LA CADERA DE EVA

La conexión de la Luna con nuestra menstruación

Más de 7 millones de ciclos menstruales no se sincronizan con el ciclo lunar a pesar de que ambos tengan básicamente la misma duración: investigación Clue

  • REDACCIÓN
  • 26/05/2021
  • 16:22 hrs
  • Escuchar
La conexión de la Luna con nuestra menstruación
La conexión de la Luna con nuestra menstruación (Foto: Pexels)

Existen múltiples estudios que hablan de la relación entre el ciclo menstrual y el ciclo lunar; algunos han apuntado que las personas menstruantes son más propensas a iniciar su periodo en luna llena o luna nueva. También se ha propuesto que la relación de la luz de la luna pueda tener un impacto en algunos de nuestros procesos biológicos pero, ¿es un mito o es realidad? 

¿Por qué hablamos de la Luna? 

De acuerdo con la NASA, mayo será el mes con la “más súper” de las superlunas en todo el año, teniendo la oportunidad de observar tres fenómenos una misma noche: una superluna, un eclipse lunar y una luna roja. 

Una superluna ocurre cuando una luna llena o luna nueva coincide con el acercamiento más cercano de la Luna a la Tierra, esto provoca que la luna parezca más grande y brillante; un eclipse lunar ocurre cuando la sombra de la Tierra cubre la totalidad o parte de la luna, cuando vemos una luna llena significa que la luna y el sol se encuentran en lados opuestos de la Tierra. Por último, una luna roja se da cuando la luna está completamente cubierta por la sombra de la Tierra. 

Ciclo menstrual y fases lunares

La palabra menstruación viene de las palabras griegas y latina mensis que significa mes, y mene que significa luna; sin embargo, investigaciones han demostrado que no existe una relación científica entre el ciclo menstrual y el ciclo lunar

Más de siete millones de ciclos menstruales no se sincronizan con el ciclo lunar a pesar de que ambos ciclos tengan básicamente la misma duración, según los resultados del análisis de Clue, una aplicación que monitoriza el periodo y ovulación para entender mejor el cuerpo femenino.

“Analizando los datos, observamos que las fechas de inicio del periodo a lo largo del mes son aleatorias, sin importar la fase lunar”, afirmó la doctora Marija Vlajic Wheeler de la Universidad de Oxford. Asimismo, se observó que no existe una predominancia de inicio del periodo durante la luna nueva, una relación que otras investigaciones han sugerido existe. 

En el calendario lunar, cada luna corresponde a un ‘mes lunar’, es decir, en cada periodo la luna tiene dos momentos donde se halla exactamente en la misma fase (creciente o menguante) con una duración aproximada de 29.5 días. Un ciclo menstrual comienza el primer día del periodo y se acaba con el inicio del siguiente, con una duración promedio de 29 días, aunque este puede variar entre 24 y 38. En términos estadísticos una de cada dos personas tendría su periodo tres días antes o tres días después de la luna llena o la luna nueva, señaló la investigación. 

Así que, sí existe una diferencia de tres días antes o tres días después del inicio de la luna llena y el inicio del periodo, equivale a 14 días del ciclo lunar colocando alrededor del 50 por ciento de las personas menstruantes iniciando su periodo en cualquier mitad del ciclo lunar, señaló la investigación. 

La duración del ciclo menstrual también puede variar de acuerdo con la edad y procedencia étnica y racial, indicaron los expertos. Otros estudios que han abordado el mismo tema señalaron que las personas en el rango de edad entre 14 y 18 años son más propensas a menstruar alrededor del primer y tercer cuarto de luna, sin importar la duración de sus ciclos, pero investigaciones como la de Clue no encontraron ninguna relación a esto tampoco. 

Existen diferentes teorías evolutivas que especulan una relación entre ambos ciclos, y conectan historias y creencias que lazan diferentes culturas y mitología; no obstante, los datos de 1.5 millones de usuarias arrojados por Clue indicaron que los periodos no se sincronizan con la luna, y que aquellas que lo hacen tiene una importancia en el carácter personal. Entonces, por ahora lo que podemos hacer es disfrutar de observar la Luna y sus fenómenos fantásticos y conectar con nuestra menstruación.

Con información de Clue 

ASL