LA CADERA DE EVA

Las lecciones feministas de Legalmente rubia

Legalmente rubia es una película del 2001 que antes de #MeToo, #MiPrimerAcoso y Time´s Up coloca sobre la mesa la agenda feminista

  • ANGÉLICA SÁNCHEZ LOVERA
  • 20/07/2021
  • 14:05 hrs
  • Escuchar
Las lecciones feministas de Legalmente rubia
Las lecciones feministas de Legalmente rubia (Foto: Grazia)

¿Recuerdas a Elle Woods (Reese Witherspoon), la "típica rubia" que decidió estudiar en la escuela de derecho de Harvard?  La icónica película Legalmente rubia cumplió 20 años de su estreno el pasado 13 de julio, a simple vista fue catalogada como una comedia romántica, pero antes de #MeToo, #MiPrimerAcoso y Time´s Up esta cinta colocó sobre la mesa la agenda feminista. 

Tras la ruptura con Warren (Matthew Davis), su novio y "hombre de sus sueños", Elle decide demostrar que puede convertirse en la mujer que él desea: "seria e inteligente". Hace un examen casi perfecto e ingresa a la Facultad de Derecho de una de las universidades de la Ivy League. Hasta aquí no parece una película que reivindique a la mujer, pero esto solo son los primeros minutos.

Legalmente rubia es la adaptación de la novela homónima de Amanda Brown, historia que tuvo una secuela debido a su gran éxito y también se adaptó para musical en Broadway.

Al llegar a la escuela de leyes, Elle se da cuenta que no recuperará a Warren (su ex), que es un completo patán y no tan inteligente como él se cree. Sin embargo, nuestra personaje principal decide sobresalir por ella misma, para demostrarle no sólo a su ex, si no a todos sus compañeros y maestros que es completamente capaz.  

Por otro lado, la feminidad de Elle, el glitter y el color rosa, hacen el perfecto contraste para romper con la barrera masculina del mundo del derecho. El caso de Brook Taylor (Ali Larter) en la película, la instructora de aeróbics acusada de haberle disparado a su marido de 60 años, solo refuerza los estereotipos de género en un mundo masculino y patriarcal.  

La película deja de ser la búsqueda del amor romántico para centrar la historia en el éxito personal, académico y profesional de Elle, así como, sus actos de sororidad. Brook no podía compartir su coartada porque cuando ocurrió el asesinato ella se practicaba una liposucción y eso significaría dejar caer a toda su carrera. Elle es la única que sabe su secreto, y a pesar de que esto refuerza la idea hegemónica del cuerpo bello y femenino, Brook es la víctima de sus circunstancias en un mundo machista y misógino.  

Tampoco podemos olvidar los pequeños guiños que hace Legalmente rubia; como la jueza en el caso de Brook o la inclusión del personaje de la diversidad sexual, que aunque refuerza estereotipos de los homosexuales, son increíbles.

Este filme también crítica al acoso y abuso sexual en el ambiente laboral, cuando Elle es víctima de su profesor. En esta escena se muestra de forma clara la normalización de abusos en un mundo de hombres, que es sumamente problemático. 

Lee: Frases poderosas en "Moxie", la nueva película feminista de Netflix

Legalmente rubia es una película feminista que no intento serlo al principio, pero ahora la vemos con lentes violetas y aplaudimos todos los guiños tan pertinentes y actuales. Elle sí encuentra al amor, pero no sin antes, romper barreras de género, señalar la discriminación de género en los ambientes laborales, la misoginia, el machismo, resaltar la competencia entre mujeres que puede llegar a ser violenta, empoderar a todas a ser sensual sin temor a ser señaladas y patear al patriarcado

Con información de Luchadoras y The New York Times