LA CADERA DE EVA

Nü shu, el lenguaje de las mujeres chinas para buscar empoderamiento

El Nü shu es un lenguaje único en el mundo, pues fue creado para que las mujeres pudieran hablar entre ellas de cosas que socialmente no podían decir

  • KARINA MARTÍNEZ NAVARRETE
  • 26/10/2020
  • 18:52 hrs
  • Escuchar
Nü shu, el lenguaje de las mujeres chinas para buscar empoderamiento
Las mujeres buscaron crear un sistema de escritura para poder expresar sus opiniones. Foto: Internet

El sistema patriarcal de las comunidades chinas no permitía a las mujeres expresar sus sentimientos con libertad, hablar sobre ciertos temas públicamente y estudiar el Chino para su escritura y lectura. Como respuesta a este sistema que las violentaba, las mujeres empezaron a producir su propio sistema de escritura y aunque hasta la fecha no se tienen precisiones sobre su origen y florecimiento, sí se sabe que es el único lenguaje en el mundo que fue creado por y para mujeres y su empoderamiento


La provincia de Hunan, en el sureste de China, es un espacio lleno de picos rocosos, valles repletos de ríos profundos y campos de arroz. Las montañas cubren el 80% del territorio provincial, lo que ha dejado aisladas a muchas aldeas que tuvieron que desarrollarse independientemente unas de la otras. 



Y fue aquí, escondido entre montañas y villas a la ribera de los ríos, donde hace 3000 años nació el nü shu: el único sistema de escritura en el mundo que fue creado exclusivamente para ser utilizado por las mujeres. Nü shu significa precisamente "escritura para mujeres" en chino y es un lenguaje que adquirió una gran importancia durante el siglo XIX en el condado de Jiangyong, provincia de Hunan, para darles a las mujeres que allí vivían la libertad de expresión que no encontraban en las comunidades de aquel tiempo.


Un espacio para la libertad


Aunque el nü shu ahora es entendido como una forma de comunicación para las mujeres que no tenían acceso a los privilegios de aprender a leer y escribir en chino, originalmente se cree que fue un código para desafiar la sociedad patriarcal de aquel tiempo. 


El nü shu le dio a las mujeres una vía para hacer frente a las duras labores sociales y domésticas, y también para mantener una conexión con otras mujeres que vivían en distintas localidades.


Históricamente, no fue socialmente aceptable para las mujeres chinas hablar de forma abierta sobre sus remordimientos, su trabajo duro en el campo o simplemente sus sentimientos de tristeza y duelo. Por eso el nü shu les dio una salida y les ayudó a crear un vínculo de amistad y apoyo que fue de vital importancia en una sociedad dominada por los hombres.


Uno de los usos más importantes del nü shu surgió como resultado de los casamientos. Tradicionalmente, después de una boda, la novia deja la casa de sus padres y se muda con su marido y si en ese nuevo rol se siente sola, el nü shu se vuelve una vía para expresar su tristeza, pues podía llevar una especie de diario personal, donde escribiría en esa lengua para mantener a salvo sus sentimientos. 


A pesar de que este lenguaje no se hablaba, en eventos sociales las mujeres cantaban y entonaban poemas, que variaban desde rimas infantiles hasta el relato de penurias personales o quejas sobre el matrimonio utilizando frases y expresiones del nü shu.


La sororidad 


El nü shu también fue un lenguaje utilizado para que las mujeres se sintieran acompañadas por sus amigas en su sufrimiento y felicidad. 


Entre amigas se bordaban palabras que hablaban de la amistad y la felicidad en bufandas, gorros para el frío y cinturones de algodón, y los intercambiaban entre ellas. Las mujeres más adultas componían a menudo canciones autobiográficas para contarle a sus amigas sobre sus experiencias miserables o para promover la moralidad y dar consejo para ser una buena esposa, casta, piadosa y respetuosa. 


Las mujeres que crearon un vínculo cercano debido al nüshu se les conoció como "hermanas de juramento" y eran por lo general grupos de tres o cuatro jóvenes, sin vínculo familiar que estaban unidas por una amistad sustentada en cartas escritas y cantar canciones en nü shu entre ellas.



En la actualidad, no se tienen muchos artefactos que conserven esta escritura, sin embargo, ha sido un tema de gran interés para mujeres que han querido ver florecer de nuevo esta tradición. Algunos esfuerzos por revivir la lengua consisten en: cursos para las mujeres que deseen aprender el idioma y la preservación de un museo que almacena y exhibe los últimos vestigios de la lengua. 


El nü shu es ahora Patrimonio Cultural Intangible de China y para las generaciones modernas, sigue siendo un medio empoderador para apreciar la belleza y la fuerza de las mujeres.


Con información de BBC News