Opinión

Los mismos militares

¿Quién grabó el video y cómo es que se filtra? | Pamela Cerdeira

  • 03/06/2019
  • Escuchar

Al grito de “suelten las armas”, un grupo de civiles entre el que se alcanza a ver a una mujer, logran desarmar a otro grupo de bien equipados militares. La mujer de la blusa morada apunta en señal de regaño a uno de los uniformados. Otro jalonea al de verde quien se aferra a su arma.

La bandera que da razón de ser a su trabajo se encuentra ya más cerca del piso que de la altura que su investidura merece, ahí abajo, justo donde también parece por sus caras estar el ánimo de los militares. Con toda la autoridad que la Constitución garantiza a los grupos de civiles armados (ninguna), llaman al superior para exigirle que les regresen las armas que les fueron confiscadas. El pueblo bueno, el pueblo armado, quiere de vuelta su fusil Barret, ese con el que se pueden derribar helicópteros.

Bien lo dijo el presidente: “el pueblo manda”, mandó que les devolvieran las armas y así fue.

Días después, Andrés Manuel López Obrador citó a los militares desarmados para “agradecer y reconocer” su actitud. No es que crea que una masacre entre militares y civiles sea una mejor opción, pero no deja de hacerme ruido el tratamiento que se le dio al caso por las siguientes cuestiones:

- La nueva estrategia de seguridad ¿está contemplando zonas o grupos de tolerancia?

- ¿El golpe a la imagen de la naciente Guardia Nacional hubiera sido demasiado, por lo tanto, era preferible la imagen del Ejército derrotado?

- ¿Quién grabó el video y cómo es que se filtra?

Por último, y quizá la razón central de todo este texto, ¿y la familia Cruz Olivares? Días antes de que se conociera el video de los militares sometidos en Michoacán, la familia Cruz Olivares viajaba alrededor de las 18:30 horas en Nuevo Laredo, Tamaulipas. En su camino, se toparon con una persecución entre civiles y militares, quienes iban disparando. Hefzi Ba, la pequeña de cinco años de la familia Cruz, fue herida. Una hora después, en el hospital, la declararon sin vida.

¿Se reconoce una acción como la de Michoacán porque evitó una tragedia como la de Tamaulipas? ¿O es que seguimos hablando de Michoacán para no centrarnos en Tamaulipas? No sé qué mayor representación pueda haber de esta abstracción llamada “pueblo” que una niña de cinco años que viaja con su familia.

Los miembros del Ejército Mexicano están obligados a elegir entre la espada y la pared, por el contrario, la familia Cruz Olivares, ni siquiera tuvo esa opción.

Las preguntas sobre el caso Raniere/Salinas

@PamCerdeira | @OpinionLSR | @lasillarota