ELECCIONES EN VENEZUELA

CIDH rechaza las elecciones convocadas por Maduro

El organismo de derechos humanos criticó duramente al mandatario venezolano, al no ofrecer garantías para las elecciones
CIDH rechaza las elecciones convocadas por MaduroCIDH critica al gobierno de Maduro (Tomado de El País)

La Comisión Interamericana de Derechos Humanas (CIDH) insistió este lunes en la catastrófica crisis política, económica y humanitaria que atraviesa Venezuela desde hace meses y deslegitimó las elecciones recientemente convocadas por el régimen chavista. En su tercer informe sobre la situación del país, los expertos señalaron el uso de la violencia, la censura de medios de comunicación y la falta de independencia judicial como ejemplos de la ruptura total del orden constitucional, algo de lo que ya han alertado otros organismos internacionales.

Lee también en La Silla Rota: El ejército de Nicolás Maduro busca comida en la basura


Consideramos que la democracia requiere de elecciones libres, confiables y transparentes. Cualquier futuro proceso electoral sólo tendrá credibilidad y legitimidad si cumple de manera estricta con estas garantías", afirmó Francisco Eguiguren, el presidente del organismo.


El organismo también acusó que pese a que según la Constitución de 1999 su labor es "impartir justicia" y garantizar "la supremacía y efectividad de las normas y principios constitucionales", el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) se ha dedicado en los últimos años a ayudar al Gobierno a desmantelar la democracia en Venezuela, provocando así la crisis política que el país vivió en 2017 a raíz de los fallos que en los que el máximo juzgado prácticamente desmanteló a la Asamblea Nacional elegida el 6 de diciembre de 2015.

"La falta de independencia de las instituciones llamadas a velar para que ello sea posible, ha conducido a que el poder público que les fue concedido sirva a fines ajenos a la tarea encomendada", afirmó la instancia, para quien esta situación queda patente con la destitución de alcaldes opositores, la inhabilitación de la que han sido objeto dirigentes antichavistas como el exgobernador de Miranda, Henrique Capriles Radonski; o la criminalización de la protesta.

La Comisión, en su reporte, achacó la agudización de la crisis económica que vive el país al desmantelamiento de la democracia y el Estado de Derecho que se viene produciendo desde que la oposición ganó el Parlamento en diciembre de 2015.

En las últimas semanas, EE UU y otros países de la comunidad internacional también han rechazado la convocatoria de estas elecciones, fijadas por el chavismo para el 22 de abril. Para ellas, Maduro ha vetado la participación de la coalición opositora MUD, así como la candidatura de varios líderes de la oposición.


El Consejo Nacional Electoral no presenta las garantías mínimas de independencia e imparcialidad. La Fiscalía general ha declinado su mandato constitucional de servir a la ciudadanía y la democracia. Por tanto, los habitantes de Venezuela enfrentan serios obstáculos para ejercer sus derechos políticos y participar en la vida pública. La utilización del poder punitivo para judicializar la protesta pacífica y perseguir penalmente a disidentes políticos es otro ejemplo de esta desviación de poder", apunta en sus conclusiones el documento presentado.


El informe refleja la preocupación ante la continuada escalada autoritaria emprendida por Nicolás Maduro desde principios de 2017. Pero no tiene ningún efecto ejecutivo ya que la función de la Comisión es proporcionar información, denunciar violaciones y recomendar. "Venezuela no puede seguir eludiendo sus responsabilidades con los derechos humanos. Es importante que la CIDH siga pronunciándose respecto a Venezuela porque eso genera un impacto entre la sociedad civil venezolana. Incluso con que salvemos una vida habrá merecido la pena", defendió Eguiguren.

Pese a los encuentros entre países latinoamericanos en la Organización de Estados Americanos, las sanciones de Estados Unidos a miembros del chavismo, o la presión internacional de la Unión Europea y el Grupo de Lima —una coalición de países americanos que no incluye a EE UU—, los resultados son escasos.

Venezolanos buscan asilo (Especial)

La semana pasada, la Corte Penal Internacional anunció que investigará las violaciones del gobierno venezolano para determinar si se han cometido crímenes de lesa humanidad, que podrían imputar al dirigente bolivariano.

Eguiguren también hizo un llamamiento a la solidaridad a los países vecinos a Venezuela, que desde el inicio de la nueva ola de crisis acogen a diario a miles de venezolanos que entran por sus fronteras. Al referirse al refuerzo de las fronteras en Colombia la semana pasada, el presidente insistió en la necesidad de abrir las puertas a los venezolanos, que cuentan con la posibilidad de pedir asilo.

Mientras tanto, ajeno a las opiniones del resto del mundo, el presidente venezolano lanzó dos bonos para hacer compras en los carnavales y el Día de los Enamorados, para compensar las pérdidas por la exponencial inflación. Sin embargo, la ola de desplazados que se marchan de Venezuela hacia Brasil y Colombia continúa en aumento y ya cuatro millones de personas dejaron el país -32 mil personas por día-.

LEA TAMBIEN


La Corte Penal Internacional investigará al gobierno de Maduro por represión

La medida se anuncia el mismo día en el que la Eurocámara solicita nuevas sanciones en contra del presidente venezolano, su entorno y la petrolera estatal PDVSA

LEA TAMBIEN


Se perfila Maduro a una contienda presidencial sin rivales

Este escenario quedó dibujado luego de los comicios municipales de este domingo, en los que se registró una participación menor a la mitad del padrón electoral

mlmt





Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información