METRÓPOLI

Con patadas y jaloneos desplazan a indigentes de la Alameda Central

En un fin de semana quitaron a quienes dormían entre cajas; indigentes buscan a sus amigos de las calles, quienes ya no están

  • SHARENII GUZMÁN
  • 02/08/2018
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Con patadas y jaloneos desplazan a indigentes de la Alameda Central
Vivían en bancas, pero ya fueron desalojados. (Sharenii Guzmán / La Silla Rota).

Desde el fin de semana pasado personas en situación de calle que pernoctaban o ‘vivían’ en la Alameda Central y Plaza Solidaridad fueron desplazados con violencia, coincidieron vecinos, corredores y vendedores ambulantes de la zona.

Autoridades dicen que indigentes se atacan entre ellos

“El viernes pasado mientras corría como a las 7:30 horas observé cómo tres policías jalaban a un indigente que estaba sentado en una de las bancas de metal de la Alameda. Entre empujones y patadas lo llevaron hasta avenida Juárez enfrente del Palacio de Bellas Artes, y atrás de un puesto de dulces le dieron puñetazos en el rostro”, relató Alonso, quien entrena en las mañanas en este parque del centro de la ciudad. 


Agregó que cuando regresó el pasado lunes a correr a la Alameda ya no había personas en situación de calle. “Parece como si hubieran limpiado. Los quitaron a todos. Antes cuando venía en las mañanas en los pasillos estaban durmiendo entre cobijas y cajas de cartón”. 

Un señor que se identificó como “El bolsas” y que vive en la calle desde hace varios años refirió que él duerme en otro lado, ya que luego hay “chavos lacras” que les roban las pocas cosas que cargan y que son a ellos a quienes los policías han retirado. 

Sin embargo, reconoció que tiene un amigo que vivía en una banca (casi a un lado de la salida del Metro Bellas Artes) desde hace tres años y que no se quitaba de ahí, PERO ya no está. “A él lo internaron quitar varias veces y no se dejaba, pero se me hace que ahora sí porque lo he buscado y no lo he visto”.


Víctor, quién pidió cambiar su nombre por temor a represalias, es un vendedor de periódicos que confirmó que desde hace semanas, los policías auxiliares que vigilan este parque retiran a los indigentes.

“Sí, policías han tratado de alejarlos (a los indigentes) de la Alameda, luego en la mañana hay muchos chicos que se duermen aquí, a las 7 de la mañana vienen y los desalojan culeramente. Nunca he visto que les peguen, pero sí los insultan feo y cuando hacen eso no hay gente. De hecho no sólo en este lugar, sino que en el primer cuadro a los indigentes ya no los quieren”. 

Señaló que antes en la calle Madero también había personas en situación de calle. Sin embargo, ya no los ha visto. “Como que sí los están desplazando. He visto últimamente cómo los quitan. También a gente que pide dinero los llevan al torito”. 

Consideró que el retiro forzado se ha intensificado con las vacaciones de verano. “Puede ser que los estén quitando porque ahorita hay muchos extranjeros y turistas nacionales. Se me hace que no quieren que eso se vea aquí, sólo quieren que sea vea lo bonito de la ciudad”.

AGRESIONES PARA QUIEN LOS DEFIENDE

Una señora de origen cubano que salió de su país hace unos meses y que vende dulces de manera ambulante en la Alameda para irse a Estados Unidos, comentó que hace unos días defendió a un hombre mayor indigente de unos policías que lo empujaban y en respuesta los uniformados le atestaron un golpe en la pierna, donde ahora se asoma un moretón.

A petición expresa para tomarle una fotografía, respondió: “no niña, no quiero que me maten, esos señores (los policías) están locos y yo me quiero ir a Miami”. 

En un recorrido realizado en la Alameda Central y Plaza de la Solidaridad, se constató una disminución de personas en situación de calle; antes se observaba a estas poblaciones entre casas de cartón o bolsas. Ahora lo sitios donde estaban lucen vacíos como son las bancas-monumento de concreto que rodean las fuentes o entre las áreas verdes. 

También se observó un aumento de personas en situación de calle con sus cajas de cartón y cobijas sobre avenida Juárez.   

A pesar de que hay quienes reprobaron el desplazamiento de estas poblaciones de la Alameda, en un sondeo realizado por La Silla Rota hubo entrevistados que aplaudieron la medida. 

“Qué bueno que los quitaron, porque si hay había muchos indingentes que luego no sabes si te vayan agredir o robar, además de que da una mala imagen para la ciudad”, indicó Rodrigo un joven que transita seguido por la Alameda. 

LA LIMPIEZA SOCIAL ESTÁ PROHIBIDA  

Luis Enrique Hernández Aguilar, director de El Caracol, asociación civil de Derechos Humanos que trabaja con poblaciones callejeras, aseguró que investigarán una posible limpieza social en la Alameda Central a partir de los testimonios recopilados por La Silla Rota


Agregó que no es la primera ocasión que de este parque icónico del centro de la capital mexicana desplazan a personas en situación de calle, ya que es un lugar histórico donde la población callejera se establece.

Aumenta población en situación de calle en la CDMX

El Caracol ha documentado casos de limpieza social en la Ciudad de México desde 1996, término que se explica en la Recomendación 232009 de la Comisión de Derechos Humanos local como “el retiro forzado de las personas que viven en la calle o que ocupan el espacio público, sin que medie la autoridad de un juez y donde el retiro sea por su condición”. 

La limpieza social también es considerada como un acto de lesa humanidad porque atenta contra la dignidad y en muchas ocasiones contra la vida de muchas personas. Hay consecuencias graves para ellos.  

De acuerdo con el Censo de Poblaciones Callejeras 2017 existen en la Ciudad de México 4 mil 354 habitantes en el espacio público, de ellas, el 87% son varones y 12% mujeres; mientras que el 2% son niños y niñas, y casi el 4% son adultos mayores. 

Las personas de la tercera edad en situación de calle presentan una situación física compleja, ya que por lo regular tienen enfermedades crónicas degenerativas, están solas y no viven en grupo como los jóvenes que se aglomeran. 

“Las poblaciones callejeras que están en mayor vulnerabilidad en sus derechos humanos son las personas mayores. No es lo mismo cuando son retiros forzados de jóvenes que cuando hay retiros de personas mayores. Las condiciones son más complicadas”. 

Cecy alimenta el corazón y el cuerpo de los indigentes de Hermosillo

En el 2013 se publica otra recomendación por esta práctica y, con el Programa de Derechos Humanos de la Ciudad de México, se logró prohibir el retiro forzado de las personas en situación de calle

En 2016 con el Protocolo de Atención Interinstitucional para Poblaciones Callejeras, en el artículo 9 se impide a cualquier autoridad vinculada a dicho documento -donde está incluida la Secretaría de Seguridad Pública- acciones de limpieza social. “No es una acción que esté aislada”, puntualizó.

ams