectiva, pero muy letal”. Aunque reconoce que la participación de la Marina podría contener la violencia, apunta que también existiría la posibilidad de que se presentaran situaciones donde la población corriera riesgo.

Por su parte, Javier Oliva, investigador de la UNAM, lo ve probable ante el contexto electoral y el repunte de la violencia en prácticamente todo el país. Sin embargo, afirma  que dicha acción reflejaría el fracaso de los programas y políticas de seguridad tanto a nivel local, como federal.


En su opinión las Fuerzas Armadas tienen todas las condiciones legales y de adiestramiento para estar en cualquier parte del país. Y afirma que si no es la Marina, nadie más puede combatir la violencia.

Sánchez difiere: “Si me pusiera en los zapatos de los gobernantes, dudaría muy seriamente de introducir a la Marina en la Ciudad de México […] si tuviera que apostar diría que no”.

PUEDES LEER: Los lujos de El H, presunto líder narco en la CDMX

Para él, la Policía Federal es una mejor opción, pues no sería “brusco” y, como las policías, tiene otro tipo de entrenamiento.

Sánchez asegura que la policía capitalina es muy deficiente a pesar de que ha habido años muy prósperos en la ciudad: “Durante muchos años la Policía de la Ciudad de México no ha tenido que enfrentar esta violencia generalizada; sí ha habido tiroteos, persecuciones, pero no es algo a lo que estén enfrentados todos los días como en otros lados que se la están jugando todos los días”.

“La Policía Federal tiene personas más entrenadas y preparadas para este tipo de situaciones”. Añade que por las características de las células delictivas de la Ciudad de México no se antoja que ya hayan podido corromper a mandos de la Policía Federal; “Si bien no es un cuerpo pulcro, pues se ha mostrado la corrupción de varios mandos, no estás en esa situación [en la capital], por lo que no sería tan descabellada esa opción”.

“Su entrenamiento está diseñado para neutralizar al rival. No corren mucho riego, van sobre el objetivo”

Por su parte, Sánchez enlista tres factores para optar por la Marina frente al Ejército y la Policía Federal: El aparato de inteligencia de la Marina es mejor, su estructura es más limpia en términos de corrupción y está más preparada en el área de choque o enfrentamiento.

Sobre la violencia en la que está sumergida la Ciudad de México, Víctor Manuel Sánchez hace un diagnóstico ya conocido: la fragmentación de los cárteles.

“Uno pensaría que los arrestos o muertes de cabecillas locales ayudarían a la pacificación; pues yo creo que es al contrario porque se abren disputas internas que a la vez generan más violencia".