LA CADERA DE EVA

Gaslighting: el abuso psicológico que te hace dudar de ti misma

Este comportamiento se presenta en personas sociópatas o narcisistas que tienden a elegir a personas sumisas

  • DIANA JUÁREZ
  • 08/01/2020
  • 17:55 hrs
  • Escuchar
Gaslighting: el abuso psicológico que te hace dudar de ti misma
Gaslighting: el abuso psicológico que hace dudar a la víctima de su palabra

El abuso o manipulación psicológica es una agresión tan sutil que es difícil aceptar que se está viviendo, se le ha nombrado gaslighting, un tipo de abuso que con el tiempo desgasta la estima y confianza de la víctima la hace dudar de lo que siente y quiere, convirtiéndose en un manojo de miedo.

“Maquíllate un poco, no ves que eres fea”, “¿por qué vas al gimnasio, a quién le quieres gustar”, “yo te amo, hago todo para que estés bien, por qué no puedes hacerme el desayuno”, “si supieras cuántas mujeres me buscan”, “por qué no aprendes a usar la computadora”, “yo nunca dije eso, por qué lo dices”, “no, no fue así estás exagerando”.

Son algunas de las frases que nos han compartido en La Cadera de Eva algunas mujeres que han vivido abuso psicológico, el cual, se ha identificado como el término de gaslighting se acuñó después del título de una película clásica de Hollywood de 1944, “Gaslight”, en la que Ingrid Bergman es acosada por su marido, que intenta hacerle creer que está loca. 

El esposo manipula su entorno para hacerle creer que está perdiendo facultades, mientras él se yergue como su principal protector y defensor, cuando lo que pretende en realidad es someterla.

El gaslighting como abuso emocional

En entrevista para La Cadera de Eva con la psicoterapeuta Nilda Chiaraviglio, comenta “para hablar de gaslighting primero tendríamos que definir qué es un abuso emocional, la condición de abuso implica que las personas que participan en la conversación, en la vivencia o en la experiencia no tienen la misma capacidad de respuesta”.

De acuerdo con la Dra. Chiaraviglio, la capacidad de respuesta se puede medir en términos de una diferencia de edad o una diferencia intelectual, una diferencia de contexto muy grande o también se puede definir en cuanto a roles de género, si las personas que están conversando o viviendo la experiencia es un hombre y una mujer, y el hombre tienen una característica de vida tipo patriarcal y la mujer también, “entonces podemos hablar de abuso porque hay un diferencia fuerte de la posibilidad de una de las dos personas en contestar” señala.

 

En entrevista para La Cadera de Eva, una de nuestras lectoras nos cuenta “lo que si te puedo decir que cuando estaba yo enojada por cualquier cosa que él hacía, al hablar con él, me envolvía y al final siempre me hacía sentir culpable”.

 

Por lo regular, este comportamiento se presenta en personas sociópatas o gente con trastorno límite de la personalidad o personas narcisistas, con un alto concepto de sí mismos, las cuales escogen a su víctima, que suele tener una personalidad sumisa, con una autoestima baja o tendente a la culpabilidad.

Sistema patriarcal, la estructura para el gaslighting

Si la mujer no responde al mismo modelo patriarcal entonces va a responder adecuadamente, si le dicen mira tú no puedes ingresar a ese puesto porque eres mujer, ella puede contestar -¿vamos hablar de género o vamos hablar de capacidades?, comenta Chiaraviglio, la situación torna a violencia de género a nivel de sistemas de creencias, porque la mujer tiene la capacidad de responder.

Paradigmas que fomentan el abuso psicológico

Nilda Chiaraviglio señala que en nuestra cultura hay cuatro paradigmas que estructuran la manera de razonar la experiencia:

-Jerarquía: si estamos pensando la vida en términos de autoridades y sometimientos.

-Confrontación: esta situación se vive cuando se desprenden las discusiones “yo tengo la razón”, “tú no tienes la razón”.

-Competencia:  yo sé más que tú, yo tengo más, tienes menos que yo

-Exclusión: tú como no piensas como yo te excluyo,

Chiaraviglio señala que hay una diferencia en cuanto abuso y contraste de creencias, “una cosa es pensar, razonar y enfrentar la vida de forma diferente donde no se da el diálogo, pero cuanto más patriarcal, más perteneciente al sistema monógamo sea el razonamiento hay más posibilidad de autoritarismo, más posibilidad de confrontación, de competencias, si la otra persona no tiene capacidad en cuanto como mira e interpreta la vida entonces podemos hablar de un abuso, si hay una diferencia de autoridad si hay abuso, sino podemos hablar de violencia de género”.

¿Cómo identificar si soy víctima de gaslighting?

De acuerdo a la psicóloga Robin Stern, autora del libro The gaslighting effect, estas son las 10 señales para saber si estamos siendo "Gaslighteados" Te cuestionas tus ideas o acciones constantemente.

-Te preguntas si eres demasiado sensible muchas veces al día

-Siempre te estás disculpando: a tu padres, a la pareja, al jefe

-Te preguntas por qué no eres feliz, si aparentemente están pasando tantas cosas buenas en tu vida

-Constantemente ofreces excusas a tus familiares o amigos por el comportamiento de tu pareja

-Te ves a ti mismo reteniendo u ocultando información para no tener que explicar o dar excusas a parejas o amigos

-Empiezas a mentir para evitar que te cambien de realidad

-Te cuesta tomar decisiones, incluso aquellas simples

-Sientes que no puedes hacer nada bien

-Te preguntas si estás siendo lo suficientemente buena hija/amiga/empleada/novio/a constantemente