DINERO

Las 4 "p" de las finanzas personales

Para tener un mejor control de tus finanzas, te recomendamos esta técnica

  • REDACCIÓN
  • 15/06/2017
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Las 4 p de las finanzas personales
Las 4 "p" son: planeación, previsión, priorizar y potenciar.

Respecto a la administración de nuestros recursos, hay muchas técnicas que fomentan el control de las finanzas, el ahorro o la inversión.

Sin embargo, una de las fórmulas más sencillas para alcanzar una estabilidad económica, son las 4 “P” de las finanzas personales.

Aquí te explicamos:

Finanzas personales con “p” de: planeación, previsión, priorizar y potenciar.

1.- Planeación

Una buena planeación es vital para la organización.

Comienza con la pregunta: ¿a dónde quiero ir? Requiere tener una meta clara con objetivos específicos (por ejemplo: salir de vacaciones, pagar la universidad, comprar una casa…).

Esta primer “p” tiene dos vertientes “p”: presupuesto y programación.

Con la meta en mente, un presupuesto pensado y un tiempo delimitado, nos permiten tener un panorama claro.

2.- Previsión

Una vez que tenemos la planeación, debemos saber que ese mapa trazado puede encontrarse con imprevistos (por ejemplo: enfermedades, accidentes, pérdida del empleo…).

Con esto en mente, tener un fondo de ahorro será lo que nos dará la posibilidad de continuar en camino a nuestra meta, a pesar de los obstáculos. Y, si se trata de una situación grave, ese “colchoncito” nos salvará de un caos financiero más fuerte.

En esta “p” es donde consideramos los seguros; tener asegurada tu casa, la salud de los miembros de tu familia o tu coche, podrán ser un gran alivio en caso de una emergencia.  

3.- Priorizar

Esta “p” se refiere a poner en un orden lógico de importancia los gastos y el ahorro, tener claro a qué debemos destinar nuestros recursos.

La pregunta clave para esto es: de acuerdo al panorama completo, ¿qué es más importante para mí? ¿Y para mi familia? La respuesta debe conducir la toma de decisiones financieras más conveniente.

No olvides considerar los factores a corto y largo plazo; tomar en cuenta las necesidades de “mañana” es tan importante como pensar en las de hoy.

4.- Potenciar

La última “p” requiere una visión a futuro, es decir, aspirar a niveles de bienestar superiores. Ésta requiere que analices cómo crecer tus bienes, tus ingresos y tu patrimonio.

A esta “p” responde la inversión; busca las mejores opciones para tu crecimiento financiero.

Con información de El Financiero.

dast