LA CADERA DE EVA

Lo que debes saber sobre la eyaculación femenina y el squirting

“Hay dos tipos diferentes de fluidos durante el orgasmo femenino, con dos fuentes diferentes”, afirman expertos sobre sexualidad

  • SUSANA CARRASCO
  • 17/06/2020
  • 14:37 hrs
  • Escuchar
Lo que debes saber sobre la eyaculación femenina y el squirting
Lo que debes saber sobre la eyaculación femenina y el squirting (Foto: Pexels)

Durante el sexo, la mujer ya no sólo busca un orgasmo largo e intenso, sino ir más allá y desea comprobar si es cierto que también puede lograr la famosa eyaculación femenina o squirting cuando es estimulada correctamente en sus principales zonas erógenas.

Sin embargo, una de las dudas más frecuentes que existe tiene que ver con las diferencias entre estas reacciones provenientes de la excitación intensa pues, aunque algunas mujeres aseguran que son lo mismo, otras dicen que uno es más potente que otro. ¿Qué dicen los especialistas al respecto?

La eyaculación femenina y el squirting se han vuelto uno de los principales objetivos, no obstante, aun existe mucha confusión sobre estas reacciones, por lo que vale la pena conocerlos más antes de intentar disfrutarlos en la siguiente noche de pasión con la pareja o de autoplacer.

Lee: Fantasías sexuales más eróticas para mucho placer a solas

Eyaculación femenina y squirting

Aunque cada vez se habla más sobre la eyaculación femenina y más chicas se empeñan en conseguirlo, hay muchas dudas al respecto y una de las confusiones más comunes es pensar que la eyaculación es lo mismo que el llamado squirting. Esto no es así y de hecho, un estudio publicado en Nature Reviews señala que no son la misma cosa, de acuerdo a los hallazgos las diferencias principales son las siguientes:

1, Eyaculación femenina

La eyaculación femenina recibe ese nombre porque proviene de un lugar denominado glándulas de Skene o glándulas parauretrales, las cuales son conocidas como la próstata femenina porque segregan contenidos muy parecidos a los que expulsa el hombre al eyacular, con la diferencia obvia de que no contiene espermatozoides. Es un líquido de consistencia alcalina y color blanquecino similar al semen, pero sin ningún olor. Contiene componentes como la glucosa, la fosfatasa ácida prostática y antígeno prostático. La cantidad que se expulsa es mínima.

Lee: ¿Cómo disfrutar más de la masturbación si eres mujer?

2, Squirting

Por su parte, el squirting es una expulsión de líquido en grandes cantidades, prácticamente un chorro potente. Es un líquido transparente que sale disparado por la uretra y que se produce generalmente después de una estimulación vigorosa del punto G. Cuando está a punto de salir puede causar en la mujer la sensación de que está por orinarse y en cierto sentido, si lo hace.

Un equipo de investigadores del Hospital Parly II de Le Chesnay en Francia, comprobó que durante el squirting se expulsa un poco de orina. El estudio publicado en la revista The Journal of Sexual Medicine reunió a un grupo de siete mujeres a las que se les extrajo una muestra de orina, luego una máquina de ultrasonidos obtuvo imágenes de la vegija y se observó que estaba vacía, no obstante, después de pedirles a las participantes que se masturbaran hasta alcanzar el placer máximo, notaron como la vejiga volvía a llenarse y luego vaciarse con el orgasmo.

Al hacer un análisis del líquido expulsado, se encontró que presentaba varios químicos que también están en la orina, además de sustancias específicas de las glándulas de Skene. El squirting puede ser más difícil de conseguir que la eyaculación y sólo unas pocas mujeres han disfrutado de sus maravillas.

Los investigadores llegaron a la conclusión de que “evidentemente hay dos tipos diferentes de fluidos durante el orgasmo femenino, con dos fuentes diferentes”. Aun no se sabe si estos fluidos ya sea durante la eyaculación femenina o el squirt cumplen alguna función específica durante los actos sexuales, pero es un hecho que ambas son señales de un placer extremo.

Lee: El secreto para disfrutar de multiorgasmos en el sexo

Pasos para lograr la eyaculación y el squirting

La eyaculación femenina es perfectamente normal, aunque por desgracia, no es tan común como debería. De acuerdo con la Sociedad Internacional para la Medicina Sexual, diferentes cálculos sugieren que entre el 10% y el 50% de las mujeres eyaculan durante las relaciones sexuales. Aunque algunos expertos consideran que todas las mujeres lo experimentan, pero muchas no lo notan debido a que el fluido puede desplazarse para atrás, hacia la vejiga, en lugar de salir del cuerpo.

No existe evidencia de que la eyaculación femenina o el squirt tengan algún beneficio para la salud. Sin embargo, no cabe duda que pueden dar un placer muy intenso durante las relaciones sexuales.

Se puede lograr la eyaculación femenina y estimulando la zona parauretral, y a través de la estimulación del punto G (a 3 centímetros de la vagina), pues de acuerdo a la sexóloga Laura Morán, esto sucede porque al presionar la zona, las glándulas de Skene también son presionadas, provocando la expulsión del líquido. Algunas mujeres aseguran que para el squirting, es más efectivo estimular el clítoris, así que atrévete a intentar varios métodos y recuerda, si sientes ganas de orinar es completamente normal, no te contengas.

¿Has experimentado alguna vez estas reacciones en el sexo?