ESTADOS

Lancha turística se hunde con 12 pasajeros a bordo en Veracruz

Eran tres familias, que llegaron al puerto de Veracruz de diferentes puntos del país, a pasar unos días de vacaciones y decidieron rentar una embarcación

  • RODRIGO BARRANCO / CORRESPONSAL
  • 09/03/2018
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Lancha turística se hunde con 12 pasajeros a bordo en Veracruz
Los pasajeros fueron rescatados por lanchas pesqueras (Foto. tomada de la web)

Veracruz (La Silla Rota).-  Una lancha que ofrece recorridos en la costa de la ciudad de Veracruz se fue a pique con 12 turistas a bordo que fueron rescatados por lancheros que pasaban en las cercanías del accidente. 

Eran tres familias, que llegaron al puerto de Veracruz de diferentes puntos del país, a pasar unos días de vacaciones y decidieron rentar una embarcación para conocer "Cancuncito" y la "Isla de Sacrificios". 

La nave, denominada "Asdic", salió de Villa del Mar cerca de las 11:00 de la mañana, con las 12 personas, entre ellas dos niños, sin embargo, a los pocos minutos notaron que el agua estaba entrando. 

TE RECOMENDAMOS: Amenazas y mantas ¡Crimen organizado detrás de explosión de ferry en Cozumel?

Antonia Cruz Martínez, originaria de la zona de los Tuxtlas, relató que avisaron al muchacho que navegaba, pero él minimizó el asunto diciendo que entraba por un golpe que tenía el casco, pero no pasaría a mayores. 

Sin embargo, entre más aceleraba el mar ingresaba más hasta que los operadores pidieron auxilio a otras lanchas que pasaban en las cercanías. 

Jesús Mora, turista del Estado de México, dijo que cuando llegaron a rescatarlos todavía estaban arriba de la lancha, pero una de las naves que llegó golpeó de manera leve el costado y los mandó a pique. 

Todos acabaron en el agua y fueron sacados por los lancheros, mientras que la embarcación la remolcaron para que no se hundiera en su totalidad. 

Los afectados fueron llevados a la playa de Villa del Mar en donde esperaron más de una hora a que la Cruz Roja Mexicana los atendiera. 

Allí, los turistas reclamaron el pago de sus pertenencias de valor como el dinero que perdieron en el agua y los celulares que se mojaron. 

Por fortuna, tanto adultos como niños, no estaban lesionadas, mucho menos hubo pérdidas humanas. 

Marcelo Hernández, dueño de la lancha, admitió que todo se debió a un error humanos dado a que no se colocó bien el tapón del desagüe, y allí fue donde se metió el agua. 

Aseguró que cuentan con seguro que se encargará de los gastos médicos si es necesario y del pago de los teléfonos descompuestos.