LA CADERA DE EVA

Tres de cada 10 mujeres piden ayuda mediante un tercero

Tres de cada 10 mujeres han tenido que pedir ayuda a través de un tercero, ellas ya están con el agresor, reportó la Red Nacional de Refugios (RNR)

  • DIANA JUÁREZ
  • 30/07/2020
  • 11:15 hrs
  • Escuchar
Tres de cada 10 mujeres piden ayuda mediante un tercero
El costo de los recortes a los programas de género (Foto: Cuartoscuro)

Las denuncias y llamados de ayuda por violencia crecen, así como las estadísticas de agresiones y feminicidios. Miles de voces quisieran desmentir lo que dijo el presidente en una de su mañaneras "nunca se había protegido tanto a las mujeres en México como ahora".

Datos oficiales revelan que las llamadas al 911 crecieron un 45.8% en los primeros seis meses del 2020. Cada día se registran 11 asesinatos de mujeres y 87 casos de violaciones, aunque "la cifra negra" podría se más elevada por la falta de denuncias.

En cuanto al apoyo que brinda la Red Nacional de Refugios (RNR) en su último informe reportó que de marzo a junio del 2020 hubo un incremento del 55% de las atenciones y orientaciones brindadas por violencia familiar y de género.

Lo impresionante es que tres de cada 10 solicitudes fueron hechas por un tercero, es decir, las víctimas no podían pedir ayuda por sí mismas. Dos de cada 10 mujeres ya habían pedido ayuda a otra instancia.

Personas atendidas por la Red Nacional de Refugios

Aunque el gobierno de la 4T ha dicho que los servicios esenciales siguen operando durante la pandemia, la realidad es otra. No lo están haciendo al cien por ciento. Esto se refleja en la cifra de la Red donde dos de cada 10 mujeres que solicitaron apoyo a la RNR refirieron haber acudido con anterioridad a otra instancia estatal o municipal.

La Red cuenta con 69 espacios de prevención, atención y protección. Durante la pandemia hubo un incremento del 81% de de mujeres, niñas, niños y adolescentes atendidos en comparación al mismo periodo en 2019.  En este 2020 la red ha dado atención a 21 mil 74 personas.

Lee: Organizaciones reúnen sus propios datos sobre violencia de género

El 8% de las niñas, niños y adolescentes fueron víctimas de violencia sexual mientras se quedaban en casa para protegerse del covid-19. · El 85% de los Centros de Atención Externa de Refugio han incrementado un 60% de sus atenciones durante la cuarentena.

Las llamadas y mensajes de orientación y apoyo recibidos han sido de los 32 estados de la República Mexicana, concentrándose el 46% en la Ciudad de México y el Estado de México, seguidos del 29% de Chiapas, Coahuila, Hidalgo, Michoacán, Morelos, Puebla, Sinaloa, Guanajuato y Veracruz. Lo que muestra que los alcances de las violencias no respetan límites territoriales, el machismo nos atraviesa a todas.

También la red ha realizado 23 rescates a nivel nacional de mujeres y sus hijos, quienes tuvieron que huir de sus caas en plena pandemia. 

Los tipos de violencias fueron diversas, el 41.15% de las mujeres refirieron ser víctimas de violencia física, el 23.29% emocional, 5.46% económica y patrimonial y, el 3.63% sexual.

Las consecuencias de los recortes

Los recortes a los programas de mujeres no sólo se verán afectados en la disminución de congresos y viajes como señaló en conferencia de prensa el 29 de julio la titular del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) Nadine Gasman, sino que lo observaremos en un cuerpo de mujer lastimado, musitadlo o muero como expresión máxima de violencia, escribe en su columna Norma Escamilla.

Además, estos recortes tienen como consecuencia el debilitamiento de 4 a 6 personas de la fuerza laboral, las mujeres, denunció  Buendía Hegewish. Ya somos testigos del impacto, las mujeres son las más afectadas por el desempleo. Un reporte del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) registró que el número de desempleadas mujeres sobre sale en un 43.1% frente contra 23.5% de los hombres.

Un dato que sobresale es que en el mes de junio hubo un incremento del 2% en las mujeres que fueron víctimas de intento de feminicidio, así como un aumento del 9% en las mujeres que refirieron ser víctimas de todas las formas de violencias (física, sexual, emocional, patrimonial y económica).

Los recortes a los programas de género tendrán efectos negativos, la desigualdad no se combate con programas generales sino con específicos como demandó Patricia Olamendi, abogada y defensora de derechos humanos.