LA CADERA DE EVA

Scouts feministas se sumaron al grito de ni una menos

El escultismo es un movimiento que desde su origen ha relegado al género femenino a espacios menos privilegiados: Scouts feministas

  • ITZEL NICTÉ UC DOMÍNGUEZ
  • 19/09/2020
  • 18:14 hrs
  • Escuchar
Scouts feministas se sumaron al grito de ni una menos
Scouts feministas se sumaron al grito de ni una menos. Foto: Itzel Uc

Pañuelos morados sobre el cubrebocas cubrían los rostros de mujeres jóvenes que se reunieron para denunciar abusos y violaciones. A pesar del frío que calaba bajo las sudaderas y el clima húmedo que pronosticaba lluvia, fueron llegando mujeres scouts a trabajar juntas en su tendedero de denuncias

Unas llegaron acompañadas de sus madres, otras llegaron con sus amigas; todas venían armadas con cartulinas y plumones para escribir sobre sus  experiencias con la violencia machista.

Lee: Cuelga a tu abusador, Quadri aparece en tendedero de UIA; él lo niega

Provenían de diferentes grupos, de diferentes secciones. Las que no se conocían, ahí se hicieron amigas. Platicaban mientras escribían en hojas de colores las experiencias de acoso vividas dentro de sus manadas, clanes o grupos. Todas bajo la misma premisa: “Yo sí te creo”.

Protestaron a las afueras de la Oficina Scout Nacional

Colocaron dos hilos en la esquina de la Oficina Scout Nacional, ubicada en Roma Norte, pero no bastaron para la cantidad de denuncias que buscaban evidenciar. Así, los escalones ubicados bajo el busto de Robert Stephenson Smyth Baden-Powell, fundador de los Scouts, se llenaron de denuncias.

“-¿En qué les ayudo?

- A transcribir estas denuncias y colgarlas”.

Eran la pregunta y la respuesta cuando una chica más llegaba. 

Una vibra de nerviosismo y emotividad se sentía en el ambiente frío; estaban alertas pero emocionadas. Fue su primer evento como colectivo feminista scout. Dos vigilantes salieron en diferentes momentos del edificio, pero no dijeron nada. Parecía que uno grababa. 

 

Lee: Se suman al Tendedero del Acoso alumnas de la Otomí-Tepehua

“¿Nos estás grabando?”, le preguntó una manifestante.

“No, no”, fue la respuesta nerviosa del vigilante. 

Mientras unas colgaban las denuncias, otras pegaban imágenes de protesta en las paredes, y otras tantas se sentaban en un círculo para hablar de sus malas experiencias con compañeros y líderes scouts

Juntas transcribieron decenas de testimonios de acoso y violación que llegaron a las redes sociales de la Colectiva Clan Violeta. Las jóvenes transcribieron las denuncias que mujeres scouts enviaron desde diferentes estados del país. 

 Transcribieron a mano cada experiencia dolorosa de sus compañeras scouts

Con plumones y hojas de colores transcribieron a mano cada experiencia dolorosa que sus hermanas scout enviaron desde diferentes rincones de México

 

Lee: ''Y la culpa no era mía, el violador eres tú'', la protesta de chilenas que se viralizó

En un país donde son asesinadas 10 mujeres al día, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), y 1 de cada 3 mujeres ha experimentado algún tipo de violencia sexual, de acuerdo con datos de ONU Mujeres, cada espacio en que se desarrollan las niñas y adolescentes está impregnado de violencia machista: los grupos scout no son la excepción. 

Alrededor de las 11:30 de la mañana, la calle comenzó a ser más transitada. Personas que paseaban a sus perros, caminaban rumbo a sus trabajos o actividades sabatinas, se detenían a leer las denuncias. Las manifestantes pedían difusión en redes sociales con los hashtags #ScoutsEncubren, #ScoutsMachistas y #FogataVioleta. 

Lee: Identifica los tipos de violencia de género

“¿Es de los scouts?”, preguntó un hombre que llevaba de la mano a su hija pequeña y esperaba que el semáforo se tornara rojo para atravesar la calle. 

“Sí, no meta a su hija”, le respondió una manifestante.

En el tendedero las denuncias iban desde acoso hasta volación sexual. Algunas mencionan nombre y grupo de los agresores, pertenecientes a los más de 700 grupos Scouts adscritos a la Asociación de Scouts de México.

“Cuando éramos troperos Amaury ‘X’, del grupo 11 de la provincia Toluca, me violó”. “Estábamos en un campamento en la casa de campaña dormidos. Comencé a sentir que alguien me tocaba y besaba el cuerpo y el cuello. Lo pellizque y golpeé. A la mañana siguiente lo comenté, y me dijeron mentirosa. Nadie me creyó nunca”. Estas son solo dos de las terribles historias que se podían leer en el tendedero

Las manifestantes llenaron de frases la banqueta de la Oficina Scout Nacional. Tras escribir el nombre de su acosador con gis blanco en el suelo, una chica le mostró a su amiga el temblor en sus manos; le dieron un abrazo cálido y sororo en un clima frío y patriarcal. 

Aproximadamente a las 12:40 p.m. algunos rumores comenzaron a llegar: las autoridades scout estaban identificando a las seguidoras de las cuentas de la Colectiva Clan Violeta y el Jefe Scout Nacional, Pedro Díaz Maya, estaba en camino, y venía acompañado de un abogado.  

Exigieron el cese de la violencia machista en los grupos scouts

Las manifestantes se apresuraron a leer su pliego petitorio. La chica que momentos antes había contado a sus compañeras que no le permitieron tomar un puesto de liderazgo en su grupo por ser mujer, hoy, con su voz, emitía las peticiones de mujeres scouts víctimas de violencia machista

“El escultismo es un movimiento que desde su origen ha relegado al género femenino a espacios menos privilegiados” fue la frase que marcó el inicio del pliego petitorio

“Hoy, como nuestras hermanas scouts en 1909, quienes en el primer Jamboree en Gran Bretaña se metieron al Crystal Palace, se enfrentaron a Lord  B P, recibieron gritos e insultos, pero se quedaron ahí: resistieron. Hoy, como ellas, alzamos la voz ante las injusticias; nos quebramos hasta las lágrimas al leer todas las experiencias que hoy denunciamos, y nos unimos al grito de ni una menos [...]” continuaron.

En su pliego pidieron el cese a la violencia machista en los scouts, y exigieron a la Asociación Scout de México A.C. que frenen actos de discriminación y violencia de género, así como tomar acciones en favor de las víctimas.

También, exigieron capacitación y certificación a nivel nacional en perspectiva de género y la revisión y reestructuración de la plataforma Conecta, donde las víctimas al intentar denunciar son victimizadas y disuadidas de realizar la denuncia. 

“Nunca más tendrán la comodidad de nuestro silencio” fue una de las frases que marcó el fin de la lectura del pliego. Las manifestantes continuaron reunidas, cantando, a la espera de la llegada o respuesta de las autoridades Scout.

“Yo soy scout 

De corazón

Protestaré con ilusión

A mis hermanas protegeré

No más abusos permitiré”.

Alrededor de las 4:00 pm, la colectiva de scouts feministas Clan Violeta, informó vía Twitter que la Organización de Scouts México limpió toda evidencia de las denuncias.