METRÓPOLI

Margarito, el policía que “compró” dos niñas para violarlas

La madrastra de las menores fue quien facilitó la “compra” al uniformado, quien pasará menos de cinco años en la cárcel

  • RODRIGO GUTIÉRREZ GONZÁLEZ
  • 18/04/2018
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Margarito, el policía que “compró” dos niñas para violarlas
Margarito, el policía que “compró” dos niñas para violarlas (Foto FGJEM)

Margarito Rodríguez Durán pasó de ser Policía Municipal en Tlalnepantla, Estado de México, a pasar los próximos 4 años 11 meses y dos días de su vida dentro de un penal.

Esto luego de ser sentenciado por violación y trata de personas contra dos menores de edad.

De acuerdo con la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM), Rodríguez Durán “compró” a las niñas de 15 y 13 años de edad para abusar sexualmente de ellas.

Los hechos ocurrieron en un domicilio de la colonia Mesa de Leones, en el municipio mexiquense de Ecatepec, durante el 2012.

Margarito otorgó el pagó a la madrastra de las menores, quien facilitó la “compra”.

El policía fue detenido en diciembre del 2016 luego de que se presentara la denuncia en su contra y se liberara una orden de aprehensión.

Las autoridades mexiquenses no detallaron cuanto fue el monto que Margarito Rodríguez Durán “pagó” por las niñas.

Tampoco informó sobre la situación legal de la madrastra de las víctimas, quien fue cómplice del Margarito.

Seis años después de los hechos y casi dos de ser detenido, Margarito Rodríguez Durán fue sentenciado a 4 años 11 meses y dos días de prisión.

Además, tendrá que pagar una multa de 97 mil 435 pesos por el delito de trata de personas en la modalidad de explotación ajena, con la agravante de haberse cometido en contra de menores de edad.

LEE ADEMÁS: A Irlanda la intentaron violar y asesinar en Puebla

Más las reparación del daño moral a favor de cada una de las víctimas por la cantidad de 37 mil 700 pesos.

Edomex: el infierno para las mujeres; Ecatepec, su capital

No hay entidad del país con más denuncias por delitos sexuales que el Estado de México, así lo revelan cifras oficiales y lo peor de todo es que los casos han ido en aumento.

De enero del 2015 a febrero de este año en la entidad mexiquense se denunciaron 11 mil 112 delitos sexuales.

En 2015 se registraron 2 mil 741 delitos sexuales, al año siguiente hubo 3 mil 876 casos, en 2017 continúo subiendo alcanzando 3 mil 954 crímenes, mientras que durante el primer bimestre del año registraron 541 casos.

TAMBIÉN LEE: Flashing, la nueva tendencia porno que violenta a mujeres

De 2015 a 2017, hubo un aumento de mil 213 denuncias sexuales en el Estado de México, lo que representa una alza de más del 44%.

El delito sexual más común en la entidad mexiquense es el abuso sexual, seguida de la violación simple.

En el Estado de México ocurren, en promedio, 292 crímenes sexuales al mes, casi 10 al día, uno cada dos horas.

Si el Edomex tuviera una capital de los delitos sexuales sería Ecatepec, donde Margarito pudo comprar a dos menores de edad para abusar de ellas, sin importar que haya sido un policía en activo.

Ecatepec acumula el 12% de los delitos sexuales que se han cometido en el Estado de México en los últimos tres años.

De 2015 a febrero pasado se denunciaron mil 443 crímenes sexuales en Ecatepec.  

Como reflejo del estado, en dicho municipio los delitos de esta índole también han ido en aumento.

En 2015 se registraron 281 casos, duplicándose en 2016 cuando se reportaron 544 casos y siguiendo a la alza el año pasado cuando hubo 552 crímenes sexuales.

PODRÍA INTERESARTE: Fátima, el atroz feminicidio de una niña de 12 años

Mientras que los primeros dos meses de este año, en Ecatepec, se denunciaron 66 casos.

Esto pese a que, desde el 2015, la Secretaría de Gobernación (Segob) activó la Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres.

La Alerta de Género es un mecanismo de protección de los derechos humanos de las mujeres que consiste en un conjunto de acciones gubernamentales de emergencia para enfrentar y erradicar la violencia feminicida y/o la existencia de un agravio comparado que impida el ejercicio pleno de los derechos humanos de las mujeres.

Sin embargo, organizaciones son gubernamentales han criticado que dicha alerta únicamente ha sido utilizada como estrategia política y no para disminuir la violencia contra la mujer.