LA CADERA DE EVA

"Los cuidados no son actos de amor, son un trabajo sin paga", Amalia García

La diputada Amalia García apuesta por un Sistema Nacional de Cuidados que garantice tiempo libre a las mujeres para su desarrollo

  • DIANA JUÁREZ
  • 23/11/2021
  • 17:23 hrs
  • Escuchar
"Los cuidados no son actos de amor, son un trabajo sin paga", Amalia García
"Los cuidados no son actos de amor, es un trabajo sin paga", Amalia García (Foto: Cuartoscuro)

El Presupuesto de Egresos de la Federación 2021 no contempla a las mujeres, del total de sus recursos, sólo  el 0.59 por ciento se ha destinado a ellas, de acuerdo con un análisis del presupuesto de diversas organizaciones, entre ellas, Fundar, México Evalúa y la asesora parlamentaria, Muriel Salinas Díaz. Al respecto, la diputada Amalia Garcia del Movimiento Ciudadano dijo que debe haber una planeación transversal del presupuesto para que las mujeres sean consideradas y sus necesidades no sólo estén contempladas en el Anexo 13.

"El Anexo 13 es donde están algunos de los programas que debían ser prioritarios para avanzar en la igualdad, eran los aceleradores, fue una conquista dede las mujeres en 2008. No es suficiente que sea un apartado, un anexo o un cajón en donde esté el presupuesto de género", dijo en entrevista la diputada.

Actualmente, el Anexo 13 concentra los programas enfocados a mujeres, pero de 129 programas, sólo se dejaron 29. Del total del presupuesto, los recursos destinados a las mujeres representa el 0.59 por ciento.

El PEF dejó de considerar a la ciudadanía femenina siendo que el trabajo doméstico y de cuidados no remunerado aporta el 22.8 por ciento del Producto Interno Bruto del país, de acuerdo con el Inegi.

En sus intervenciones políticas Amalia García ha señalado que las mujeres no sólo somos la mitad de la población, si no que estamos en todas partes, clases sociales y generaciones. Para dejar en claro como el género atraviesa los cuidados cuenta parte de su experiencia.

Lee: Presupuesto 2022 ignora a mujeres en salud, violencia de género y desaparecidas

"Yo he sido gobernadora diputada senadora en fin, al mismo tiempo había estado atenta a lo que pasaba en casa. Si se compró o no la leche,  si voy a llegar a la casa hacer compras etcétera,  eso podríamos decir también un hombre a veces lo hace, pero en cambio uno tiene una tradición que está muy arraigada, que establece que la responsabilidad es de una y entonces remontarlo requiere de una enorme transformación cultural, pero podemos poner el acento en los gobiernos y también en los presupuesto". de transforma.

Diputada Amalia García del partido Movimiento Naranja

¿QUÉ SERÍA UN ESTADO DE BIENESTAR?

La diputada reconoce que cuando las mujeres salen al mundo de lo público, siguen cargando las labores de cuidado. "Esto nos hace tener una múltiple carga de trabajo  y además porque esta visión patriarcal, lo que ha hecho ese invisibilizar el valor de lo que realizamos en el hogar, no se considera trabajo, se ha considerado ´un acto de amor` y por supuesto que hay afectos están los afectos está en la cariño está el amor", apuntó García.

"Sobre todo hoy que el Gobierno de la República habla de bienestar, un verdadero Estado de bienestar tiene que hacerse cargo de garantizarle derechos a todas las personas... En todo el ciclo de la vida, nos hacemos cargo de los niños desde que nacen, de los adolescentes nos hacemos cargo, de las personas adultas mayores, de las personas enfermas, de las personas con discapacidad, nos hacemos cargo de tareas del hogar cotidianamente", señaló.

Amalia García señala que el Estado debe garantizar la educación y guarderías. "Crear un diseño que permita un sistema integral, que no actúe de manera descoordinada, por ejemplo, el Estado de México tiene un programa que le llama salario rosa, apoyo que se les dé un recurso a las mujeres que están atendiendo su casa y se dice salario rosa porque están haciendo tareas del lugar muy bien y de cuidados. La Secretaría de Bienestar diseñó un programa en lugar de dar recursos para estancias infantiles, en las estancias infantiles a quienes las instalaron un recurso para madres trabajadoras".

Lo que sucede con el salario rosa es que el dinero es poco para que las muejres se puedan liberar de la tareas del cuidado y seguramente lo están usando para comprar alimentos, comentó la diputada.

Existe otra situación que preocupa a la diputada y es que las personas con alguna discapacidad que reciben un apoyo económico aún son cuidados por mujeres. Mientras el Estado no garantice esos servicios, todo caerá en ellas, "yo decía en mi intervención, las mujeres no somos el seguro social del país".

Lee: 8.6 de cada 10 pesos del presupuesto 2022 no tiene enfoque de género, denuncian

MUJERES EN EL ESPACIO PÚBLICO Y PRIVADO

"Si hay recursos pero sin perspectiva de género, las mujeres seguimos cumpliendo con las mismas tareas responsabilidades y trabajos que tuvieron nuestras abuelas, y adicionalmente intentando también tener presencia en el ámbito público. Esto es lo que tiene que cambiar por eso cuando hablamos de un sistema de cuidados", explicó.

La diputada reconoce que el resultado no será inmediato pero el Estado puede jugar un papel primordial. Ella reconoce que algunos de estos cambios ha sido que siete mujeres hayan quedado como gobernadoras.

"Tradicionalmente ha habido del exclusividad del espacio público solo para los hombres entonces el Estado puede jugar un papel fundamental juega en realidad un papel esencial".

PROPUESTA DEL "CUARTO DE A LADO"

Amalia García propuso el "cuarto de a lado", para ella era más que una comisión, si no un grupo de trabajo permanente que estuviera evaluando el presupuesto, aportando propuestas e iniciativas, formado por el triángulo de hierro: mujeres legisladoras, académicas y mujeres de la sociedad civil. También se invitó a hombres legisladores. En su lugar, la cámara dijo que por consigna de la Constitución era más factible que se formara una subcomisión, pero ésta no se concretó.

"La Comisión no se instaló jamás, se abrieron sesiones de parlamento abierto, así se le llamó y digo parlamento abierto, porque en realidad fueron sesiones de exposición de puntos de vista, pero ninguna de las planteamientos que se presentaron ahí se tomó de nadie de ninguno de los participantes ni de sociedad civil ni diputados".

Lee: Acciones de legisladoras y defensoras para luchar por presupuesto para mujeres

"Esto desalienta pero al mismo tiempo yo tengo una experiencia de años trabajando desde la izquierda, desde la oposición, en condiciones muy extremas. Sin posibilidades aparentemente hace años de que pudiéramos lograr ninguna iniciativa en ningún cambio y sin embargo, se fueron conquistando transformaciones y cambios en el país a fuerza de no darse por vencido".

Amalia reconoce avances de la lucha feminista, señala que en la legislatura pasada había más diputadas que diputados. Además, las diputados -pese a la diferencia de sus partidos- comenzaron a dialogar entre ellas, este es un gran paso.