LA CADERA DE EVA

Mujeres que practican sexo anal: ¿placer o presión?

"Existen creencias de que si las mujeres aceptan tener sexo anal, serían más deseadas por sus parejas, replicando así la idea de la cosificación"

  • REDACCIÓN
  • 04/05/2021
  • 16:43 hrs
  • Escuchar
Mujeres que practican sexo anal: ¿placer o presión?
Mujeres que practican sexo anal: ¿placer o presión? (Foto: Pexels)

La práctica del sexo anal ha sido normalizada dentro de las relaciones entre hombres homosexuales, aún no en las heterosexuales; estudios revelan que apenas el 50% de las parejas heterosexuales lo practican, 10 % lo hacen con cierta regularidad.

Lo que impulsa a las mujeres a realizarlo es al curiosidad y a veces la condescendencia con sus parejas, señaló un artículo publicado en la revista Perspectives on Sexual and Reproductive Health.

Una de las preguntas del artículo Women who have anal sex: Pleasure or pressure? Implications for HIV prevention (Mujeres que tienen sexo anal ¿placer o presión?)  es qué motiva a las mujeres a tener sexo anal pese a que sienten dolor, en algunos casos.

El estudio se centra en el interés de ampliar las investigaciones sobre el sexo anal en heterosexuales, ya que el tema se ha enfocado a personas homosexuales, centrándose en Sudamérica y dejando fuera otras partes del mundo, como Estados Unidos, esto por una suerte de prejuicio y mitos de la enfermedad.

Para la investigación, se entrevistaron a 29 mujeres con antecedentes de coito anal sin protección o con una pareja con VIH para conocer qué las motivó a hacerlo son condón.

POR QUÉ LAS MUJERES TIENEN SEXO ANAL

En la investigación se encontró que comportamientos sexuales recrean prácticas sociales donde se replican los estereotipos de género, en este sentido, las mujeres ceden ante las presiones del hombre, dejando fuera el deseo femenino.

1. Ellos son quiénes toman la iniciativa

En cuanto a la primera experiencia, 82% de las mujeres informaron que sus parejas masculinas iniciaron el coito anal, mientras que solo el 11% fueron ellas.

Respecto a la última experiencia, la cifra sobre la iniciativa fue similar, ellos la habían tomado. Una proporción considerable de mujeres (25%) relató haber sido obligadas, tuvieron sexo anal sin su consentimiento.

2. Al aceptar tener sexo anal, sentían tener privilegios

En otros casos, las mujeres reconocieron que permitir o negar el coito anal a sus compañeros masculinos les permitía tener un mayor poder en la relación.

"Me encanta la atención (del coito anal). Me encanta ser el centro de atención, me encanta la atención después, las llamadas telefónicas, aunque están obsesionadas conmigo, me hace sentir necesaria y deseada y me hace sentir como una mujer", dijo Isabella.

En este sentido existen creencias de que si las mujeres aceptan tener sexo anal, serían más deseadas por sus parejas, replicando así la idea de la cosificación.

3. Sin su consentimiento

El 25% de las mujeres informaron que tuvieron relaciones sin su consentimiento, se produjo con parejas conocidas y desconocidas, exmaridos, novios, extraños y personas que conocieron en internet.

"La primera vez que tuve sexo anal con él, simplemente dijo ´date la vuelta´, como una demanda, y me sentí muy incómoda. Se sentía como si lo estuviera haciendo para lastimarme adrede... Le encantaba que yo sufriera, porque durante el tiempo le decía que lo sacara y él me ofendía", dijo otra de las entrevistadas.

4. Placer

Un porcentaje menor dijo disfrutar el sexo anal sin condón. Lo que las motivaba a hacerlo sin condón fueron diversos factores: 1) el deseo de experimentar placer y / o intimidad a través de una práctica sexual exótica; 2) el deseo de complacer a la pareja; 3) el riesgo reducido de embarazo en comparación con el coito vaginal; y 4) el aumento del placer sexual de las relaciones sexuales sin condón. 

En torno al sexo anal existen diversos mitos. Sin embargo, el practicarlo depende de una relación consensuada donde ellas tengan la libertad de decir sí o no, sin sentirse presionadas ni con la creencia de que al hacerlo tendrás más poder en la relación, ya que sólo se reproducirá una lógica patriarcal.