ESTADOS

Luis Ángel Bravo, el mirrey de la justicia veracruzana

Durante su paso por la Fiscalía de Veracruz, el cordobés fue conocido por sus gustos refinados al vestir, sus perfumes y su meticuloso cuidado personal

  • RODRIGO BARRANCO DÉCTOR
  • 18/06/2018
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Luis Ángel Bravo, el mirrey de la justicia veracruzana

Veracruz, Ver. Luis Ángel Bravo Contreras, exfiscal general del estado de Veracruz, era impecable para vestir y calzar. Su peinado pulcro, sus cuidados en la piel y uñas lo convirtieron en blanco de críticas ante los nulos resultados que entregaba en el cargo, durante parte de la administración de Javier Duarte de Ochoa

Expresidente de la Barra de Abogados de la ciudad de Córdoba, era uno de los hombres más cercanos del ex mandatario y ahora, ambos, guardan la misma suerte: la prisión por el delito de desaparición forzada. 

Esto pidió el exfiscal de Veracruz para verse presentable ante el juez

No siempre fue así, en el pasado, Bravo Contreras gozaba de poder, paseaba de manera frecuente en Plaza El Dorado, en la Riviera Veracruzana, a unas cuadras de la casa de Miguel Ángel Yunes Linares, actual gobernador y ahora su verdugo. 

Antes de ser funcionario público sirvió como un connotado abogado en su ciudad natal, Córdoba, en donde conoció a Javier Duarte de Ochoa.  

Luis Ángel proviene de una familia empoderada, su madre, Isabel Contreras Tinoco, fue alcaldesa del municipio de Amatlán de los Reyes, en la conurbación cordobesa. 

Esto le ayudó a estudiar Derecho en una de las escuelas más costosas del estado, la Universidad Villa Rica, institución que ahora mutó su nombre al de Universidad del Valle de México y que está ubicada en Boca del Río. Más tarde, logró una maestría en España. 

A sus 48 años ha ostentado varios cargos como el de Agente del Ministerio Público Adscrito a la Subprocuraduría Regional de la Zona centro del estado de Veracruz, así como Consejero Presidente del Instituto Veracruzano de Acceso a la Información (IVAI), ya en el sexenio de Javier Duarte de Ochoa (2010-2016). 

Antes, fue nombrado como presidente de la Barra de Abogados de la ciudad de Córdoba. Bajo ese encargo, vivió uno de sus primeros actos bochornosos en la vida pública. 

El 7 de mayo del 2011, un medio local publicó en su nota roja el pleito a golpes que tuvo Bravo Contreras con un auxiliar de la subprocuraduría regional y un Ministerio Público en el famoso restaurante de mariscos "La Jaiba Loca". 

Dado que los hechos se habrían suscitado por supuestos actos de corrupción, el pleito fue un escándalo entre la sociedad cordobesa, tanto que el episodio marcó al abogado muchos años después. 

En enero de 2015, tras dejar el IVAI, el Congreso del Estado de Veracruz avaló el nombramiento de Luis Ángel Bravo Contreras como Procurador de Justicia, en sustitución de Amadeo Flores Espinoza. 

Tomó el cargo en medio de una crisis por la ola de asesinatos que azotaban la entidad, entre ellos el de varios periodistas de la zona conurbada Veracruz-Boca del Río. 

Su llegada no cambió en nada, meses más tarde la Procuraduría desapareció y se convirtió en la Fiscalía General del Estado, desde donde recibió señalamientos de colectivos de búsqueda de personas de desaparecidas por no apoyar a su localización. 

Uno de los momentos más álgidos fue en el 2016, cuando policías del estado desaparecieron a cinco jóvenes en la localidad de Tierra Blanca, hasta la fecha, sólo se han localizado de ellos algunos restos óseos. 

Mejor conocido por el mote de “Culin” o “Fisculín”, en alusión por su obsesión para verse implacable, vio su debacle a partir de la licencia de Javier Duarte de Ochoa al cargo del gobernador, meses antes de terminar su mandato en diciembre del 2016. 

Antes que iniciará su gestión el panista, Miguel Ángel Yunes Linares, Luis Ángel Bravo entregó la estafeta a Jorge Winckler Ortiz, quien quedó como interino hasta que lo avaló el nuevo congreso del estado. 

En la actualidad es acusado de ocultar información para la localización de al menos 19 personas desaparecidas en La Barranca La Aurora, del municipio de Emiliano Zapata, cerca de Xalapa. 

Por él, el gobierno del estado ofreció 5 millones de pesos, que serán entregados a los colectivos de búsqueda de personas desaparecidas en Veracruz

El domingo, tras culminar el partido de México contra Alemania, el cordobés fue detenido cuando salía de un restaurante Sanborns, en la Ciudad de México. 

Esa misma noche fue presentado ante un juez en Pacho Viejo, en Coatepec, en donde confirmaron su detención preventiva mientras se lleva el proceso en su contra. 

mvf