LA CADERA DE EVA

¿Qué hacer si "vivo con una feminista radical"?: televisión mexicana

"Yo no creo que sea un movimiento feminista porque ya no entra dentro de este contexto", comentó Rocío Sánchez Azuara en su programa de televisión

  • ANGÉLICA SÁNCHEZ LOVERA
  • 09/04/2021
  • 19:04 hrs
  • Escuchar
¿Qué hacer si "vivo con una feminista radical?: televisión mexicana
¿Qué hacer si "Vivo con una feminista radical"?: televisión mexicana (Captura de pantalla)

El programa del 7 de abril se titulo "Vivo con una feminista radical" y las invitadas fueron Magdalena, una madre preocupada por las decisiones de su hija, Adriana, su hija; Gloria la prima de Adriana y Ruth la tía de Adriana. "Se inmiscuyo en los temas de los grupos feministas", relata la madre al inicio del programa, "y ahora lo toma muy enserio, vandaliza en la calles, grita, pinta y se pelea".  

Acércate a Rocío es un programa conducido por Rocío Sánchez Azuara transmitido en Imagen Televisión de lunes a viernes a las 5:00 de la tarde. 

Foto: Imagen Televisión 

Magdalena contó cómo a su hija Adriana la han detenido por involucrarse en las marchas de forma violenta, que ha participado en peleas de golpes y que acude a marcha en la Ciudad de México y al interior de la república, a lo que Rocío dijo: "Busca marchas como si fuera un triatlón". 

Ante las consternaciones de la madre, Rocío le preguntó a una de sus expertas qué opinaba de esta situación. Aracelí Nogueda, abogada, dijo que las mujeres han puesto sobre la mesa la lucha de sus derechos y afirmó que estaba 80 por ciento de acuerdo con Adriana, porque la lucha feminista no debe parar hasta que se erradique la violencia, no obstante, el 20 por ciento con el que no esta de acuerdo es por sus actitudes agresivas. 

"Yo no creo que sea un movimiento feminista porque ya no entra dentro de este contexto", comentó Rocío.


"Que se acuerde de mi papá" le reprochó Adriana a Magdalena y explicó que ella fue víctima de violencia doméstica por parte de su ex marido pero "eran otros tiempos, uno no se defendía", contestó Magdalena. Ante todo esto, la conductora cuestionó las razones de Adriana al aferrarse tanto al movimiento.  La feminista radical compartió que hace tres meses había perdido a su prima, miembro de la comunidad lgbtq+ y dijo: "Yo no quiero a otra prima, tía o mamá asesinada". 

El programa de casi 60 minutos estuvo lleno de gritos y "discusiones" entre Magdalena y Adriana, momentos después llegaron Gloria, su prima y Ruth, su tía las cuales tampoco compartían las ideas "radicales" de Adriana. 

"Me arrepiento de haber metido a mi prima en movimientos feministas", expresó Gloria, "sus ideas son tan fuertes que ya hemos terminado en golpes". Las primas discutieron y Gloria le reprochó las decisiones de cargar un tubo metálico en la bolsa y gas pimienta. 

Foto: Captura de pantalla Imagen Televisión 

Al final del capítulo y a forma de conclusión, la periodista Pamela Cerdeira habló con Adriana y le dijo: "Una vez que entras [al feminismo] no puedes entender el mundo de la misma forma", apoyo a la joven y le aconsejó que fuera paciente porque "para el resto de las personas es bien difícil y sienten miedo". 

¿Casos falsos?

La premisa del programa es: "hablar de tus problemas es el primer paso para superarlos". Este Talk Show aborda diferentes temas sociales enfocados en relaciones de personas o trastornos psicológicos junto a un grupo de expertos. Rocío Sánchez Azuara conduce a personas con diferentes vínculos afectivos (familia, pareja, amigos) para resolver sus conflictos. 

A principios de marzo de este año, la conductora fue acusada en Chisme No Like de contar historias falsas y actuadas en su programa; a lo que respondió a los ataques afirmando que eran rumores, "no puede uno hacer las cosas bien porque ya los perros empiezan a ladrar, y me refiero a esa frase de "Andando Don Quijote aunque los perros ladren", ¿cierto? Ya empezaron a decir que los casos son falsos. ¡No señores!" declaró Rocío. 

Hablemos de feminismo radical 

Por otro lado, el Feminismo Radical no es aquel que busca exterminar a los hombres, sino una rama que nace entre los años 1967 y 1975 en Estados Unidos enfocado en reflejar los actores que ayudan a mantener la opresión femenina durante años. 


Una gran problemática de este programa fue la esterotipación de la "feminista radical". En los años 60, George Gerbner analizó el impacto de la televisión en cuyos dramas, programas informativos y publicidad influyen en el imaginario de los televidentes para crear estereotipos, postulando que la televisión puede distorsionar en gran medida el reflejo de la realidad.