LA CADERA DE EVA

"Pedían sexo oral a cambio de agua": Los abusos sexuales de los soldados de la ONU

Históricamente, soldados y miembros de la ONU han sido acusados de cometer abusos sexuales sobre mujeres y niñas donde hacen operativos para la paz, como lo es Haití. La BBC hizo una investigación donde se revelan las historias de las víctimas

  • REDACCIÓN
  • 09/01/2020
  • 11:24 hrs
  • Escuchar
Pedían sexo oral a cambio de agua: Los abusos sexuales de los soldados de la ONU
(Fotos: tomadas de la BBC)

Desde 2017 que fue creada la pequeña Misión de las Naciones Unidas para el Apoyo a la Justicia en Haití (MINUJUSTH), con el fin de ayudar a la comunidad haitiana, se ha hecho una serie de denuncias contra los miembros de esta red que albergan una misión de mantenimiento por la paz, donde acusan, han abusado sexualmente de niñas y mujeres en comunidades marginadas que destacan por la pobreza extrema en la que viven.

Una amplia investigación de la BBC, hecha desde 2017, capturó una serie de experiencias, en donde reveló que al menos 265 niños fueron engendrados por efectivos de la paz. 

(GETTY IMAGES)

Según la investigación, un número sorprendente de personal de la ONU se ha relacionado con abusos a los derechos humanos, incluida la explotación sexual, la violación e incluso las muertes ilegales.

Además informes pasado de la ONU, reconocen oficialmente que las fuerzas de paz también introdujeron inadvertidamente el cólera en Haití. Se sabe que más de 800 mil haitianos buscaron atención médica para el cólera y al menos 10 mil murieron a causa de la enfermedad.

Pero estas investigación no son nuevas, desde 2016, medios de comunicación y algunas organizaciones informaron que personal de la ONU ofrecía comida y pequeñas cantidades de dinero a cambio de tener relaciones sexuales con ellos.

A todos estos actos de abuso, la MINUSTAH estuvo vinculada. 

Los soldados piden sexo oral por agua y galletas

La investigación de la BBC dio a conocer las historias de los algunos encuentros sexuales entre mujeres y niñas locales, y el personal de mantenimiento de la paz de la ONU, que ocurren en la comunidad en Cité Soleil (una comuna ubicada en el distrito de Puerto Príncipe).

Un hombre de la comunidad relató:

"Todo el día escuchaba a mujeres que se quejaban de la violencia sexual por parte de la MINUSTAH. Y les contagiaron el SIDA a través de la violencia sexual. También hay algunas que están embarazadas".

Además, el informante habló sobre un patrón común: las mujeres y niñas recibían dinero o a cambio de sexo.

"Vienen, duermen con las mujeres, se llevan sus placeres, dejan niños en sus manos y les dan 500 gourdes", dice el hombre.

En otros casos, las mujeres y las niñas recibieron alimentos a cambio de tener relaciones sexuales con miembros de la MINUSTAH.

Una niña de siete años confesó que hizo sexo oral con soldados franceses, a cambio de una botella de agua y un paquete de galletitas.

La declaración la hizo ante funcionarios de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU, publicándose en un comunicado en enero de 2016.

La complejidad del problema aumentó cuando se dio a conocer que no solo hubo historias de mujeres y niñas agredidas sexualmente por la MINUSTAH, sino también de hombres y niños que sufrieron abusos similares.

Llegan, embarazan a las mujeres y se van

También se revelaron las cifras de mujeres y niñas de comunidades en Haití que son víctimas de abuso sexual por parte de los soldados. Al menos 265 de ellas contaron que tenían niños engendrados por el personal de la ONU

En la investigación se dio a conocer que niñas de apenas 11 años de edad fueron abusadas sexualmente y embarazadas por efectivos de las fuerzas de paz y luego fueron abandonadas “en la miseria” para criar a sus hijas a solas en un entorno de pobreza extrema.

Marie, a sus escasos 14 años conoció a Miguel, un soldado brasileño que trabajaba en Haití como agente de mantenimiento de la paz de la ONU.

La niña quedó embarazada de Miguel y el regreso a Brasil; nunca más volvió a contactarla. El bebé ahora tiene cuatro años y Marie no ha recibido apoyo del papá.

"Los soldados destruyen el futuro de estas jóvenes al embarazarlas con un par de bebés y abandonarlas. Básicamente, estas acciones de los soldados pueden tener un impacto negativo en la sociedad y en el país en general porque estas jóvenes podrían haber sido abogados, doctores o cualquier cosa que hubiera ayudado a Haití mañana", dijo un hombre de Cap Haitian.

Mujeres se embarazan para tener “hijos guapos”

En los informes que se han hechos sobre estas violaciones, se revelaron algunos datos sobre el sexo transaccional con el personal de la ONU.

“Descubrimos que las relaciones íntimas con las fuerzas de paz de piel clara, y el tener hijos de piel clara, a veces se percibían como deseables. Una mujer de la comuna de Leogane dijo que eran ‘rumores’ que las niñas tenían relaciones con la MINUSTAH porque ‘querían que sus niños fueran hermosos’”, explica la BBC.

Pero independientemente de si la relación era de naturaleza consensual o transaccional, se observaron patrones particulares en cómo y dónde tuvieron lugar las interacciones. 

Se detectó que muchas de las madres que dieron a luz y criaron a los hijos de las fuerzas de paz de la ONU eran adolescentes, no mayores de 14 años, y no tenían la edad suficiente para dar su consentimiento para el sexo. 

"Veo una serie de mujeres de 12 y 13 años aquí. La MINUSTAH las embarazó y las dejó en la miseria con los bebés en sus manos. La persona ya ha tenido que manejar una vida estresante y miserable”, dijo una mujer en Cité Soleil.

Pobreza contribuye al abuso sexual

El análisis de los datos obtenidos de la investigación, demuestra que la pobreza es un factor subyacente clave que contribuye al abuso sexual y la explotación por parte de las fuerzas de mantenimiento de la paz.

“En muchos casos, la diferencia de poder entre el personal de mantenimiento de la paz extranjero y las poblaciones locales permite a los extranjeros, a sabiendas o sin saberlo, explotar a las mujeres y niñas locales”, detalla la BBC.

“La prevalencia del sexo transaccional en nuestros datos subraya la importancia de los desequilibrios estructurales: las fuerzas de mantenimiento de la paz tienen acceso a algunos de los recursos que la población local desea o necesita y, por lo tanto, están en una posición sólida para intercambiarlos por sexo”.


(Brenda lugo)