LA CADERA DE EVA

¿Por qué las niñas se interesan en la ciencia y luego desisten?

70 por ciento de las niñas de escuelas primarias quieren dedicarse al campo de la ciencia, después desisten

  • DIANA JUÁREZ
  • 20/11/2019
  • 17:00 hrs
  • Escuchar
¿Por qué las niñas se interesan en la ciencia y luego desisten?

¿En qué se piensa cuando hablamos de la ciencia? ¿En hombres caucásicos con batas o en mujeres latinas? El imaginario social del científico ha influido en las decisiones de las niñas para que sientan ajeno el mundo de la ciencia.

En entrevista con Rebeca Vargas, directora y presidenta de US.-México Leaders Networks, quien está impulsando el programa “Mujeres Líderes en STEAM”, señaló que el 70 por ciento de las niñas de escuelas primarias quieren dedicarse al campo de la ciencia, después desisten. Solo 30 por ciento del cuerpo de investigadores son mujeres.

En relación con los datos de Vargas, un estudio realizado por Microsft encontró que 72% de las niñas encuestadas dijo que era importante para ellas tener trabajos que ayudaran directamente al mundo, pero solo el 37% pensaba que las carreras STEAM, acrónimo que se refiere a la Ciencia, Tecnología, Ingeniería, Matemáticas y Arte (STEAM por sus siglas en Inglés) para Mujeres Latinas.

Retomando la construcción de este imaginario, otro estudio realizado por el Instituto Geena Davis señaló que el 63 por ciento de los roles científicos en la pantalla son para hombres, lo que genera un mensaje equivocado de que la ciencia es una actividad masculina, y sobre todo perpetúa los estereotipos de género.

Para contrarrestarlo, el programa US.-México Leaders Networks ha lanzado una convocatoria donde invita a niñas de todo el país de México y, por primera vez, en Estados Unidos a ser parte su programa de asesorías donde mentoras de 20 países del mundo asesoran a estas niñas de zonas rurales y por primera vez niñas migrantes o con padres latinos.

 

La convocatoria vence el 31 de diciembre, su objetivo es asesorar a las niñas sobre lo que quieren estudiar y ayudarles a romper el mito de que la ciencia solo es para hombres. El programa de STEAM forma a jóvenes en  “los empleos del futuro”, señala Vargas.

Al haber más mujeres en este campo, tendrán trabajos mejor remunerados. “Muchas veces las mujeres son las mismas cabezas de la familia, al contar con una profesión dentro del campo de la tecnología y la ciencia podrán tener mayores oportunidades”.

La red de STEAM acompaña a las niñas hasta su inserción en la universidad o vida laboral. Vargas comenta que integrantes de generaciones pasadas ya se encuentran en estancias de investigación o han sido invitadas por empresas para realizar estancias.

Muchas de las jóvenes que ingresan al programa de la red STEAM son las primeras en estudiar la universidad dentro de sus familias “uno de los retos que tenemos en el programa es de ser role models”,  comenta Rebeca Vargas, con rol models se refiere a que las mentoras se convierten en guías de estas jóvenes que con su experiencia les muestran opciones de vida.