LA CADERA DE EVA

Exigen feministas aborto legal en todo el país

Feministas piden que se legalice el aborto, se dé educación sexual y haya mayor presupuesto para salud reproductiva y para refugios para víctimas de agresiones

  • MARILUZ ROLDÁN
  • 28/09/2020
  • 21:40 hrs
  • Escuchar
Exigen feministas aborto legal en todo el país
Colectivos feministas se manifestarán en el Centro Histórico (Foto: Especial)

De cabello azul y aguerrida, Tania fue una de las mujeres que este lunes salió a las calles para hacer un llamado a las autoridades en pro del aborto. Destacó que lo que la motivó a participar es “principalmente la lucha de todas las mujeres, el estar juntas y organizadas, vamos por un mismo objetivo que es la legalización”. 

Al ser cuestionada sobre qué ha faltado para que el aborto sea legal en toda la Republica, respondió que sigue habiendo una visión retrógrada y machista que no permite que las mujeres vayan más allá y tengan todos los derechos que les corresponden. 

Destacó que al año se practican entre 750 mil y un millón de abortos clandestinos y que lamentablemente nubes mujeres mueren cuando se someten a uno de estos procedimientos, por eso la urgencia de que se haga legal

Mientras que Claudia dijo que con esta marcha “esperamos tener una fuerza para ser escuchadas”, aunque lamentó que no pudieran llegar al Zócalo para entregar su pliego petitorio a las autoridades como lo tenían planeado.

Respecto a que le pediría al presidente López Obrador y a la jefa de Gobierno, dijo: “me encantaría decirles que apoyen la lucha de las mujeres, que todas las luchas que ha habido en la historia son válidas y que por eso deben apoyarnos”.

La lucha por el derecho a un aborto legal, seguro y gratuito se hizo sentir en la Ciudad de México, aunque este llamado se vio opacado por el choque entre las manifestantes y los policías que las encapsularon durante cuatro horas.

“Vamos a pelear hasta conquistar el aborto legal” fue el clamor de cientos de mujeres que salieron este lunes a las calles del centro de la capital del país para exigir que la dejen decidir sobre su cuerpo, ya que el 28 de septiembre se conmemora el Día de la Acción Global por un aborto legal y seguro.

Cómo parte de sus demandas pidieron que además de que se legalice el aborto, se dé educación sexual integral y que haya mayor presupuesto para salud reproductiva como para los refugios para mujeres víctimas de agresiones.

Sin embargo, la oleada verde en pro del aborto se vio opacada por los choques que hubo entre los colectivos feministas y los policías.

El primer contingente salió del Monumento a la Revolución pasadas las 14:30 horas rumbo al Zócalo de la Ciudad de México. A solo unos metros de donde inició la marcha, las manifestantes vandalizaron las oficinas de ISSSTE, en donde rompieron algunos cristales.

En la protesta de la capital, los colectivos que salieron del Monumento a la Revolución fueron bloqueados por policías que les impidieron continuar su camino al Zócalo, donde hay dos protestas de grupos de orientación conservadora.

A la altura de avenida Juárez y Balderas, la policía capitalina encapsuló a las manifestantes. Ahí comenzó una batalla de aproximadamente cuatro horas.

La tensión aumentó cuando una manifestante con la cabeza tapada y una bolsa al hombro lanzó una bomba molotov directo a los policías.

Algunas de las manifestantes que llevaban el rostro cubierto encendieron fuego con las pinturas en aerosol que llevaban, el cual lanzaron a los uniformados que las tenían rodeadas, igual que cohetones y petardos.

Durante el choque, las manifestantes también persiguieron a una mujer policía, hasta que la derribaron y cuando estaba en el suelo la patearon en múltiples ocasiones. La uniformada fue sacada de entre la multitud por sus compañeros y trasladada en una ambulancia del ERUM.

Avenida Juárez se cubrió de gas de colores verde y rosa en múltiples ocasiones, el cual fue lanzado por los uniformados desde extintores, con el objetivo de repeler la agresión.

La Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México indicó que 13 manifestantes y 43 mujeres policías resultaron lesionadas por diversos golpes y quemaduras. Solo cuatro uniformadas tuvieron que ser trasladadas a un hospital.

Estaba planeado que un segundo contingente saliera del Hemiciclo a Juárez rumbo al Zócalo, pero tampoco pudo llegar y las integrantes del Colectivo Pan y Rosas realizaron un mitin en el Eje Central.

El ritmo de la batucada que tocaban un grupo de mujeres con pelucas de colores alegró esa parte de la manifestación por el aborto legal.

“Me cuidan mis amigas, no la policía” y “somos malas, podemos ser peores y al que no le guste se jode, se jode” fueron algunas de las frases que corearon las manifestantes mientras se enfrentaban con las autoridades, que no les permitieron llegar al Zócalo de la Ciudad de México, como tenían planeado.

Hasta Bellas Artes avanzaron encapsuladas las manifestantes en Balderas, quienes vandalizaron algunos puestos de periódicos a su paso. Al arribar, regresó la tensión, porque los policías no les permitían el paso.

“Están reprimiéndonos, están aventándonos, nos están aventando gas eso es lo que estamos obteniendo de este gobierno de la cuarta deformación. Responsabilizamos al gobierno de los enfrentamientos que se están dando”, dijo una de las manifestantes en el templete.

Los colectivos feministas exigían que la jefa de gobierno capitalino, Claudia Sheinbaum, y el presidente Andrés Manuel López Obrador intervinieran para que les permitieran pasar. Al lugar llegó Arturo Medina, subsecretario de Gobierno de la Ciudad de México.

