LA CADERA DE EVA

Todo lo que debes saber sobre los piercings en los pezones

¿Con ganas de perforarte los pezones y darle un nuevo look a tus pechos? Asegurate de realizar el procedimiento en un lugar certificado

  • REDACCIÓN
  • 21/07/2021
  • 16:04 hrs
  • Escuchar
Todo lo que debes saber sobre los piercings en los pezones
Todo lo que debes saber sobre los piercings en los pezones. Foto: Pexels

Muchas aseguran que el dolor no lo vale, otras por el contrario, señalan que las perforaciones en los pezones les han ayudado a amar más su desnudez. Los piercings en los pezones han tomado popularidad tanto en hombres como en mujeres, aunque es una zona en la que probablemente los aretes no luzcan tanto, este tipo de perforación se ha convertido en una de las favoritas. 

Alrededor del piercing de pezón existen muchas dudas, especialmente relacionadas con el dolor y el riesgo de colocar un piercing en una zona tan sensible. No obstante, cada vez son más las personas que se animan a darle un nuevo giro a sus pechos. ¿Te atreverías?

Si estás en busca de realizarte el piercing de pezón es importante que te informes sobre las medidas de cuidado que debes tener, aquí te contamos todo lo que debes saber sobre los piercings de pezones

Ventajas y desventajas de tener un piercing de pezón

Antes de hacerte un piercing de pezón es importante que evalúes las ventajas y desventajas de tenerlo. Puedes comenzar preguntándote si este piercing es algo que todavía querrás en los próximos años y si puede afectar tu vida o relaciones de alguna manera. 

Una de las ventajas de tener un piercing de pezón es que no sólo luce bien, también puede incrementar la sensibilidad en esa área de tu cuerpo, ya que es estimulada constantemente con el piercing. También puede incrementar el tamaño de un pezón pequeño y evitar que se convierta en un pezón plano. 

LEE: Cómo lograr un orgasmo estimulando los pezones

En cuanto a las desventajas de hacerte un piercing de pezón, lo que debes tomar en cuenta es que puede ser algo doloroso y puede tardar hasta un año en cicatrizar por completo. Este tipo de perforaciones requieren una rutina de limpieza estricta para prevenir una infección, si el piercing se cuida adecuadamente puede infectarse y llegar a ser peligroso, especialmente para las madres en periodo de lactancia.

Lo que debes tomar en cuenta para hacerte un piercing de pezón

Una vez que estés muy decidida o decidido para llevar a cabo el procedimiento es importante que tomes en cuenta la salubridad y la certificación del lugar donde vas a perforar, escoge un salón de perforación seguro y profesional. Antes de hacer una cita asegúrate de visitar el lugar. Asegúrate de que todas las herramientas y agujas estén en paquetes estériles individuales y que no estén abiertas. 

Los cuidados tras realizar una perforación de piercing

Lo más importante que debes hacer mientras el piercing en tu pezón sana es mantener el área limpia, siguiendo las instrucciones de los profesionales, algunas personas recomiendan que la limpieza inicial se realice únicamente con agua aproximadamente cuatro horas de haber realizado la perforación

LEE: Los pezones no son para apretarlos, así es cómo debes acariciarlos

Otro cuidado importante que debes tomar en cuenta es proteger tu piercing durante la noche. Debes cubrir tu pezón en la noche para que no se enganche con tu ropa o sábanas y sea arrancado al momento de levantarte.  Es importante evitar el uso de sostenes de encaje, ya que el anillo puede engancharse. Los sostenes normales o deportivos son opciones más adecuadas.

Evita utilizar productos como alcohol, agua oxigenada, productos de yodo, cremas y geles antibacterianos, protectores solares y aceites. Algunos de estos productos pueden provocar irritación en el área. 

También evita tocar o jugar con tu piercing durante el proceso de cicatrización tanto como puedas ya que las bacterias de tus manos pueden entrar fácilmente en la herida y causar que el piercing se infecte. Si es necesario tocarlo, recuerda primero lavar bien tus manos con jabón antibacteriano.

LEE: Perforaciones, tatuajes, cuernos de unicornio y lenguas de serpiente

Los piercings de pezón usualmente toman entre seis y diez semanas en sanar, si es que son cuidadas debidamente y no hay complicaciones. Tu pezón (o pezones) estará sensible los primeros días, pero esta sensibilidad disminuirá con el paso del tiempo.

Recuerda tomar una decisión responsable con tus pezones y tener los cuidados necesarios para que después puedas disfrutar al máximo de cómo lucen y cómo se sienten.

 

Con información de: Chueca

 

INUD