LA CADERA DE EVA

¿Qué tanto les gusta a las mujeres el sexo anal?

El sexo anal es un tabú, sin embargo, existen a mujeres que sí les gusta practicarlo, aquí te contamos cómo puedes disfrutar más esta práctica sexual

  • SUSANA CARRASCO
  • 15/07/2020
  • 10:23 hrs
  • Escuchar
¿Qué tanto les gusta a las mujeres el sexo anal?
¿A las mujeres les gusta el sexo anal? Foto: (Imagen de zheng shi en Pixabay)

El sexo anal es muy excitante para los hombres, de hecho, algunos lo consideran como una de sus fantasías sexuales más excitantes, pero ¿las mujeres realmente disfrutan hacerlo o sólo lo aceptan por satisfacer a su pareja? Poco se ha hablado sobre el efecto de esta práctica sexual en el cuerpo femenino y por ello, a continuación, te contamos lo que ellas realmente sienten al tener una sesión de sexo anal en sus prácticas íntimas de pareja.

El sexo anal consiste en la introducción del pene en el ano y cuando se hace de forma correcta, es decir, con la suficiente lubricación y una previa estimulación de la zona, se dice que puede ser muy satisfactorio, incluso para los hombres, pues permite llegar a la famosa zona P, capaz de desencadenar orgasmos muy intensos. En el caso de las mujeres, la experiencia puede ser un poco distinta.

Esta práctica la pueden realizar también mujeres homosexuales con la ayuda de un dildo.

¿A las mujeres les gusta el sexo anal?

Lee: Sexo anal y las preguntas más frecuentes

Parejas tanto heterosexuales como homosexuales se animan a disfrutar del sexo anal, pues de acuerdo a un artículo escrito por el Dr. David J Ley, publicado en Psychology Today y retomado por GQ, esta práctica sexual ha existido desde hace miles de años. La principal razón por la que se practica es porque elimina el riesgo de embarazo y puede llegar a ser muy excitante para el hombre, pues hay una penetración más “apretada”.

Además, cuando una mujer le permite a un hombre hacerle sexo anal, es considerado para ellos como una invitación a relaciones más intensas, salvajes y hasta aventureras.

Pero, ¿ellas realmente sienten placer al hacerlo? En la misma publicación mencionada, el médico indica que hay varios estudios que descubrieron que las mujeres que tienen sexo anal experimentan más orgasmos, aunque no necesariamente debido a la penetración “por atrás”, sino a los altos niveles de actividad sexual en general, donde se incluyen las prácticas anales y otras.

Los expertos creen que las mujeres que están dispuestas a tener sexo anal, en general son más atrevidas, más sensuales y relajadas en la cama, por lo que no tienen miedo de experimentar una actividad sexual más salvaje para lograr orgasmos intensos.

Por otro lado, algunos médicos afirman que el sexo anal puede ser placentero para las mujeres porque hay una gran cantidad de nervios alrededor del ano, lo que favorece la excitación si se toca de forma adecuada.

Lee: “Pegging" la práctica sexual que nos invita a cambiar de roles

¿Y qué hay de las mujeres que no disfrutan el sexo anal?

El sexo anal no es una fantasía para todas las personas, hay mujeres que consideran que es una práctica sexual desagradable y hasta incómoda, principalmente por los posibles efectos que pueda tener, como dolor y hasta incontinencia y claro, porque hay un contacto directo con la zona anal, considerada como sucia por muchas.

No obstante, sexólogos afirman que el sexo anal puede disfrutarse siempre y cuando se respeten algunas reglas, como:

-Hacerlo solo cuando hay consentimiento de la otra persona

-Propiciando un ambiente cómodo y placentero donde no falte el uso de lubricantes ideales para esta actividad sexual, ya que disminuyen el riesgo de lesiones en el tracto rectal por que los movimientos no son tan bruscos.

Lee: ¿Cómo hacer la posición sexual 68 para un mejor sexo oral?

-Cuidado la higiene de la zona antes y después de la penetración anal.

La comunicación también es indispensable, para compartir con la pareja las sensaciones que se van experimentando y los movimientos que se disfrutan y los que no tanto. Es recomendable tomarse un momento para la estimulación previa a la penetración, lo que puede hacerse con suaves masajes usando los dedos o algunos juguetes sexuales ideales para las prácticas anales.

El condón tampoco puede faltar porque el riesgo de Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS) es mayor en comparación con las prácticas vaginales, tanto para el que penetra como para quien recibe.

El sexo anal no solo es una fantasía para los hombres, también hay mujeres que disfrutan hacerlo por el simple hecho de romper con la rutina y de tener experiencias sexuales más intensas que las lleven a disfrutar las sensaciones placenteras al máximo, claro, siempre haciéndolo de la forma correcta para que no cause dolor o incomodidad.