Para ese momento el número de uniformados, mujeres y hombres, era mayor al de las manifestantes que estaban encapsuladas. Los colectivos feministas denunciaron que había alrededor de tres policías por cada manifestante.

Datos del gobierno capitalino indicaron que participaron 900 monitoras de Diálogo y Convivencia, integrantes de las Brigadas de Paz de la SECGOB y mil 700 mujeres policías del Grupo Atenea de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC).

La Red Nacional de Defensoras de Derechos Humanos denunció que hubo uso excesivo de la fuerza de parte de las autoridades contra los colectivos feministas, al agredirlas y retenerlas para impedirles avanzar al Zócalo.

Pasadas las 7:00 de la noche, los policías permitieron a las manifestantes avanzar sobre Eje Central rumbo a Garibaldi. Para ese momento de la marcha algunas de las mujeres encapuchadas llevaban en sus manos escudos que le quitaron a los uniformados y mientras caminaban se sintió el ambiente festivo con la música de la batucada.

Aunque seguían rodeadas, las manifestantes rompieron los cristales de la parada del Metrobús Garibaldi y siguieron su paso de regreso hacia el metro Hidalgo, donde concluyó la marcha.

GOBIERNO DE CDMX JUSTIFICA ENCAPSULAMIENTO

El Gobierno de la Ciudad de México afirmó que garantizó la seguridad de las 600 asistentes a la manifestación al aplicar el Acuerdo para la actuación policial en la prevención de violencias y actos que transgreden el ejercicio de derechos durante la atención a manifestaciones y reuniones de la Ciudad de México.

“Luego de la aplicación de éste, como respuesta las encapuchadas detonaron artefactos explosivos y agredieron con martillos, bates, palos y otros artículos peligrosos a mujeres policías, vehículos, el edificio del Sindicato de Trabajadores del ISSSTE, entre otros establecimientos; razón por la que fueron encapsuladas en Avenida Juárez y Balderas por elementos del Grupo Atenea de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SCC)”.

CRITICAN EL KETTLING

La Iniciativa Mesoamericana de Mujeres Defensoras de Derechos Humanos criticó la estrategia de la policía utilizó extintores y gas lacrimógeno durante la protesta. “Las agresiones se dieron a pesar de que las manifestantes no buscaban confrontación”, indicó en un comunicado.

“Recordamos a las autoridades mexicanas que el método de encapsulamiento o ‘kettling’, representan tácticas represivas que pone en riesgo la integridad de las persona y vulnera su derecho a la libertad de reunión y expresión, su derecho a la protesta y al libre tránsito, además de ser una experiencia traumática para quienes se quedan atrapadas dentro”, indicó.

ACOMPAÑA LA CDHCM

La Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México (CDHCM) acompañó este día tres movilizaciones de diversas colectivas feministas en apoyo al aborto legal y gratuito en el país.

En diversos momentos, personal de este Organismo gestionó e intervino con las autoridades capitalinas a efecto de que se garantizara el ejercicio de la protesta social.

Sin embargo, “se observó en diversos momentos que se incumplieron aspectos de la normatividad y Protocolos de actuación en contextos de manifestaciones”, advirtió el organismo.

“En estos momentos nos encontramos documentado e investigando. Y paralelamente, estamos solicitando reuniones de trabajo con la Secretaría de Seguridad Ciudadana y Secretaría de Gobierno, ambas de la Ciudad de México, a fin de evitar que se vuelvan a presentar hechos como los que hoy se suscitaron”.

La Comisión tiene el reporte de 43 policías lesionados por golpes e intoxicados, así como de 13 mujeres manifestantes heridas y atendidas. No se tiene registro de desaparecidas ni detenidas.

MÍTIN EN SAN LÁZARO

Sin manifestantes, el colectivo feminista Rosas Rojas celebró un mitin en la entrada principal de la cámara de diputados para conmemorar el día global del aborto. El promedio de jóvenes en el lugar fue de veinte.

Acusaron que si no llegaron más asistentes, fue porque la policía les pidió llegar desde el centro histórico hasta este punto, toda vez que la marcha principal comenzó hace un par de horas en el monumento a la Revolución con la intención de llegar al Zócalo, pero la policía tras identificar algunas acciones de vandalismo, no lo permitió.

La entrada principal de la cámara de Diputados encuentra custodiada por un promedio del 30 mujeres policías; mientras que los accesos a la estación del metro Candelaria fueron cerrados.

En sus discursos las manifestantes exigieron a los legisladores federales  aprobar las iniciativas de ley que promuevan el aborto legal y seguro en los 32 estados del país.

La oficina del Gobierno de la Ciudad de México informó a su vez que con relación a la manifestación que ocurrió frente a la Cámara de Diputados, también hubo un dispositivo conformado por elementos femeninos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana para garantizar la libre expresión de las colectivas.

SSC NO RESPONDE AGRESIONES, AFIRMA

La SSC afirma que durante las marchas que se llevan acabo en la CDMX "elementos de seguridad no están respondiendo a las agresiones, lo único que solicitan es que se entregue el material que pueda causar daños para que prosigan pacíficamente su expresión". Debido a que en el Zócalo se encuentra instalado el campamento de Frenaa.

Asimismo la dependencia aclara que para no  "poner en riesgo a las mujeres que se niegan a entregar estos objetos ni a las personas que ejercen su derecho a la manifestación, a través de un plantón". Se les solicita a las manifestantes entregar "cualquier objeto que pueda representar un riesgo " durante la marcha. 

 

CON INFORMACIÓN DE ÉRIKA FLORES

(cmo/Sharira Abundez)