ESTADOS

Llegan Reyes Magos a Hospitales, cruceros y colonias marginadas de Morelos

Desde hace una década, el Ejército de Sonrisas sale a las calles para recorrer clínicas y hospitales, y zonas marginadas, para regalar juguetes

  • ESTRELLA PEDROZA/CORRESPONSAL
  • 06/01/2020
  • 20:43 hrs
  • Escuchar
Llegan Reyes Magos a Hospitales, cruceros y colonias marginadas de Morelos
Desde hace una década, el Ejército de Sonrisas sale a las calles para recorrer clínicas y hospitales, y zonas marginadas, para regalar juguetes

¿Los Reyes Magos llegan a los hospitales y en las calles? Es la pregunta que se hacen miles de niños que, este 6 de enero, pasaron la noche fuera de sus casas por estar en una sala de urgencias o por otra emergencia.

Lee también: Policía de Morelos amedrenta con pistola a manifestantes antiAMLO

En Cuernavaca, capital de Morelos, eso fue posible gracias a la iniciativa ciudadana que impulsa el Ejército de Sonrisas, un grupo de personas que, desde hace 10 años, el Día de los Santos Reyes, salen a las calles para recorrer clínicas y hospitales, así como zonas marginadas.

La prioridad de este ejército es regalar una sonrisa a los pequeños que están en situación de calle, pobreza o enfrentan algún padecimiento o circunstancia de salud.

La jornada inicia desde la noche del 5 de enero. Gerardo, David y Edú adoptan la personalidad de Melchor, Gaspar y Baltazar, y recuperan su vestimenta colorida típica del oriente para salir a las calles en compañía del resto del equipo, que consta de 25 personas.

Las bolsas gigantes de juguetes, que trasladan en autos anuncian la llegada del Ejército que enfila a hombres y mujeres -desde los 6 años a 45 años de edad-  que van en busca de una sola cosa: “Regalarles una sonrisa a los pequeños que tanto lo merecen”, dice Rafael Merlín Díaz, uno de los cinco fundadores del Ejercito de Sonrisas.

Ese fue la única meta que se fijaron los impulsores del Ejercito de Sonrisas-Rodrigo, Iván, Eduardo, Cándido Alberto, Pablo y Rafael Berlín- desde aquella tarde del 5 de enero de 2011, en la que decidieron poner manos a la obra y pasar de los buenos decesos a las acciones.

No fue un camino fácil

El primer año solo lograron juntar solo 50 juguetes, comprados con sus propios recursos, pero al notar que las sonrisas eran pocas determinaron accionar y año con año, con apoyo de los amigos, familia y grupos sociales o deportivos, han incrementado el número de juguetes.

Incluso, enfrentaron obstáculos para poder entrar a los hospitales. “Al inicio teníamos complicaciones para entrar a los hospitales, porque argumentaban temas de salud, pero poco a poco nos fueron abriendo las puertas”, recuerda el colectivo Ejecito de Salvación.

Por ahora tienen –prácticamente-  pase directo a la Clínica del IMSS número 01-situada en Plan de Ayala en Cuernavaca-  y el Hospital General Parres -situada en la colonia la Selva- donde reparten los mejores regalos para dar alegría a los y las guerreras, pacientes, que desde muy temprana edad demuestran sus ganas de vivir y reponerse para salir adelante en los distintos padecimientos que enfrentan.

También entregan en la sala de espera y en las inmediaciones con la gente que aguarda por sus enfermos y lleva a sus hijos.

“Esta actividad es un regalo que alimenta el alma porque te conecta con la inocencia de la niñez”, refiere Cándido Alberto Mendoza Delgado, uno de los fundadores de esta iniciativa, al recordar que una pequeña, que estaba internada en el área de urgencia del Hospital G Parres, se despertó muy emocionada y despertó a su madre (que dormía al pie de la camilla cuidándola) diciendo “mamá, acaban de pasar los Reyes Magos”.

Esos detalles “son los que hacen que cualquier escuerzo pequeño o grande que se haga (para apoyar a Melchor, Gaspar y Baltazar) vale la pena”, añade y remembra con emoción la ocasión en la que él llevaba puesta una playera del Chapulín Colorado y una niña pidió tomarse una foto con el Chapulín.

Mil juguetes, mil sonrisas

Durante 2019, el Ejercito de Sonrisas contó con el apoyo especial de Runnes Morelos- un club de atletas- y lograron reunir cerca de 1,000 juguetes que equivalen a mil sonrisas, que se encendieron también en los cruceros principales de Cuernavaca, donde se puede encontrar  personas en situación de calle o de escasos recursos, trabajando  desde muy temprano hasta altas horas de la noche.  

Lo mismo ocurrió en colonias de bajos recursos como Flores Magón, Tlahupan, Tejalpa, donde la situación de pobreza impide en ocasiones que los pequeños reciban algún presente en estas fechas.

Después de 10 años de entregar juguetes, en algunas zonas, colonias o cruceros ya nos espera la gente con sus pequeños para que reciban su juguete y para nosotros es algo muy significativo que sepan que también le apoyaos a los Reyes Magos

  

A lo largo de una década, el Ejecito de Sonrisas cobra un brillo especial el Día de los Reyes Magos y camina en caravana para hacer la entrega y en ocasiones se han topado con otras iniciativas o familias que salen también a repartir juguetes, pero al siguiente año ya no.

A las 2 de la mañana, termina el recorrido donde logran colectar instantes, ilusiones y sonrisas de niños que por un momento logran dejar a tras el dolor, la tristeza o la indiferencia.

Durante todo este 2020 el Ejercito de Sonrisas podrá recibir donaciones en especie – de juguetes en buen estado o nuevos- y recursos para que el próximo 2021 sean más juguetes y sonrisas.