LA CADERA DE EVA

Factores comunes que propician la disfunción sexual femenina

La desinformación y la estigmatización de la sexualidad propicia la aparición de disfunciones sexuales femeninas, que impiden disfrutar del sexo

  • ITZEL NICTÉ UC DOMÍNGUEZ
  • 30/09/2020
  • 17:40 hrs
  • Escuchar
Factores comunes que propician la disfunción sexual femenina
Factores comunes que propician la disfunción sexual femenina. Foto: Pexels

Cuando se habla de disfunción sexual, inmediatamente, pensamos en la sexualidad masculina, pero la disfunción sexual también es una problemática que se presenta en las mujeres, y comenzar a hablar de ello es el primer paso para tener relaciones sexuales más satisfactorias. 

La poca información que recibimos sobre las disfunciones sexuales femeninas motiva el descuido de factores que se encuentran en nuestro entorno, tales como la educación y la religión, que propician las disfunciones sexuales femeninas. Por ello, en esta ocasión te contamos qué son las disfunciones sexuales y cuáles son los factores comunes que las propician.

¿Qué son las disfunciones sexuales?

De acuerdo con el texto “Las disfunciones sexuales” de Eusebio Rubio Aurioles y José Díaz Martínez, disponible en la página web de la Facultad de Medicina de la UNAM, las disfunciones sexuales son una serie de síndromes en los que los procesos eróticos de la respuesta sexual resultan no deseables para el individuo o para el grupo social, y que se presentan en forma recurrente y persistente. 

Por otra parte, en la Guía Clínica de intervención psicológica de la sexualidad humana en parejas, Claudia Sánchez Bravo brinda otra definición:

“Son alteraciones (esencialmente inhibiciones) que se producen en cualquiera de las fases de la respuesta sexual y que impiden o dificultan el disfrute satisfactorio de la sexualidad”.


En términos más sencillos, podemos decir que existe una disfunción sexual cuando se experimentan dificultades en cuanto al deseo, la excitación o el orgasmo. Estas dificultades pueden provocar efectos negativos en las mujeres y en sus relaciones de pareja. 

Síntomas de la disfunción sexual femenina

Los síntomas de la disfunción sexual femenina son diversos, y varían dependiendo la disfunción que estés experimentando. Algunos de los más comunes son el vaginismo (dificultad para lograr una penetración no dolorosa debido a la contracción muscular involuntaria de la vagina), la falta o insuficiencia de lubricación vaginal, el dolor o escozor en la vulva al tener relaciones sexuales y la anorgasmia (incapacidad para alcanzar el orgasmo)

Otros síntomas de disfunción sexual comúnes tanto en hombres como en mujeres son la incapacidad para excitarse, la falta de deseo o interés sexual y el dolor durante las relaciones sexuales

Cosas comunes que propician la disfunción sexual femenina

A diferencia de lo que podría creerse, los principales factores que provocan las disfunciones sexuales femeninas se encuentran en nuestro entorno, más que en nuestro físico. Expertos y expertas en psicología afirman que cuestiones como la cultura religiosa, la falta de información, la experiencia personal y los problemas anímicos son algunos de los factores principales que afectan a la sexualidad femenina. 

Entre los factores que aumentan la posibilidad de la aparición de una disfunción en mujeres se encuentran la educación religiosa o moral restrictiva, experiencias traumáticas vividas, las inseguridades personales y la desinformación o mitos sexuales. 

También, existen factores precipitantes que pueden provocar una disfunción, como son los problemas de pareja, situaciones de estrés en el entorno laboral o familiar e interacciones inadecuadas o incómodas con la pareja. 

Por otra parte, algunos factores que impiden la desaparición de las disfunciones sexuales femeninas son la falta de información sobre las disfunciones, la ansiedad o miedo al acto sexual, la depresión, el consumo de sustancias nocivas para la salud, la anorexia y los problemas de comunicación en pareja. 

¿Cómo evitar o combatir las disfunciones sexuales femeninas?

La estigmatización sobre la sexualidad, la falta de educación sexual y la carga restrictiva que las sociedades patriarcales ponen sobre las mujeres, provocan que las relaciones sexuales se conviertan en algo más complejo de lo que realmente son. 

La información y educación sexual puede ayudar a que la sexualidad femenina deje de ser una cuestión vergonzosa que involucre de facto la culpa. Las mujeres tenemos derecho a disfrutar de nuestra sexualidad sin estigmas y cargas sociales que nos impiden vivir una vida sexual placentera. 

Por lo anterior, prevenir las disfunciones sexuales requiere un acercamiento a la sexualidad alejado de la moralidad impuesta por las sociedades machistas y también el acercamiento a terapeutas sexuales que puedan ayudarte a quitarte de encima las disfunciones sexuales

¿Lista para disfrutar del sexo?